Río Gallegos

Dos jóvenes intentaron quitarse la vida

Ambos hechos ocurrieron en la jornada de ayer, e intervino el personal de la Comisaría Cuarta. Uno de los casos sucedió en calle Caseros, donde un hombre de 30 años se cortó una mano y subió al techo para que no lo asistieran. El segundo, fue en calle San Lorenzo, cuando joven de 24 años se encerró en el baño e intentó quitarse la vida.

Momento en que la policía logra contener el hombre de 30 años. (Foto gentileza Santa Cruz en el Mundo)
Momento en que la policía logra contener el hombre de 30 años. (Foto gentileza Santa Cruz en el Mundo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los policías de la Comisaría Cuarta, pasado el mediodía de ayer, debió intervenir junto al personal del Hospital Regional, en dos intentos de suicidios, ocurridos en cuestiones de minutos.

El personal de ellos ocurrió alrededor de las 13:00, donde la policía fue informada que había un joven sobre el techo de una casa ubicada sobre calle Caseros al 900, y además éste tendría un corte en la mano.

Los policías se dirigieron al lugar, donde vieron al hombre de unos 30 años, subido en el techo de la casa, por lo que comenzaron a dialogar con él para que bajara, pero este hizo caso omiso y procedió a saltar a otro techo y estuvo así hasta que bajó.

Ya en el lugar se encontraba una ambulancia, y cuando el hombre la vio, no quiso dejarse asistir por lo que los policías, lo calmaron y lo llevaron al Hospital Regional, donde lo asistieron.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción N°1, de donde se dispuso que una vez que el joven sea asistido se lo lleve al Centro de Salud Mental para que fuera evaluado y se determine si quedaba o no internado.

Mientras tanto, en la casa se hicieron presentes los peritos de la División Criminalística, quienes realizaron una inspección ocular y levantaron muestras de manchas rojizas que había en el lugar, además de secuestrar un bisturí, que sería el elemento con el cual se cortó.

Por último, se conoció que el hombre no quiso quedarse internado en el Centro de Salud Mental, por lo que le dieron un tratamiento ambulatorio.

 

Segundo caso 

Mientras el personal policial y de Criminalística se encontraba en realizando las pericias en la casa, fueron informados sobre otro hecho similar.

Esta vez el escenario fue una casa de calle San Lorenzo, en la primera cuadra, donde los policías fueron solicitados y hacia donde se dirigieron.

Allí dialogaron con una mujer, quien les dijo que su hijo había atentado contra su vida en el baño de la casa.

De acuerdo a lo que pudo conocer TiempoSur, la mujer les habría contado que su hijo fue a trabajar normalmente y cuando regresó tomaron mates juntos, y luego se fue al baño, cuando escuchó un estruendo, por lo que fue a verlo y lo encontró con una venda en el cuello.

Los policías llamaron a una ambulancia, cuyo médico asistió al joven y posteriormente lo trasladaron preventivamente al Hospital Regional.

Al igual que en el caso anterior, se dio aviso al Juzgado de Instrucción de donde se dispuso que, una vez recibida el alta, sea trasladado al Centro de Salud Mental. 

En ese caso, el joven decidió quedar internado para recibir la ayuda necesaria. 

COMENTÁ