Operativo Fortaleza Blanca

"Delivery" de cocaína en Río Gallegos: desbarataron una banda que vendía estupefacientes

Los procedimientos se iniciaron el viernes y finalizaron en la madrugada de ayer, donde se incautó cocaína, dinero en efectivo, armas de fuegos y réplicas, materiales para fraccionar la droga, entre otros. Además, fueron detenidos dos hombres y una mujer y otros dos sujetos fijaron domicilio.

Sustancia secuestrada en los allanamientos junto a otros elementos.
Sustancia secuestrada en los allanamientos junto a otros elementos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de finalizada una compleja investigación judicial llevada adelante durante el último tiempo, la División Narcocriminalidad de Río Gallegos realizó una serie de procedimientos antidrogas, en tres domicilios de esta ciudad.

Las tareas de investigación se iniciaron a los fines de determinar la posible infracción a la Ley 23.737, por parte de personas que se desempeñarían como choferes de transporte público.

A lo largo de la recolección de la información, se pudo establecer que la actividad llevada a cabo por estas personas era propia de la venta de estupefacientes mediante la modalidad “Delivery”.

Avanzando en las tareas, se logró evidenciar que dos choferes se desplazaban con frecuencia a un barrio ubicado en las adyacencias de la ciudad, donde abordaba una mujer mayor de edad, la cual en algunas oportunidades viajaba sola por distintos puntos de esta ciudad, registrando que referido móvil al parar tomaba contacto con ocasionales transeúntes con quienes hacía movimientos típico de pasamanos.

No obstante, la modalidad de comercialización llevada a cabo por estas personas se vio sustituida y se logró constatar que la venta se perpetraba en la vivienda del barrio “Los Lolos”, hasta altas horas de la madrugada, donde llegaban personas a pie, rodados de distintas marcas, destacando además la afluencia de vehículos de transporte público, siendo este tipo de movimientos de manera constante y atípicos para un barrio alejado del centro urbano.

 

Allanamientos

Ante lo expuesto, los investigadores solicitaron al juez Federal local, Dr. Claudio Marcelo Vázquez, una serie de medidas judiciales a fin de dar con más pruebas que afianzaran las conclusiones investigativas.

Para realizar los procedimientos los investigadores contaron con la colaboración de la División Fuerzas Especiales, la División de Investigaciones R.G., la División Trata de Personas, División Canes, División Comisaría Segunda, División Comisaría Tercera, División Gabinete Criminalístico, División Patrulla Urbana, Asistente Social dependiente del Departamento de Investigación del Delito Organizado Zona Sur.

Ya con todo el personal organizado, los policías en horas de la noche del viernes, bajo la coordinación del Director General de Investigación y el Jefe de Departamento de Investigación del Delito Organizado Zona Sur, se realizaron los tres allanamientos, los cuales tuvieron lugar en los domicilios particulares ubicados en calles José Chebell Neil, Gregorio T. Rodríguez y en barrio Los Lolos calle Sotomayor Quilca de esta ciudad, como también se requisaron dos rodados y sobre 10 personas mayores de edad.

Asimismo, en el lugar se contó con la presencia del secretario Penal del Juzgado interviniente, Dr. Carlos Alberto Cerezoli.

 

Resultados

Una vez concluidos los procedimientos se obtuvieron resultados altamente positivos, procediendo al secuestro en el primer domicilio de una balanza de precisión; recortes de nylon; anotaciones con datos de interés y una pequeña cantidad de Clorhidrato de Cocaína.

Por su parte en la vivienda de Gregorio T. Rodríguez se procedió al secuestro de teléfonos celulares, equipos informáticos y de almacenamiento de datos; en el último domicilio se logró incautar una cantidad importante de Clorhidrato de Cocaína de máxima pureza, elementos de corte, que llevaría a presumir que pudieron haber correspondido a una cantidad mayor a las 1.000 dosis, cuyo valor comercial de la sustancia incautada podría ser superior a los en $6.000.000.

Es importante hacer constar que del trabajo de inteligencia realizado, se logra establecer el modus operandi que utilizaba esta banda organizada, para ocultar la sustancia de los diferentes dispositivos que utilizan actualmente las fuerzas de seguridad para detectar este tipo de sustancia, hallándose las mismas en el interior de baterías recargables de 9 amperes, recubiertas con pequeñas placas de plomo, selladas de tal manera que su apariencia a la simple vista y contacto no daban indicios de irregularidades, esta forma de guardar la sustancia permitía su traslado, al ser casi imposible poder ser detectado por canes o scanner; de igual manera se incautó dos armas de fuego tipo pistola de calibre 9mm y 11.25 respectivamente, una réplica de arma de fuego (pistola de gas comprimido); municiones de diferentes calibres; una importante suma de dinero en efectivo mayor a los $200.000, un drone con correspondientes accesorios; dos balanzas de precisión, teléfonos celulares, notebooks, material para fraccionamiento de sustancia y una máquina contadora de billetes.

Finalmente se menciona que a consecuencia de la presente investigación quedaron implicados dentro de la misma y a disposición de la Justicia Federal, dos hombres mayores de edad y una mujer también mayor de edad, quienes en la fecha fueron detenidos en carácter de incomunicados y alojados en las instalaciones de la delegación de la Policía Federal y de la Unidad Penitenciaria Federal N°15. A su vez dos sujetos fijaron domicilio a disposición de la mencionada sede judicial.

 

COMENTÁ