Violencia

Condenado en Caleta Olivia y ahora en Entre Ríos

El imputado fue acusado de cuatro hechos cometidos en contra de su expareja y la familia de esta.

Los amenazó con un machete.
Los amenazó con un machete.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El violento sujeto fue condenado por hechos contra su pareja y familia. Ya contaba con una sentencia anterior. En uno de los hechos blandió un machete y amenazó a su pareja y a su cuñado. Además, amedrentó a los efectivos que lo detuvieron.

El vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones, José María Chemez, resolvió condenar a un hombre a la pena de tres años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo por dos hechos de los cuatro que se le imputaron y fueron cometidos en contra de su expareja y el grupo familiar de esta. La pena es comprensiva de una anterior de nueve meses de prisión de efectivo cumplimiento, dictada por la Cámara en lo Criminal de la Segunda Circunscripción Judicial, de la provincia de Santa Cruz.

El imputado fue acusado de cuatro hechos cometidos en contra de su expareja y la familia de esta.

Fue condenado por dos y absuelto por los dos restantes. En el adelanto de sentencia, el juez precisó que halló al imputado “autor material y responsable de los delitos de Lesiones leves calificadas, Coacción agravada por el uso de arma y Atentado a la autoridad agravado por el uso de arma (primer hecho), y Lesiones leves calificadas (segundo hecho), todos en concurso real, y lo absolvió “de culpa y cargo de los delitos de Daño (tercer hecho) y Coacciones (cuarto hecho)”.

Chemez dispuso la prórroga de la prisión preventiva del imputado en la Unidad Penal Nº1 hasta que la sentencia adquiera firmeza, quedando a disposición conjunta con la Cámara en lo Criminal de Caleta Olivia.

El último y más virulento hecho de una cadena de situaciones de violencia de género, ocurrió el 5 de junio de 2020, cuando detuvieron al sujeto.

Ese día, aproximadamente a las 18:20, en el domicilio sito en el barrio Papa Francisco, cortada Los Misioneros y Jorge Newbery de Paraná, que compartía con su expareja, el imputado, “previo insultar y advertir a su ex pareja ‘que vaya para la casa si no quería tener problemas’, y en oportunidad que esta, justamente para evitar una agresión mayor por parte del imputado, se fuera corriendo hacia la casa de su hermano que queda frente a la suya”, el hombre “la siguió también corriendo y la empujó haciéndola caer, provocándole con dicho accionar equimosis en mano derecha, región palmar; para luego, una vez en el suelo, intentar patearla, lo que fue impedido ante el pedido desesperado del hijo en común de once años, pudiendo ésta ingresar al domicilio de su hermano, quedando a resguardo”.

Según el relato de los hechos formulados en la imputación, el acusado se fue, pero regresó “minutos más tarde y, previo volver a insultar a su expareja, le advirtió que vuelva a la casa y luego, comenzó a arrojar piedras al domicilio del hermano de la mujer, a quien a su vez le manifestaba que lo iba a matar a él y a su esposa de tres machetazos, por lo que todos debieron encerrarse en la vivienda”. Luego, el imputado “tomó un machete de 40 centímetros de largo y frente al domicilio, en la calle, blandiendo el mismo con su mano, amenazaba que los mataría a todos”.

Cuando los funcionarios policiales llegaron al lugar, aproximadamente la hora 21:20 del 5 de junio de 2020, el imputado ingresó a su domicilio “desde el cual blandiendo el arma blanca continuaba advirtiendo que los mataría a todos y que prendería fuego la casa, que nadie ingrese a sacarlo pues si lo hacían los lesionaría con el machete, advertencia dirigida tanto al personal policial como a los vecinos, a su ex pareja y su hermano; por todo lo cual se procede a la detención del mismo por parte del personal policial de la Comisaría Décimotercera y su traslado a la Alcaidía de Tribunales”.

 

Golpes y amenazas

El segundo hecho ocurrió “durante el mes de mayo de 2020, sin saber la fecha con exactitud, siendo aproximadamente las 2 de la madrugada, el imputado, previo decirle que era una ‘puta’ que andaba por ahí, le propinó un golpe con su mano en el oído derecho a su pareja conviviente, lesionándola, y provocándole un dolor que continúa casi treinta días después”.

El siguiente consistió en que “durante la convivencia, que se reanudó en noviembre de 2019, y duró hasta la detención del imputado el 5 de junio de 2020, el acusado, arrojándolo contra una pared, dañó el celular Samsung propiedad de sus dos hijos menores”.

El último consistió en que “durante la convivencia, el acusado advertía tanto a sus hijos menores como a su pareja que no lo denunciaran ni dijeran nada de lo que ocurría porque los mataría”. (Fuente: El Día Online)

COMENTÁ