Sorpresivo

Cavó un túnel para robar un banco, se derrumbó, quedó atrapado y lo ayudaron los bomberos

Sucedió muy cerca del Vaticano. Por la profundidad del túnel, las autoridades tardaron más de ocho horas en poder sacarlo.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En el Vaticano ocurrió un hecho insólito. Un grupo de ladrones se había propuesto robar un banco y para hacerlo optaron por arrancar cavando un túnel. Debido a que calcularon mal la forma en que debían completar el desafío así como las proporciones del mismo, éste se terminó derrumbando encima de uno de los delincuentes.

Sus otros compañeros tuvieron que llamar a las autoridades para que puedan socorrerlo y rescatarlo. Por la profundidad del mismo, los bomberos tardaron más de ocho horas en llegar hasta el sujeto y sacarlo de allí. El pozo comenzaba adentro de un comercio abandonado y terminaría por debajo de la bodega del banco en cuestión.

El local había sido alquilado hace poco y los vecinos jamás sospecharon que se estaba construyendo un túnel adentro del mismo. De hecho, cuando se conoció la noticia varios hablaron con la prensa local y demostraron que jamás sospecharon nada. “Todos pensábamos que estaban renovándolo”, contó una mujer. La policía terminó arrestado a cuatro personas.

Los ladrones, dentro de sus planes, tenían la idea de atacar el banco esta semana. Debido a que en Italia el lunes 15 de agosto es feriado, la ciudad del Vaticano está de lo más poblada. Muchos de los habitantes de los pueblos contiguos se acercan para poder conectar con su espiritualidad. En consecuencia, la policía está más ocupada viendo el desenvolvimiento del tránsito que de los actos de delincuencia.

 

Temas
COMENTÁ