El dueño fue trasladado al hospital

Bomberos sofocaron incendio en el barrio El Faro

El siniestro tuvo lugar en la inmediación de la calle Dr. Luis Pampliega de la Ciudad de Río Gallegos. Las actuaciones estuvieron a cargo del personal de la Comisaría Sexta y bomberos.

Móvil de bomberos
Móvil de bomberos
COMPARTÍ ESTA NOTA

El jueves durante el transcurso de la noche alrededor de las 22:30, se produjo un incendio en la Ciudad de Río Gallegos.

El mismo se protagonizó en un departamento ubicado en la inmediación de Dr. Luis Pampliega al 3000 del barrio El Faro.

En el lugar del siniestro fue solicitada la presencia del personal de la División Comisaría Sexta.

Cabe aclarar que el aviso a las autoridades fue realizado por los propietarios de la casa quienes indicaron que se había desatado un incendio.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía constataron la veracidad de los hechos.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policíacas, se dio rápido aviso al personal de bomberos.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, el personal bomberil procedió a apaciguar las llamas que se estaban generando.

Transcurridos varios minutos de arduo trabajo, los bomberos lograron controlar la situación en su totalidad.

Sin embargo y pese al rápido accionar por las autoridades el inmueble sufrió importantes daños materiales.

Por otra parte, los efectivos de policía solicitaron la presencia de un móvil sanitario, ya que el hombre de la casa había ingresado a la misma para retirar algunas pertenencias.

Los profesionales médicos se encargaron de revisar al sujeto y determinaron su traslado hasta el Hospital Regional de Río Gallegos.

En la guardia fue sometido a varios estudios donde el mismo inhaló monóxido de carbono.

 

Seguidamente, las autoridades procedieron a realizar las pericias de rigor correspondientes al caso.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular en cada rincón del domicilio.

Por último, se supo que el foco ígneo se originó por una cortina que tomó contacto con una estufa que derivó luego en una contingencia eléctrica.

COMENTÁ