Asunción

Zuliani: “Debemos trabajar entre todos para sanear las cajas”

El Ministro de Gobierno se refirió ayer al debate por una nueva la Ley de Coparticipación y el aporte de los municipios a las cajas. En tanto, comentó los logros de la Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos desde su creación a la fecha.

Jura de Zuliani como ministro.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El flamante ministro de Gobierno Leandro Zuliani, informó que ya mantuvo charlas informales con los Intendentes camino a la nueva ley de reparto.

“La ley es una ley importante y troncal para discutir”, destacó ante la consulta de TiempoSur, ya que “debemos trabajar entre todos para sanear las cajas”.

El nuevo Ministro comentó –además- que trabajó con su antecesor, Fernando Basanta, en las charlas con los intendentes.

 

“Hace cuatro años encontramos una provincia con 8.500 millones de pesos de déficit y logramos con el tiempo equilibrar las cuentas públicas de la provincia”, marcó.

“Los municipios están todos bien conducidos y creo que todos podemos salir de este desequilibrio que tienen algunos de ellos, no todos, porque la nueva Ley de Coparticipación va a ayudar además a solventar el déficit de la Caja de Servicios Sociales y la Caja de Previsión”, expresó.

 

Su trabajo en la ASIP– En cuanto a su pasada gestión en la ASIP (Agencia Santacruceña de Ingresos Públicos), mencionó que originalmente arrancó siendo una Secretaría de Estado, pero que fue una decisión de la Gobernadora “la creación de la Agencia entendiendo con atino que teníamos que generar políticas públicas de recaudación tributaria dada la falta de recursos que tenía la provincia”, recordó.

A la fecha, sostuvo que se llegó a una recaudación de 1.300 millones de pesos mensuales. “Pusimos en valor y modernizamos la Agencia, tenemos un sistema de gestión tributaria y un módulo de municipios que ayudará al aumento en la recaudación de los municipios, y hemos discutido el convenio sectorial dentro de los trabajadores de la Agencia”.

En tanto, remarcó que el “balance es positivo” en la Agencia, pero “no sólo por los números fríos, que ayudaron a sanear parte del déficit, sino también porque me llevo un abrazo muy bueno de los trabajadores de la Agencia”.