La Mesa Chica

Y un día Roberto se fue...

.

El Municipio de Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Pepe Sánchez. 

…Y llegó Pablo, y a medida que todo avanza no dejo de pensar, no era tan difícil, y de verdad lo digo, solo con ver a los empleados municipales trabajando en casi todas las áreas, limpiando, arreglando y con alegría, sí con alegría, se ve que tantos años de desidia no son fáciles para nadie, uno no puede dejar de entusiasmarse con el futuro de la Ciudad, y la verdad también del País, solo ver que en la mayoría de los ministerios hay profesionales de cada materia, y ver cómo fueron recibidos en sus oficinas los nuevos funcionarios, da esperanza, yo no termino de saber si es porque los otros eran muy malos, y cualquier bondi los deja bien a los empleados, o realmente los que vienen son muy respetados, yo creo que en la mayoría de los casos hay un mix, muchos de los que se fueron eran muy malos y muchos de los que llegan, llegan con muchos pergaminos, eso sí, los pingos se ven en la cancha decían por ahí. Alberto maneja su auto, va a dar clases a la facultad, en principio tendremos un Presidente que no será recordado como domador de reposteras, ahora veremos cómo será recordado dentro de unos años, algo así también nos pasa en Río Gallegos, Roberto Giubetich será recordado como uno de los peores intendentes de la historia de la Ciudad, y eso que pasaron Cantín, Aburto, pero como Roberto, ninguno. Ahora veremos qué hace Grasso, por lo pronto está como el conejo de Duracell, no para, va de acá para allá. Quien te dice y algunos remolones se contagian y tenemos una mejor Ciudad.

Tal vez sea la época del año y me agarra entre melancólico y esperanzado, vio que en cada brindis siempre le metemos mucha onda y buenos deseos, será por eso que me generan esta energía los nuevos gobiernos, los nuevos funcionarios, bueno, todos, todos no, algunos no solo no me generan esperanza sino que ya sé el final de la película, no quiero ser como el amigo que te “espoilea” el final, pero algunos tienen menos chances de éxito que Chano corriendo en el Turismo Carretera, mejor no doy pistas, porque después se enojan.

En estas épocas de fin de año, después de tantos años de pasarla mal, ahora que hay cambios de Gobierno, esperemos que se apuren y entiendan que hay gente que pasa hambre, que hay gente que fue empujada por la pobreza, que se perdió gran parte del poder adquisitivo, que el ajuste y el esfuerzo lo hicieron los empleados públicos, que apenas llegan a fin de mes, los que llegan. Esperemos que recuerden que fueron ellos los que le pusieron el hombro para que Santa Cruz, acomode su economía, es hora que ellos puedan tener una Navidad diferente, con una sonrisa de esperanza, que valió la pena el esfuerzo, que valió la pena. Espero que en los próximos meses no me defrauden, y mi esperanza de cambio se transforme en una realidad, y que el próximo año estemos brindando porque de a poco vamos recuperando la felicidad, que podamos comenzar a soñar en progresar. Y un día Roberto se fue, y llegó Pablo, y un día Mauricio se fue y llegó Alberto, y un día Alicia…ganó y se quedó.


COMENTARIOS