La siguen peleando

Vecinos del barrio El Faro siguen sin cloacas e inundados

Integrantes de la Junta Vecinal del Barrio “El Faro” siguen buscando soluciones a la falta de cloacas y las inundaciones. Ahora pidieron ayuda a empresas de la zona y ayer lograron reunirse con el intendente Grasso, quien recibió las inquietudes.

El barrio El Faro sigue en medio del agua.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El invierno parece haber llegado para quedarse por varios meses en Río Gallegos y cuando eso sucede uno de los barrios más afectados es “El Faro” porque está en una zona inundable, sin cloacas y con terrenos arcillosos, con napas de agua alta.

Ese combo genera una pesadilla para los vecinos que ven cómo las calles se inundan, los pozos se colapsan y su salud peligra al punto que el año pasado fuera declarada la “emergencia sanitaria en la zona”.

Es por eso que la junta vecinal reactivó los pedidos de ayuda al Municipio y empresas locales.

El presidente de la junta vecinal, que por estas horas termina su mandato, es Mauricio Reyes, quien realizó declaraciones y dijo que “El Faro” es un barrio proyectado a ser bastante lindo, pero que tienen “una problemática con varias causas”, ya que no tienen asfalto y hay calles como la Maradona, Francisco Ramírez, Godoy Cruz o Peñaloza, que son las arterias principales y están destruidas, aunque no peor que las calles internas.

“A nosotros nos preocupa bastante como vecinos porque esas arterias son las de acceso para una ambulancia o un camión de bomberos y la policía cuando pasa algo, por lo que estamos en una situación complicada y gestionando para que el Municipio pueda arreglar esas calles”, indicó.

Luego agregó que en la semana terminaron de repartir notas a las diferentes empresas que están en el barrio para que los puedan ayudar con este tema también.

Sin embargo, afirmó que no es la primera vez que intentan esto y que en años anteriores las empresas no accedieron a colaborar, pero que no pierden las esperanzas de lograrlo en esta ocasión.

 

LAS CLOACAS

También habló de la promesa incumplida de la anterior gestión municipal para la instalación de cloacas en el barrio.

Sobre eso, Reyes dijo que “el tema de las inundaciones es un problema más complejo del que se cree” y recordó que el año pasado presentaron un proyecto en el Consejo Deliberante, sin mucho apoyo, además de haberse reunido con gente de la UNPA que se especializa en tema de inundaciones.
“Acá en el barrio nosotros necesitamos, a futuro, un proyecto como el de la Cuenca Sarmiento, para que ustedes se imaginen lo complejo que es la situación y básicamente porque no se respetaron las ordenanzas municipales que dicen que en las zonas inundables no se deben permitir para la venta, pero acá se vendieron terrenos donde no se puede habilitar y nosotros estamos cerca de la ría, donde el suelo es muy arcilloso y el drenaje es muy complejo”, indicó.

Además, sostuvo que es por eso mismo que intentan trabajar en conjunto con el Municipio para encaminar una solución a eso.

En cuanto a las cloacas, dijo que todo lo que se haga debe ser con una estación de bombeo que impulse el líquido y que eso hace que la obra sea más costosa, porque son bombas importadas.


LOS TERRENOS
Respecto de los terrenos que entregó Giubetich antes de retirarse de la intendencia, contó que hoy todavía no tienen respuestas formalizadas sobre lo que pasó con ellos y que de los 20 terrenos, algunos tenían todo en regla como para que el mismo se les entregue y que a otros se les quitó, pero no tenemos detalles.


LA REUNIÓN

Claro que la historia de la lucha de los vecinos del barrio no descansa y ayer, cerca del mediodía, lograron reunirse con el intendente Pablo Grasso, en un encuentro del que participó también el diputado por el Pueblo de Río Gallegos, Eloy Echazú.

En la oportunidad, fueron diversos los temas sobre los cuales conversaron, aunque los vecinos plantearon las demandas más apremiantes del sector ubicado en el oeste de nuestra ciudad, y cuyas calles principales son Francisco Ramírez, Rosario Vera Peñaloza, Esteban Maradona e incluso la jurisdicción alcanza parte de la Avenida Almirante Brown.

Concluido el encuentro, el presidente de la junta vecinal, Mauricio Reyes, dijo que fue una reunión “muy positiva” porque “hace tiempo que teníamos ganas de juntarnos con el Intendente para hablar de varias problemáticas que tenemos, algunas más urgentes que otras, pero sobre todo lo que más nos apremia es el tema de lo intransitable que están algunas calles que son la puerta de entrada para una ambulancia o un camión de bomberos”, contó Reyes.

El dirigente añadió que en la charla “también hablamos de varios proyectos que tenemos en carpeta y queremos concretar en el barrio, así que la idea es trabajar en forma conjunta y este año poder avanzar en algo de todo esto”, señaló Reyes, quien destacó que “se abrió una puerta importante hoy, así que esperamos tener más reuniones incluso con directores de otras áreas también para avanzar en todas nuestras necesidades”, concluyó.