Santa Cruz

Usuarios de cannabis medicinal en constante riesgo

Marcelo vive en El Calafate y gracias al cannabis medicinal encontró alivio para su esposa y sus tres hijos, tratados por fibromatosis. Ante una situación particular que terminó con el secuestro de las plantas que utiliza para la producción del aceite, pidió a diputados y autoridades provinciales avanzar en la creación del registro provincial de usuarios. “Hoy el procedimiento habla del secuestro de las plantas, pero destruyeron la producción de varias familias”, contó.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En las últimas horas, la red de asociaciones pro cannabis medicinal manifestaron su preocupación ante la situación que le tocó pasar a Marcelo Arias, vecino de la ciudad de El Calafate, usuario de Cannabis Medicinal e integrante de la APROCAM Calafate, red de asociaciones que impulsa la correcta implementación de la normativa vigente.

El pasado día sábado, la vivienda de la familia Arias fue parte de un proceso de allanamiento policial por un hecho ajeno al de autocultivo, aunque al momento de la actuación se procedió al secuestro de las plantas, tal cual lo establece la normativa vigente, esto a pesar a la legalización en el país del autocultivo de cannabis terapéutico. Es que en Santa Cruz aún no tenemos vigente el registro de usuarios de esta alternativa medicinal, motivo por el cual también las asociaciones de la provincia comenzarán a insistir nuevamente con los avances. Vale la pena mencionar que a finales de 2020, la diputada Karina Nieto presentó un proyecto de ley en busca de la creación del registro de usuarios y cultivadores.

Repaso

El 12 de noviembre del 2020 fue publicada en el Boletín Oficial la nueva reglamentación que legaliza el autocultivo controlado de cannabis medicinal, además de permitir la venta de aceites, cremas y otros derivados en farmacias autorizadas.

Entre otros aspectos que se destacan de esta regulación, la ley incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren en el Programa Nacional de Cannabis (Reprocann), del Ministerio de Salud. 

Según la norma “los y las pacientes podrán inscribirse para obtener la autorización de cultivo para sí, a través de un o una familiar, una tercera persona o una organización civil autorizada por la Autoridad de Aplicación. Podrá inscribirse en el Reprocann quien cuente con indicación médica y haya suscripto el consentimiento informado correspondiente”.

Si bien hoy la provincia tiene más de 1500 usuarios que practican la ley, la creación del registro debe ser tarea del Estado, pero en Santa Cruz no hay avances.

Dos pasos atrás

También en el mes de noviembre, a los pocos días del anuncio del Decreto 883/2020 por parte del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, los hilos comenzaron a moverse en la provincia. En diálogo con Tiempo FM, la diputada de Río Turbio, Karina Nieto (FdT), celebraba la reglamentación anunciada por el Gobierno nacional. “Nosotros estamos adheridos a través de nuestra Ley Provincial N°3552, por lo cual no hace falta ninguna adhesión extra, solo articular todo lo que sea necesario para poder ponerla en práctica”, explicaba al fundamentar la presentación del proyecto de ley que busca la creación del registro de usuarios y cultivadores.

Según comentaron en esta ocasión a TiempoSur desde APROCAM, una de las asociaciones que nuclea a varios de los espacios que integran la red, si bien se ha dado el encuentro con algunos diputados y han participado de la comisión de salud, lo cierto es que desde el mes de noviembre que no hay contacto alguno, algo que preocupa a los usuarios dado algunas situaciones que se han dado en los últimos meses. “Necesitamos que se reglamente el registro que establece la ley nacional para estar protegidos”, dijo a TiempoSur Analía Hinding de APROCAM.

 

Secuestraron el tratamiento de muchas familias

Tal como comentamos, la preocupación despierta nuevamente a raíz de lo sucedido en la vivienda de la familia Arias en El Calafate, familia usuaria y productora solidaria. Marcelo, dueño del hogar allanado, contó a TiempoSur que hace algunos años y luego de diversos tratamientos comenzaron a “experimentar” con cannabis medicinal en el tratamiento de la fibromatosis que padece su esposa y sus tres hijos, encontrando una solución para los dolores. Como familia usuaria acudieron en más de una ocasión a la asistencia de Sonia Rojas, usuaria, referente de Calafate Verde y cultivadora solidaria, quien proveyó de aceite para los tratamientos. Con el tiempo los Arias comenzaron a introducirse en el autocultivo y, al igual que Sonia, se transformaron en familias solidarias. El propio Marcelo hace hincapié en que “muchas personas son adultas y no pueden cultivar, entonces de esta manera estamos ayudando. Con el secuestro de ayer, se secuestró la medicina de muchas familias”.

También en diálogo con TiempoSur, Sonia, referente de Calafate Verde, lamentó la situación y explicó: “Desde noviembre nosotros somos legales y no podemos ejercer nuestra legalidad porque en la provincia aún no se implementa el registro de usuarios”.

“Hemos hablado con los diputados, con todos los concejales, y no podemos avanzar”, lamentó y detalló: “Somos 50 familias las usuarias en la ciudad y vivimos con miedo a estas cosas porque se termina con el trabajo de muchos meses y la producción de medicina para varias familias”. “Yo tengo plantas en mi casa, soy paciente oncológica. No quiero vivir una situación así. Hay que avanzar en la implementación de la ley”, señaló.        


COMENTARIOS