Cuenca Austral

Unos 400 son los trabajadores que están en su casa y organizan turnos en yacimientos

Se trata de los operarios que podrían ser encuadrados por las empresas como personal suspendido por fuerza mayor (artículo 223 de la LCT). El Sindicato de la Cuenca Austral, al igual que Petroleros Privados, aún no firmó ningún acuerdo. Cómo se realizan los turnos.

En la Cuenca Austral hay supremacía de operarios de producción que de exploración.
COMPARTÍ ESTA NOTA

A última hora del viernes, el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, conducido por Guillermo Pereyra, envió para su ratificación al Ministerio de Trabajo, la firma del acta acuerdo con las cámaras CEPH (Exploración y Producción de Hidrocarburos) y CEOPE (Empresas de Operaciones Especiales).

De esa forma, Pereyra, que había sido el primero con intenciones de firmar un acuerdo con las cámaras, plasmó la reducción de los salarios del personal que no está cumpliendo tareas efectivamente en yacimiento, suscripto –además- por el sindicato petrolero de base de Chubut, y los Jerárquicos de Salta y Jujuy, de la Patagonia y de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Como informáramos ayer, el acuerdo consiste en encuadrar al trabajador petrolero que no está yendo a prestar servicio a los yacimientos entre el 1° de abril y el 31 de mayo de este año, en el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, es decir, en situación de suspensión por fuerza mayor.

Esto supone que los empleadores se comprometen a abonar a dichos trabajadores una asignación mensual de carácter no remunerativo que, junto con una vianda, representa aproximadamente el 60% del sueldo que cobran trabajando en yacimiento, es decir, una quita de alrededor del 40%.

 

A cuántos involucra y cómo trabajan- Hasta ayer los dos gremios de base de Santa Cruz (Petroleros Privados y Cuenca Austral), como el gremio de Petroleros Privados de Tierra del Fuego, no convalidaron el acuerdo. La Federación del Petróleo tampoco avaló esta quita sobre los salarios, a la espera de un acuerdo de mejores condiciones con las cámaras empresariales.

Según pudo saber TiempoSur, en caso de firmar un acuerdo de estas características, en la Cuenca Austral involucraría a poco más de 400 operarios de un total de 1100, quienes actualmente no cumplen tareas en yacimientos, ya que por la pandemia del COVID-19, los mismos están funcionando con menos personal que el habitual.

En nuestra región, los yacimientos son preponderantemente gasíferos y en menos grado de petróleo crudo. En la actualidad, desempeñando sus tareas en yacimiento son alrededor de 700, realizando turnos de 16x16 o 18x28 y algunos yendo y viniendo todos los días a los yacimientos más cerca de Río Gallegos.

El gremio de la Cuenca Austral acordó con las operadoras este tipo de sistema de trabajo, para que en los yacimientos no haya contagios de Coronavirus. En el caso de los que hacen turnos, mientras un grupo de trabajo está haciendo la cuarentena en su casa, el otro grupo trabaja.

 

Más producción que perforación- Un dato a tener en cuenta de la zona sur de la provincia, es que ya de por sí había pocos operarios en su casa, porque de hecho hay pocos equipos de perforación y terminación workover en el campo (la mayoría son de producción). A contraposición de –por ejemplo- lo que ha ocurrido en zonas como Vaca Muerta, donde había mucho personal de estas características que, al paralizarse la actividad, debieron enviarlos a su casa.

Por lo que, la mayor preocupación para la Cuenca Austral, es precisamente que no se caiga la producción durante el invierno. Esto es porque en la actualidad, YOF (por poner un ejemplo), está vendiendo un 15% de lo que lo hacía cuando el país funcionaba normalmente. En el caso del gas ocurre lo mismo, ya que hay menos consumo porque la industria está parada. Una de ellas es Aluar, que paralizó un 50% su producción generando una caída en la demanda de gas en la Patagonia porque lo hacía del gasoducto San Martín (Ver recuadro aparte).  


COMENTARIOS