Día Internacional de la Mujer

Una jornada de reflexión en un contexto donde sigue latente el "odio hacia el sexo femenino"

Hoy, domingo 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha que hasta hace pocos años estaba reducida a un agasajo, pero que más recientemente se resignificó para convertirse en un día de reflexión y de lucha feminista.

Día Internacional de la Mujer
COMPARTÍ ESTA NOTA

En esta ciudad capital, al igual que en distintos puntos de todo el país, se realizarán diferentes actividades para generar conciencia sobre las problemáticas que afectan a las mujeres de todas las edades. Hay quienes entienden que este día representa, de alguna manera, la jornada en la que recordamos –además- la lucha de las mujeres por los alcanzar en igual de condiciones y de género, los derechos civiles, políticos y laborales. También que, al día de hoy, en pleno 2020, esto aún sigue siendo una pelea dada, porque las disparidades, básicamente, aún siguen existiendo.

Pero, al igual que en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, jornadas como las de hoy son una oportunidad para poner en agenda los casos de violencia de género o doméstica, de violencia en el noviazgo, de abuso sexual, etc. al que son sometidas, todos los días del año, millones de mujeres de todo el mundo. Es importante reafirmar, en cada oportunidad, que la violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos. La violencia, si no acaba con la vida de las víctimas, impacta en ella con consecuencias físicas, sexuales y psicológicas que en muchos casos son imposibles de superar.

La fecha llega precedida por noticias desgarradoras sobre los femicidios en el país en lo que va de este mes de marzo: Cada 12 horas muere una mujer en la Argentina ,  70% de ellas en manos de sus parejas o exparejas. La violencia de género -en todas sus formas- es una problemática latente y Santa Cruz no es una isla. En las últimas semanas, el juez Oldemar Villa, quien investiga el crimen del niño de 4 años y la violación de su madre ocurridos en Puerto Deseado, afirmó ante los medios de prensa que en la agresión hubo “evidentemente un importante componente de sexismo" y "odio hacia el sexo femenino". De hecho, el magistrado caratuló la causa como "tentativa de femicidio", además de los cargos por "homicidio, rapto y abuso sexual con acceso carnal". Otro caso reciente es el de la reconocida Dra. Zulma Malvar  (63 años), ocurrido el pasado 18 de julio en Puerto San Julián. El asesinato, que ocurrió en la vivienda ubicada en pasaje Laborde al 1700, es aún todo un misterio.

      Es fundamental que, desde todos los sectores, comenzando por la primera célula social que es la familia, pasando por las instituciones, se trabaje sobre la construcción de la identidad masculina; una mirada en contraposición a la cultura del “macho”, que elimine el estereotipo del violento que somete al sexo opuesto. Está probado que la reeducación de la violencia machista es posible, pero también la crianza de niños que ya vengan desprendidos de esos modelos patriarcales, evitará males a futuro. Por eso hoy, más que un día de agasajo es una jornada de reflexión, pero también de lucha.