Río Gallegos

Un joven fue aprehendido por resistencia y amenazas a la autoridad

El hecho ocurrió en horas de la mañana en las inmediaciones de la Avenida Chiclana y Almirante Brown. En el lugar trabajó personal de la Comisaría Sexta. El muchacho recuperó su libertad tras fijar domicilio.  

Foto ilustrativa
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el transcurso de la mañana del día de ayer alrededor de las 11:30, se produjo una aprehensión en la Ciudad de Río Gallegos.

La misma se protagonizó en las inmediaciones de la  Avenida Chiclana y Almirante Brown en virtud de existir una colisión.

En el lugar fue solicitada la presencia del personal policial de la División Comisaría Sexta.

Cabe mencionar que el aviso a las autoridades fue realizado por el personal de la División del Comando Radioeléctrico quienes manifestaron que había ocurrido una colisión.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía observaron que no había nada.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades de la División Comisaría Sexta, al llegar a las inmediaciones observaron un vehículo marca Volkswagen Gol color negro.

En el mismo se encontraba un hombre junto a una mujer ambos de aproximadamente 22 años de edad.

Asimismo, se pudo saber que las autoridades al consultarle al joven sobre los pormenores del caso, el sujeto se enojó e incitó a pelear con el personal policial.

Ante esto, los oficiales de policía solicitaron la presencia de un móvil de la División de Tránsito Municipal.

Una vez arribados los agentes de tránsito procedieron a realizar el control de la documentación del rodado, pero el individuo seguía con su actitud violenta, no dejando llevar a cabo la labor correspondiente.

Transcurridos algunos minutos se hizo presente el padre del muchacho quien solicitó junto a los oficiales que desistiera de su conducta violenta.

El joven en cuestión volvió a hacer caso omiso de las directivas del personal policial e intentó agredir con un golpe de puño a los mismos.

Continuamente a esto los efectivos de policía procedieron a reducir y aprehender al joven para resguardar su integridad física.

Posteriormente a esto el joven fue trasladado hasta la dependencia para la realización de los exámenes médicos.

Una vez cumplidos los plazos legales el muchacho recuperó su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia.

Por último, las autoridades municipales quisieron hacer el test de alcoholemia al joven el cual se negó, por lo que se determinó el secuestro de la unidad y traslado hasta al galpón.


COMENTARIOS