Policía

Un bombero fue cesanteado por secuestrar, golpear y amenazar a un hombre

La disposición fue dada a conocer en el Boletín Oficial emitido el pasado 29 de enero. El policía es un cabo que prestaba servicios en la Unidad Sexta de Pico Truncado, luego de salir de prisión por violar una orden de restricción, “detuvo” junto a otras dos personas, a un sujeto por el delito de hurto, a quien metió a su auto y tras golpearlo lo dejaron en la Comisaría Primera.

Extracto del Boletín Oficial donde se dispone la cesantía del bombero.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se conoció que un bombero de policía fue cesanteado por delito grave dentro de la fuerza policial.

El Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie, cuya cesantía fue instruida en la División Cuartel Sexta Bomberos debido a las actuaciones que se iniciaron a raíz del parte informativo remitido por la División Comisaría Primera de Pico Truncado, informando el inicio de las actuaciones caratuladas “DIVISIÓN COMISARÍA PICO TRUNCADO S/INVESTIGA PRIVACIÓN ILEGÍTIMA DE LA LIBERTAD, LESIONES Y AMENAZAS” elevado al Juzgado de Instrucción N°1, encontrándose involucrado el Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie, debido a las lesiones de gravedad que habría presentado un ciudadano luego de ser trasladado por el cabo de policía por una presunta sustracción de una bicicleta, el Oficial Inspector que atiende el tema le informa al Jefe de la División Cuartel 6º de la localidad de Pico Truncado que desde el 21 de mayo del año 2019 el Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie, se halla detenido a disposición del Juzgado de Instrucción N°1 de esa localidad.

Cabe señalar que, por las pruebas colectadas por el Instructor Sumarial, concluye que los presentes hechos se encuadren en falta grave, teniendo en cuenta el tiempo que el cabo forma parte de esta repartición, en los cuales no puede desconocer las reglamentaciones y procedimientos vigentes y más aun no comprender la ilegitimidad de un hecho el cual está tipificado en el Código Penal Argentino, como el de privación ilegítima de la libertad y lesiones no pudiéndose comprobar las amenazas a raíz de la presentación de los citados en esta investigación. Con eso el Cabo de Policía demuestra una actitud incorrecta a su investidura. Por lo que es de opinión del instructor sumarial, salvo el criterio de la Superioridad Policial, que la conducta del Cabo de Policía Franco

Alejandro Mackenzie investigada en los presentes actuados debe ser encuadrada como falta de carácter grave, tomándose para ello como única medida sancionatoria, la expulsión de esta Institución Policial solicitándose la cesantía.

Además, la solicitud de cesantía expresa que es evidente que el acusado, se ha excedido en su accionar, al trasladar al ciudadano en su vehículo particular, por la supuesta sospecha de ser autor de un delito (hurto de la bicicleta) sin observar las normas vigentes. No puede permitirse que un efectivo policial actúe por las vías de los hechos cuando resulta ser el damnificado por la conducta antisocial de algún ciudadano ni mucho menos que atente contra su integridad física ni su libertad. El accionar del Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie, resulta totalmente contrario a lo que espera de un buen funcionario policial, ya que debió solicitar la intervención de la dependencia policial que se encuentra investigando el delito de hurto del rodadoy no actuar en forma directa, tal como ha sucedido excediéndose en su carácter de funcionario policial y agrediendo al ciudadano al momento de ingresar a la dependencia. De acuerdo a todo lo expuesto, se encuentra debidamente probada la responsabilidad administrativa de Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie encuadrando su accionar en una falta de carácter grave.

Por ello y atento a los dictámenes emitidos por la Dirección General de Coordinación de Asuntos Legales y Despacho de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio de Gobierno, el Vicepresidente de la Honorable Cámara de Diputados, decreta:

Declárase cesante, a partir del día de la fecha, al Cabo de Policía Franco Alejandro Mackenzie, en virtud de lo expuesto en los considerandos del presente y por su transgresión al Artículo 9° agravado por el Artículo 41º Inciso 2) del Decreto Nº2091/72, por aplicación de los Artículos 10º, 34º y 35º del R.R.D.P., en concordancia con lo establecido en el Artículo 47º Inciso d) y 62º Inciso a) de la Ley 746.

 

El hecho por el que quedó cesante

El 18 de mayo de 2019 fue de terror para el Cabo Bombero Franco Mackencie, afectado a la Unidad 6º de Pico Truncado, quien durante el día sábado 18 último estuvo detenido por el delito de “Desobediencia” por violar una orden de restricción en su contra.

Ya durante el domingo 19, él junto a dos personas más, de apellidos Ali y Torres, civiles, a uno de los cuales le habrían robado una bicicleta, por lo que los tres se dieron a la tarea de “cazar” al supuesto caco a quien ya tenían identificado.

Después de recorrer varios lugares donde se podría encontrar lo logran interceptar, lo secuestran e introducen en el auto en el que se movilizaban, una vez adentro lo someten a una dura golpiza entre los tres.

Después de esto se dirigen a la Seccional Primera donde lo entregan en esas condiciones. Los efectivos ponen en conocimiento al Dr. Cimini Hernández de la situación que estaba aconteciendo quien dispuso la inmediata detención del Bombero Franco Mackencie, Ali y Torres.

Además, ordenó que a la víctima se le constaten lesiones por un facultativo del Hospital y quede en libertad sin imputación alguna.