Coronavirus

Turismo y segunda ola

Por qué no afecta la restricción de vuelos internacionales a El Calafate. Los vuelos que faltaron y las divisas que se perdieron desde el inicio de la cuarentena. Las empresas que si no reciben ayuda estatal, no podrán abrir en la próxima temporada. La oportunidad perdida durante el mejor año en cuanto paridad cambiaria.

Glaciar Perito Moreno.
Glaciar Perito Moreno.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La inminente llegada de la segunda ola y su afectación al turismo es una pregunta obvia luego del 2020.

Pero El Calafate subsistió sin turismo extranjero por lo cual la no llegada de visitantes de otros países no moverá la aguja de una temporada para el olvido.

Oscar Souto, secretario de Turismo de la Villa Turística, espera una mínima recuperación del sector en Semana Santa.

-TS: Ante la inminencia de la segunda ola, ¿hay pedidos para que no afecte el turismo  lo queda de la temporada?

Oscar Souto: Desde la Semana Santa la temporada cae considerablemente y como no tenemos ninguna esperanza de tener turismo del exterior los primeros meses de este año, la verdad que no nos cambia demasiado la ecuación. Lo que esperamos es tener gente de Argentina, viajando en el otoño y en el invierno a El Calafate. Del exterior hasta que esto no pase y todo indica que no sería antes de septiembre, no esperamos nada.

 

-¿Esperan buena respuesta del descuento de 20% que lanzó el Gobierno provincial para los santacruceños del 2 al 5 de abril? (En hotelería, gastronomía y excursiones con descuentos)

Sí, sirven por supuesto. Estoy convencido de que sí. Lamentablemente más que tres vuelos de Aerolíneas y dos de Jet Smart... si hubieran más vuelos, habría más posibilidades de recibir más gente, el tema es que con la tarifa que hay, con vuelos que tienen poca disponibilidad, se hace más difícil. Ahora los costos se acomodaron bastante y hay una diferencia muy importante con lo que había la semana pasada publicado.

 

 -¿Qué balance se hace de enero, febrero y la mayor parte de marzo?

El balance es que podría haber sido mejor de haber tenido mayor cantidad de vuelos. Lamentablemente, por la razón que fuere, no los tuvimos y los vuelos vinieron llenos los dos meses que usted menciona. Pero ya está, ya pasó eso. Esperemos mantener la misma cantidad para el otoño para ver si podemos recuperar parte de lo perdido.

-A un año de la declaración del ASPO, en donde el turismo fue lo más afectado, ¿qué análisis hace?

Cuando se cierra el Parque Nacional, fue el 17 de marzo y la localidad tenía cerca de 4.400 turistas y por delante teníamos un otoño-invierno muy prometedor porque había muchos grupos de españoles viniendo   

en invierno y coreanos había también una parte muy importante para esas fechas, sumado a lo que pudiera sumarse que oscila en 20% en cuanto a las camas que quedan abiertas. Después fue la hecatombe que en septiembre-octubre no pudieron abrir y recién se empezaron a recibir pasajeros del 1 de abril en adelante. Los vuelos de diciembre no movieron demasiado, porque fueron uno o dos vuelos por semana y

lo absorbió gente que tenía previsto  viajar por temas de salud y por trámites.

 

-Con todo lo que se sabe ahora, luego de un año en cuarentena, Usted ¿entiende que no debería existir un retorno a Fase 1?

No sabemos cómo será la segunda ola. Los sanitaristas que asesoran al Presidente no hablan de la misma situación, hablan de que podría haber cuarentena pero no de todo el país y no tan prolongadas como la del año pasado. Así que me parece que es un capítulo nuevo el que se avecina y que habrá que ir viviéndolo y adaptarse a él, en la medida que vaya transcurriendo. No es la misma película, puede ser mejor o peor, pero no es la misma.

-Estima que un cierre total por mucho tiempo no habría economía ni Pymes que la pueda soportar nuevamente.

Es correcto, y de hecho no sé cuántas de ellas (Pymes) están en condiciones de terminar la temporada que viene. Los que trabajaron con turismo nacional, algo movieron...20 o 30%, salvaron los gastos

o por lo menos no cayeron en la nada absoluta. Los que trabajaron con turismo internacional exclusivamente, cero facturación. Perdieron el último tramo de la temporada pasada, perdieron un otoño- invierno prometedor y esa gente si está comprometida, que sin ayuda del Estado municipal, provincial y nacional, no van a llegar a la temporada que viene.

 

- Y los que quedan, ¿podrán soportar un año como el anterior?

Cada empresa es un mundo. No estoy dentro de las empresas, no puedo afirmar eso, pero es de suponer que una temporada y media perdida, es más de lo que pueden soportar las empresas. Por eso, si no hay ayudas prontas y efectivas, muchas empresas no podrán abrir la temporada que viene.

 

-Desde el incido de la cuarentena y hasta ahora, ¿cómo analiza el trabajo en cuanto a la gestión de turismo de Santa Cruz? (Teniendo en cuenta los reclamos que hicieron público)

Todos hicieron lo mejor que pudieron. En esta circunstancia toda ayuda es poca, pero tampoco hay gobierno en el mundo que se pueda hacer cargo de todas las empresas de un sector. Lo que espero es que el Ministerio de Turismo, de Deporte y Nación, como el Ministerio de la Producción de Santa Cruz, hagan el mayor esfuerzo posible para que no se pierdan los puestos de trabajo, para que las empresas se mantengan en pie y esa mano de obra tan calificada y que tanto costó formar, no caiga en un saco roto...no se pierda.

Imagino que todos hicieron lo que creían correcto, aunque podemos no compartir que es lo correcto en esta circunstancia tan particular que le tocó vivir al mundo. La fórmula evidentemente nadie la tiene porque el mundo sigue dando tumbos con esto.

 

-Existen datos y/o análisis para saber cuánto se perdieron en divisas en El Calafate?

No, imposible saberlo porque ni siquiera la paridad del dólar era la misma en la temporada esta que pasó que en la anterior. La verdad, tampoco quiero saberlo... es muchísimo porque no se olvide que el mercado internacional que paga en dólares y se perdió en el mejor año en cuanto a paridad cambiaria. El turismo argentino está en peso y son dos mercados totalmente distintos.

COMENTÁ