Posturas

Tres diputados del Frente opinaron que hay “presos políticos” y no “detenciones arbitrarias”

Los tres legisladores del Frente de Todos coincidieron con los dichos de la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, que fue contradicha por el Jefe de Gabinete y el Canciller.

Diputados Paradis, Todo y Garrido.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 13 de enero, el Presidente consideró que en la Argentina no hay “presos políticos” sino “detenidos arbitrarios”.

Lo hizo en una reunión mantenida con organismos de Derechos Humanos, que incluyó a las Abuelas de Plaza de Mayo.

Ese día, aunque incluso desde antes de su asunción, el tema de los ex funcionarios  presos del kirchnerismo comenzó generar distintas opiniones en el oficialismo nacional.

Ayer el canciller Felipe Solá respaldó estos dichos que fueron replicados por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Sucede que en el medio la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, había desestimado las declaraciones de Cafiero y señaló que “en América Latina hubo y sigue habiendo presos políticos”, como publicó Infobae. En Santa Cruz, Liliana Toro (Caleta Olivia), José Luis Garrido (Río Gallegos)

y Leonardo Aníbal Paradis (Puerto Santa Cruz) opinan como la Ministra.

 

-TS:¿Hay presos políticos o detenciones arbitrarias?

Liliana Toro: Son presos políticos, aunque algunos no, como López (ex Secretario de Obras Públicas de la Nación) que tiene motivos. De Vido fue un preso político. Milagro Sala es una presa política. Además no sólo eso, sino que destruyeron todo lo que ella construyó.

Leonardo Paradis: Sí, tal cual, hay presos políticos. Y es porque hubo una persecución desde el 2015 al 2019 hacia todo el gobierno justicialista. Esto está demostrado a las claras: Que trataron de impedir además lo que tenía que ver con la producción y economía de Santa Cruz con recortes, achiques y todo especialmente apuntado a la provincia. Fue una persecución también hacia la provincia.

José Luis Garrido: Creo que hubo las dos cosas. Con las detenciones arbitrarias creo que hubo un abuso con respecto a las prisiones preventivas, que es un debate judicial que se viene dando y no de ahora, sino estos cuatro últimos años que pasaron y también casos por fuera de la política. También hay presos políticos. Pienso que la grieta llevó a que la política que implementó el macrismo se profundizara mediante proceso u operaciones arbitrarias hacia la oposición política que terminaron desencadenando en detenciones.

 

-El Gobierno nacional dijo que no se inmiscuirá en el Poder Judicial. ¿Está bien o cree que algo debería hacer?

LT: Hay que repastar los poderes. Eso lo sostengo, que cada poder debe ser independiente, pero lo que no comparto es lo que hizo el gobierno anterior, porque sino no tendríamos república, sino una monarquía.

LP: Sí, está bien. Uno debe confiar en la Justicia. Yo no confío con lo que pasó durante 2015 y 2019. Con la persecución permanente contra autoridades nacionales y provinciales que no eran de Cambiemos. Creo que no hace falta redundar mucho en el tema porque está todo visto y sólo basta con leer un poco los propios medios de la oposición que hoy por hoy marcan esas contradicciones.

JLG: Hay que confiar en la Justicia pero así como la gente visualiza nuevas oportunidades en los espacios políticos y exige otro grado de responsabilidad después de la crisis económica, también ese debate de renovación se debe dar en la Justicia. Porque en la Justicia se agrava  ya que los jueces, por lo general, transitan una larga carrera y no se promueve la renovación de ideas en el Poder Judicial.

 

QUÉ DIJO ALBERTO, SOLÁ, CAFIERO Y GOMÉZ ALCORTA

Alberto Fernández: “Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad pero los detienen porque son opositores”.

Felipe Solá: “Hay casos de encarcelamiento que no se justifican jurídicamente y que están ligados a figuras que tienen relieve político. Eso no quiere decir que haya presos políticos”. “Preso político es tomar a un opositor y meterlo preso para que no hable y sacarlo del juego”. “Hay gente presa que podría estar en su casa y que no lo está por su relevancia” y que muchas veces la “Justicia se siente influenciada” para tomar determinadas decisiones.

Santiago Cafiero: “Antes de que Alberto (Fernández) sea presidente, habíamos planteado que la categoría de presos políticos no cabía en la Argentina, sino que lo que existía eran detenciones arbitrarias y había una lógica de persecución y de lawfare funcionando en el país”.

“La Justicia no puede perseguir opositores ni ser totalmente parcial con respecto a los colores o las preferencias políticas, sino que tiene que ser independiente para encontrar equilibrio entre los poderes”,

“Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa”. “En América Latina hubo y sigue habiendo presos políticos”.

Elizabeth Gómez Alcorta: “A veces hacemos eje en cuestiones semánticas e intentamos poner diferentes posiciones, pero cuando vos tenés a una persona a la que se le hace un proceso judicial con la única finalidad de detenerlo por cuestiones políticas, eso es un preso político”.

 

 


COMENTARIOS