Incautación

Tres detenidos en Punta Arenas con 154 plantas de marihuana y 300 gramos de cocaína

Las diligencias comenzaron por la denuncia de vecinos, quienes llamaron a Carabineros por el olor a marihuana que provenía de una casa. Las plantas fueron halladas en un sofisticado sistema de cultivo forrado de aluminio y con extractores de aire.

Las plantas de marihuana incautadas.
Las plantas de marihuana incautadas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Agolpados ante una cámara desde la comisaría, los detenidos Susana Navarro Salazar, Fernando Puchi Riquelme y Jonathan Bustamante Puchi escucharon la medida cautelar impuesta por el tribunal. Cumplirán prisión preventiva por tráfico de drogas y cultivo de cannabis sativa.

El trío fue detenido el martes por el OS-7 de Carabineros, tras incautárseles 154 plantas de cannabis y 360 gramos de cocaína.

Expelía a marihuana

En la calle José Roberts, ubicada en la Población Juan Williams, los vecinos sospechaban de una vivienda que expelía un fuerte olor a marihuana. Por ello, denunciaron a Carabineros para que fiscalizaran el lugar.

La policía llamó al fiscal especialista en drogas, Manuel Soto. Al conocer la denuncia, el persecutor instruyó que el OS-7 fuese a la vivienda con orden de investigar y recabar medios de prueba.

Alrededor de las 16 horas, la unidad llegó a la vivienda y fueron recibidos por los imputados Navarro Salazar y Puchi Riquelme. Voluntariamente, la mujer les dejó entrar a su domicilio para su registro.

En su interior, Carabineros encontró cuatro dependencias con 154 plantas de cannabis sativa. El sistema de cultivo era sofisticado: iluminado por luces de sodio, estaba forrado en aluminio para mantener la temperatura. Además, contaba con termómetros extractores de aire, transformadores de energía y reflectores.

Navarro Salazar le dijo al OS-7 que arrendaba otro domicilio en la calle Santos Mardones, a solo 200 metros de la calle José Roberts. Cuando los funcionarios llegaron, fueron recibidos por el tercer imputado, Puchi Riquelme.

Ese domicilio también fue registrado. Al interior de un closet, la policía encontró un bolso con 360 gramos de clorhidrato de cocaína. Además, incautaron una balanza digital y 21 mil pesos en efectivo.

Carabineros detuvo a los tres imputados, quienes fueron trasladados a la Primera Comisaría de Punta Arenas. Tras pasar la noche en los calabozos, el trío se conectó al juzgado de garantía para seguir la formalización en su contra.

Fiscal: “Su libertad resulta peligrosa”

Ayer, la fiscal Wendoline Acuña le comunicó a los detenidos que serían investigados por dos delitos: tráfico ilícito de drogas y plantación, cultivo y cosecha de cannabis sativa.

Además, la persecutora solicitó al tribunal que decretase la prisión preventiva mientras duren las indagatorias.

“Su libertad resulta ser peligrosa para la seguridad de la sociedad, considerando la gravedad de los delitos por los que se ha formalizado y el hecho de haber actuado en grupo o pandilla”, dijo.

Para el abogado defensor José Miguel Navarrete, la medida cautelar solicitada era excesiva, pues el tribunal tenía que considerar la colaboración de Navarro Salazar durante el procedimiento policial.

“Su declaración y actuación de permitir el ingreso voluntario (de Carabineros) al inmueble permitió la indagación que permite establecer los hechos de la formalización de cargo”, dijo.

El defensor dijo que el coimputado Puchi Riquelme se encontraba en la vivienda donde estaban las plantas de cannabis, pero no se podía acreditar que eran de él, porque era solo un arrendatario.

En cuanto a Bustamante Puchi, el abogado señaló que él sí vivía en el domicilio donde se incautó el clorhidrato de cocaína, pero no dormía en la pieza donde fue encontrada. Por ello, no se le podía inculpar.

Los argumentos del abogado Navarrete fueron desestimados por el juez Franco Reyes, quien se inclinó por la posición del Ministerio Público. “Este tribunal estima que existe un nivel de conocimiento respecto a la actividad desplegada por Navarro Salazar que ha sido conocida por los coimputados”, manifestó.

De este modo, el magistrado ordenó que el trío fuese ingresado al Complejo Penitenciario de Punta Arenas. Se estableció que la investigación dure tres meses.

 

Fuente El Pingüino. 

COMENTÁ