Río Gallegos

Transporte urbano de pasajeros sin distanciamiento social

Según exponen trabajadores de la empresa Maxia, en horarios de mayor demanda, se hace imposible el cumplimento del DISPO, sobre todo en la Línea “B” y Línea “C”, las cuales presentan el mayor tráfico de pasajeros. El Municipio pidió la disponibilidad de más unidades y realizó ayer el pago comprometido para sostener un servicio mínimo.

Gente esperando el colectivo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La flexibilización en la que se ha avanzado en nuestra provincia en el último mes, ha derivado, lógicamente, en una mayor circulación de personas en las calles de nuestra ciudad, ya sea por el regreso al trabajo de muchos rubros como así también la ampliación de atención en algunos de los organismos públicos. En este contexto, también el transporte urbano (colectivos) ha tenido una mayor de manda de pasajeros, aquellos que desde los barrios más alejados intentan acercarse al centro local, donde se concentra la gran mayoría de las actividades comerciales y públicas. Vale la pena recordar que durante el pasado mes de mayo la empresa Maxia SRL llevó adelante la suspensión de los recorridos por falta fondos para atender la infraestructura de costos del servicio, lo que derivó en una audiencia ante el juez de Primera Instancia, Francisco Marinkovic, quien determinó que las partes encuentren el camino para restablecer el servicio de pasajeros, el cual por acuerdo mutuo fue nada más y nada menos que la transición hacia la salida de la firma contratada por la anterior gestión de Roberto Giubetich. En ese momento el Municipio se comprometió al pago del sueldo de los trabajadores y la empresa a la prestación del servicio con 5 unidades.

Ahora bien, la flexibilización mencionada y la poca disponibilidad de unidades en las calles de la ciudad, ha generado preocupación en los pasajeros y los choferes de la empresa, ya que en horarios donde la demanda suele ser mayor “se hace imposible el cumplimiento del distanciamiento” ya que el exceso de pasajeros en las unidades es notorio. En este sentido, algunos de los trabajadores comentan que la situación se da con mayor frecuencia en los recorridos de la Línea “B” y Línea “C”, las cuales se encargan de la movilización de casi un 90% de las personas de la cuidad. “Estas dos líneas recorren los barrios más populares de la ciudad, por lo que por momentos tenemos todos los asientos ocupados e incluso va gente parada. En más de una ocasión dejamos gente abajo porque no podemos llenar el colectivo”, explicaron.

 

Según pudo conocer TiempoSur, el Municipio tendría la intención de solicitar un refuerzo de unidades, con el objetivo de llevar a 10 el total en las calles, pedido que según pudo confirmar el propio gerente local, Mario García, “aun hoy no ha llegado”, justamente en diálogo con TiempoSur en el día de ayer.

Si bien el gerente local pudo confirmar la preocupación por el incumplimiento del distanciamiento preventivo y obligatorio, manifestó: “Ellos pueden pedir lo que quieran, pero lo cierto es que a nosotros ya no nos alcanza”, y confirmó el ingreso del pago por parte del Municipio, aunque explicó: “Este mes de sueldos tengo poco más de 6.300.000 pesos, con cargas y todo, pero ellos me dan 4.000.000 de pesos, lo que nos alcanza para pagar el neto no más, quedando afuera las cargas sociales, las retenciones de cuotas alimentarias el combustible. Cada vez nos hunden más, se genera una deuda tremenda, cada vez tengo más gasto, pero cada vez me pagan menos”, cerró.

Más allá de esto, TiempoSur, pudo conocer que solo se abonó el 50% del salario de los trabajadores.

Según relatan algunos trabajadores, en las últimas semanas, para cumplir con los recorridos, se ha acudido a la recaudación por recargas de tarjeta e incluso se ha tenido que sacar el combustible de las unidades estacionadas para ser utilizado en las unidades que están en recorridos. “No sabemos hasta cuándo va a durar esto así, es una vergüenza”, lamentan.

Al cierre de la edición impresa, desde TiempoSur intentamos comunicarnos con la secretaria de Gobierno, Celina Mansilla, con la intención de poder conocer cómo se resolverá la situación de incumplimiento del DISPO, sin éxito. 


COMENTARIOS