Con la fe intacta

Todas las fotos de la peregrinaron hacia la virgen de Güer Aike

Desde muy temprano en la madrugada de ayer los feligreses iniciaron su participación en la 39° Peregrinación por el Día de la Inmaculada Concepción de María. Una vez en Güer Aike participaron de las distintas ceremonias organizadas por la Diócesis de Río Gallegos. A pesar del clima las familias disfrutaron de una jornada de fe.

Se vivió la 39 peregrinación a la virgen de Güer Aike. (Fotos Juan Cruz Cattaneo).
Foto 1 de 63
COMPARTÍ ESTA NOTA

En esta fecha los católicos celebran el día de la virgen (también arman el arbolito de Navidad). Formalmente el Día de la Inmaculada Concepción de María fue declarado el 8 de diciembre de 1854 por el entonces Papa en ejercicio, Pío Nono, quien después de haber recibido peticiones de distintas universidades del mundo, se congregó en la Basílica de San Pedro, en Roma, y anunció que “la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe”. Con este espíritu, en nuestra ciudad hace 39 años que las cristiandades celebran la peregrinación a la virgen de Güer Aike que ubicada a 34 kilómetros de Río Gallegos, convoca a la participación multitudinaria de los vecinos, quienes se acercan caminando, en bicicleta y en vehículos, con el objetivo de cumplir las promesas realizadas o simplemente acompañar a María.   

Si bien como cada año muchos fieles partieron en horas de la madrugada, también fueron muchos los que acompañaron a la caravana oficial que partió desde Rotonda Bark a las 6 de la mañana, más allá de un clima que se anunciaba con lluvias permanentes. Cerca del mediodía arribaron a Güer Aike donde se celebraron y llevaron adelante diversas misas. A lo largo de la jornada, apostados sobre la ruta nacional N°3, efectivos de la Policía de Santa Cruz, personal de Protección Civil, la Cruz Roja y Vialidad Provincial asistieron a las personas con agua y frutas frescas. Del otro lado, sobre el carril oeste destinado al tránsito vehicular, los automovilistas se armaron de paciencia ante el fluido tráfico que se registró desde temprano en la mañana y fue organizado por Patrulla Urbana de la Policía Provincial en coordinación con Tránsito Municipal. 

Pese a que el clima no acompañó, escoltada por un amplio operativo de seguridad y cientos de feligreses que madrugaron este domingo, finalmente la imagen se hizo presente en Güer Aike. Mientras algunos subían las escaleras para visitar a la virgen, otros se quedaban al pie del cerro, donde a las 13:00 se llevó a cabo la tradicional misa central del día, sin lugar a dudas el momento de mayor participación.

En diálogo con TiempoSur, el Padre Sergio Latini, coordinador de la peregrinación a la virgen, expresó que “este es un día muy importante que en muchos lugares se festeja con distintos modos a fin de expresar la fe. Procesiones, primeras comuniones, grandes celebraciones, y acá tenemos esta peregrinación que es muy de la ciudad, donde realmente hoy ha habido mucha gente que ha caminado”. Vale la pena mencionar que aun pasadas las 18:00 eran muchas las personas que aun subían y bajaban del cerro. “Fue una jornada muy concurrida a pesar que por momentos nos acompañó la lluvia un poquito”, dijo. 

Este año el lema fue “Con María, Jesús se acercó y sigue caminando con nosotros”, el mismo elegido para la misa de los 500 años que se realizará el 1 de abril en Puerto San Julián. En este sentido, Latini manifestó que “realmente es lo que queremos, que Jesús nos siga acompañando y caminando con nosotros. Necesitamos, nosotros los cristianos, mostrar más a Jesús a través de los gestos y las acciones”.

Por otro lado, explicó que el compromiso diario “es un desafío en estos tiempos”, y continuó: “El Papa Francisco, cuando se enteró que nos preparábamos para estos 500 años, nos invitó a mirar alrededor, a mirar a aquellos que a veces están peor que nosotros y ver de qué manera podemos ayudar, entonces el gran desafío es no permanecer estáticos o inmóviles ante esta situación que sucede o pasa al lado nuestro”. 

Por último, manifestó: “Es muy fuerte, vamos hacia la peregrinación 40 el año que viene y estaría bueno que nos vayamos preparando ya desde ahora de un modo especial, que vayamos viviendo esta peregrinación que se viene”.

 

El Obispo desde Río Grande

El obispo Jorge García Cuerva vivió esta celebración desde la isla de Tierra del Fuego, puntualmente en la ciudad de Río Grande, desde donde tomó contacto con TiempoSur para contar que “fue impresionante la cantidad de gente que participó. Fue muy movilizante”.

En otro tramo de la comunicación se refirió al mensaje trasmitido y expresó: “Tiene que ver con que en María nosotros nos encontramos con una madre que nos conoce, que nos ama, que nos sostiene y hoy, por el evangelio, con una madre que se pregunta”, y explicó: “Nosotros también nos tenemos que animar a preguntar porque eso nos va a ser por un lado más humildes, pero también nos va a ser inconformistas y rebeldes, que está muy bien. Entonces, no nos cansemos de preguntar, eso va a significar la humildad de que no todo lo sabemos”.

Por otro lado, remarcó: “Lo otro que compartí fue lo que significa caminar. Caminar es ser pueblo peregrino, que vamos unos con otros, acompañándonos, sosteniéndonos con las dificultades propias de la caminata, que son las mismas dificultades que las de la vida”.