Automovilismo

Tienen luz verde

Este fin de semana debía de haber vuelto la actividad competitiva del automovilismo deportivo en nuestro país. Era el Turismo Carretera el elegido en primera instancia para salir de la cuarentena. A mediados de la última semana, y luego de los testeos que se les hicieron a los pilotos de dicha categoría, se volvió atrás sobre la idea original y se suspendió todo de nuevo. Ahora la cosa volvió a cambiar. En el último decreto, el Gobierno nacional aprobó el protocolo y autorizó la realización de las carreras. Resta, entonces, saber quién, cuándo y dónde.

El Veloster de Grasso está listo para volver a las pistas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Que vuelve. Que no. Que sí. Ese fue el camino de las noticias respecto de la actividad competitiva del automovilismo deportivo de nuestro país. En el medio, pasó algo así como un mes. Después de que el Gobierno nacional autorizara a los equipos de fútbol profesional a volver a los entrenamientos, los dirigentes de las distintas categorías del mundo motor nuestro, decidieron también fijar posición. O hacerlo ya oficialmente y ante las autoridades correspondientes. Fue así que se reunieron los dirigentes políticos y deportivos. Lo hicieron vía Zoom y de este encuentro surgió una supuesta habilitación para volver a encender los motores. Tal es así que unos días después, algunas categorías se animaron hasta a publicar su calendario de carreras desde este fin de agosto y hasta diciembre próximo. También se encargaron de despejar todas las dudas respecto a la manera en que se iban a definir todos los campeonatos. Hasta hubo pruebas del protocolo sanitario en diferentes autódromos de nuestro país. Todo con el éxito esperado.

El TC fue la categoría insignia. El que marcó la agenda en las tratativas y el que iba a convertirse en el primero en salir de la cuarentena. Tal es así que cumplió con todos los pasos previos. Hasta ya había testeado a sus pilotos. Lo hizo a comienzos de la semana pasada. Con los resultados de los testeos, y con la aparición de algunos casos positivos, el Gobierno nacional volvió atrás sobre sus dichos. Aquel permiso para el regreso de la actividad, entonces, quedó suspendido. Esto llevó a los dirigentes de la ACTC a tener que cancelar la fecha que estaba prevista correrse este fin de semana.

Este cambio de decisión, generó cierta incertidumbre. Y hasta el enojo de muchos de los protagonistas. De los propios del TC tanto como de los ajenos.     

El piloto Agustín Canapino fue uno de los que se manifestó vía redes sociales. Respecto de la cancelación de la fecha que iba a marcar el regreso del TC, el arrecifeño, dijo: “Fue un golpe durísimo. Teníamos todo listo para correr este fin de semana. Hay miles y miles de familias que viven del automovilismo. Se está haciendo muy cuesta arriba mantener a todos los trabajadores. Todos vivimos de las carreras. El nuestro es el segundo deporte en convocatoria a nivel nacional. Con todos los protocolos, como hacen en todo el mundo, necesitamos volver. Lo único que recibimos fue un parte de prensa en el que decía que no estaban dadas las condiciones. Yo puedo bancarme un año sin correr pero pienso en mis empleados y en no tener que cerrar el taller”.

La de Canapino fue una declaración mezclada de sensaciones. Tristeza, preocupación, dolor y algo de bronca.

Mucho más vehemente, evidenciando un enojo mayúsculo, estuvo Hugo Paoletti. El Presidente de la Asociación de Pilotos de Autos de Turismo, hizo un fuerte descargo en Twitter después de haberse conocido la noticia sobre la marcha atrás del Gobierno nacional. “Automovilismo deportivo, no. La Copa Libertadores, sí, y cuando los jugadores vuelven al país no hacen cuarentena. Un padre quiere despedir a su hija que está por morir en otra provincia, no. ¿Qué les pasa a las autoridades?”, criticó el capo de la APAT. Vale la pena recordar que el TN, categoría a la que Paoletti pertenece, también está sin actividad desde marzo pasado. Y esperando el visto bueno de las autoridades, sanitarias y deportivas, de nuestro país, para poder volver a las pistas.

La novela en torno a la reanudación de los campeonatos motores continuó este último viernes. Lo hizo con los anuncios que hiciera el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en torno a cómo iba a continuar el plan anti-Coronavirus. Si bien en el discurso del mandatario no se vio atendida la situación del automovilismo, sí pasó en el decreto que se publicó ayer en el Boletín Oficial. Según reza en los primeros artículos de éste, se aprobó entonces el protocolo y se le dio luz verde al automovilismo para reanudar sus actividades competitivas. A continuación, lo escrito:

ARTÍCULO 1°. Incorpórese al “Anexo de Protocolos autorizados por la autoridad sanitaria nacional” el documento denominado “COVID-19 Recomendaciones para el reinicio de las competencias automovilísticas”, que como anexo (IF-2020-56878357-APN-SSES#MS) forma parte integrante de la presente medida.

ARTÍCULO 2º. Exceptúese del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular en los términos establecidos en el artículo 10 del Decreto N°677/20 y en los de la presente decisión administrativa, a la práctica de competencias automovilísticas. 

Ahora, entonces, sí estarían dadas las condiciones para que vuelva a haber carreras en nuestro país. Será la ACTC la que deba reorganizar su calendario. No sería lo mismo para la APAT, y tal vez las demás categorías profesionales, que tenían previsto comenzar recién a mediados del mes próximo.

De todas maneras, y para las próximas horas, se espera la palabra oficial de los responsables de cada entidad que ayuden a divisar el futuro de sus competencias.

Lo del TN tiene una importancia mayor para los nuestros. Es que este año son cinco los pilotos de Santa Cruz que están compitiendo en dicha categoría. Dos, Gastón Grasso y Sebastián Gómez, lo están haciendo en la Clase 3 y tres, Gerónimo y Mateo Núñez y Thiago Martínez, en la 2.

Estos se encuentran preparándose y a la espera del llamado que los convoque nuevamente a la pista.


COMENTARIOS