Video

Tiene 6 años, superó un cáncer y el recibimiento de sus compañeros de escuela se volvió viral

El nene estuvo tres años en tratamiento por una leucemia linfoblástica y logró curarse. El momento en que se reencuentra con sus amigos del colegio es conmovedor.

Captura de video del momento en que el nene de 6 años regresa a su colegio y es ovacionado por grandes y chicos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un nene de seis años de Ohio, en Estados Unidos, fue recibido en su colegio con una gran ovación por parte de sus compañeros de clase y sus maestros al regresar después de haber superado un cáncer. El conmovedor momento quedó registrado en un video que rápidamente se viralizó.

John Oliver Zippay, sufrió una agresiva leucemia linfoblástica que le había obligado a estar en tratamiento y alejado en buena medida de las clases desde hacía tres años, hasta que los médicos que lo trataban le dieron el alta tras su última sesión de terapia. Desde ahora, salvo por las revisiones de control, ya no deberá volver al hospital.

Este valiente niño d Ohio #EEUU fue recibido con aplausos x su escuela después q sus compañeros se enteraron q había vencido el cancer. Con tan solo seis años d edad, John Oliver Zippay, batallo la leucemia x tres años. Su ultima quimioterapia fue dos dias después d la ????. pic.twitter.com/5O1rZDo7ai

— Juana Guaidó López (@Juanita_GL) January 11, 2020

En las imágenes que recorrieron la web se puede ver al pequeño cuando empieza a caminar por el pasillo de su escuela y ve como tanto alumnos como docentes armaron dos filas y, con una gran sonrisa, comenzaron a aplaudirlo cuando lo vieron llegar al lugar. Al final de ese camino lo esperaban sus padres, quienes lo acompañaron en todo el proceso y están muy felices de que su hijo finalmente haya podido superar esta enfermedad.

“Fue difícil para él, pero ahora está muy bien”, contó su papá en declaraciones al medio ABC. Al nene le diagnosticaron leucemia linfoblástica cuando tenía tres años. Estuvo internado 18 días en el hospital y después tuvo que realizar un tratamiento que le dejaba varios efectos secundarios, como dolores en sus piernas por los esteroides.

Si bien en ese proceso no podía realizar ningún ejercicio físico y tenía que cuidarse mucho, iba a la escuela igual y recibió las mejores calificaciones. “Uno quiere que su hijo crezca y se ensucie y juegue afuera y se divierta, y lo mantuvimos en una burbuja, así que estamos entusiasmados”, concluyó su mamá.