Peligroso

Tiene 12 años, se introdujo 31 bolas magnéticas en el pene y terminó en el hospital

El menor las tuvo en su cuerpo durante dos meses y medio unidas como un imán.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un nene de 12 años debió ser atendido en un hospital luego de que se introdujera 31 bolas magnéticas en el pene. Las mismas terminaron en su vejiga durante dos meses y medio unidas como un imán. El hecho ocurrió en China

El menor fue llevado de urgencia al centro de salud luego de presentar severos dolores abdominales. Una vez allí, le contó a sus padres lo que había hecho con las bolas magnéticas y argumentó que lo hizo porque “exploraba su cuerpo”.

Los médicos se mostraron sorprendidos por el extenso tiempo que tuvo estos objetos en su cuerpo sin que le dijera a nadie de lo sucedido. Wang Jun, el urólogo encargado de atender al chico dio más detalles del proceso para remover las bolas magnéticas.

El especialista relató en declaraciones al medio Daily Mail que fueron muy difíciles de sacar por sus propiedades magnéticas. Para lograr la tarea con éxito, los médicos llenaron la vejiga del niño con aire para poder tomar las bolas sin que se movieran y así no provocar una lesión aún peor. 

Asimismo, explicó qué ocurrió con las bolas: “Tienden a resbalar cuando intentan agarrarlos, o forman un gran grupo entre ellas. No nos pareció un problema gastrointestinal, así que lo dejamos a un lado y le preguntamos, al final nos contó todo”.El menor se encuentra fuera de peligro. 

Las bolas magnéticas son juguetes populares en China y este no es el primer caso que se registra de un accidente con ellas.