Ajedrez

Terminó séptimo y se mantuvo

El equipo de Santa Cruz participó una vez más del torneo organizado por el árbitro internacional Marcelo Hermida, a través de la plataforma lichess.org. Los capitaneados por Leandro Fernández, esta vez, terminaron séptimos en la Copa Manuel Belgrano. El elenco santacruceño volvió a tener ausencias importantes pero más allá de esto consiguió un buen resultado. 

Otra vez un Gran Maestro lideró al elenco provincial.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Dice, una frase común en el deporte, que lo difícil no es llegar sino mantenerse. Por trillada que resulta la misma, no es menos cierta y ejemplos, sobran.

Uno cercano es el caso del equipo de ajedrez virtual de Santa Cruz. Los capitaneados por Leandro Fernández comenzaron, casi en paralelo con la cuarentena por el Coronavirus, su participación en el torneo de los miércoles. Este, un evento que inició como promesa y que en poco tiempo se convirtió en realidad. Certamen que ya es todo un clásico, que se ganó un lugar en el calendario nacional del juego en línea y que está siendo el gran animador del momento. Atrás de la organización del mismo, se encuentra el árbitro internacional Marcelo Hermida.

Como es bien sabido, el juego se desarrolla a través de la plataforma lichess.org. Sitio que cobró mayor notoriedad en estos momentos de pandemia.

El certamen se divide en diferentes copas, cada una de estas divididas en también distintas categorías. En todos los casos, con la participación de importantes equipos de nuestro país. Y no sólo eso, sino que también a este torneo lo están jugando ajedrecistas titulados, tanto en Argentina como en el resto del mundo.

Sin dudas, a medida que la cuarentena se fue extendiendo, el certamen cobró más y más importancia. Haciendo del mismo un torneo interesante para los propios y también para los ajenos.

Santa Cruz llegó a la competencia con el certamen ya iniciado.

Después de unas semanas de adaptación, el representante provincial pareció tomarle la mano. Y más también. Así fue que logró una seguidilla importante de buenos resultados. Estos, llevaron a Santa Cruz a ascender a la categoría mayor y disputar en esta la Copa San Martín.

Ese camino de gloria fue acompañado por una actuación grupal sobresaliente. Fueron igual de buenas las performances individuales. Sobre todo de los jugadores invitados que se sumaron al equipo a partir de casi la mitad del campeonato. Ajedrecistas reconocidos internacionalmente y, por su puesto, portadores, además de un nombre, de un título. Como es el caso del Gran Maestro Robert Hungaski. Un estadounidense con estrecho vínculo con la provincia, en general, y la Asociación de Ajedrez Riogalleguense (ADAR), en particular. 

De la mano de los foráneos, entre los que también estaban algunos otros jugadores de España y de otros países del continente, el equipo de Santa Cruz no sólo jugó entre los grandes sino que lo hizo realmente bien. En su primera semana en la A, el elenco nuestro terminó tercero y manteniendo la categoría.

Para el siguiente torneo, Santa Cruz perdió a varios de sus mejores jugadores. Con los buenos del medio local, le costó un poco más. A tal punto que fue colista y perdió la categoría.

La vuelta a la B lo encontró otra vez con el equipo diezmado. Sin embargo, los que jugaron lo dieron todo. Y gracias a eso, entonces, obtuvieron su recompensa. Esta, la de seguir compitiendo en la Copa Manuel Belgrano. El pasado miércoles, la historia se repitió para los nuestros.

Santa Cruz volvió a presentar un equipo con mayoría de locales y sin varios de sus Grandes Maestros. Esto le volvió a costar el pelear arriba. Lo hizo, entonces, con los de abajo. Y, en ese sentido, bien. Tanto que volvió a conseguir mantenerse en la B. Esta vez, gracias a un séptimo puesto. La tabla final del último miércoles, quedó de la siguiente manera:

1° ONG Lasker Quilmes 221 pts.

(Buenos Aires)

2° Ajedrez Núñez 155 pts.

(CABA)

3° Círculo Chacabuco 153 pts.

(Buenos Aires)

4° Club Atawallpa 152 pts.

(Salta)

5° UNSE 146 pts.

(Santiago del Estero)

6° Parque Rivadavia 136 pts.

(CABA)

8° Santa Cruz 135 pts.

(Santa Cruz)

9° Club Ajedrez Pensado 134 pts.

(Córdoba)  

10° Vélez Sarsfield 113 pts.

(CABA)

El torneo se jugó bajo la modalidad arena, con un tiempo de reflexión de tres minutos y dos segundos extra por jugada. La definición fue por puntos. El certamen duró noventa minutos. Durante ese tiempo se disputaron 1074 partidas.

Además del título, que finalmente quedó en poder de ONG Lasker, había otras cosas en juego. Como por ejemplo, el ascenso a la A. Fue el elenco quilmeño uno de los dos que consiguió el salto de categoría. El otro que lo hizo fue Ajedrez Núñez.

La lucha por mantener la categoría también fue atrapante. Tanto que tuvo, hasta último momento, a tres equipos peleando por salvarse. Parque Rivadavia y Santa Cruz lo consiguieron, condenando entonces al descenso al Club Ajedrez Pensado. Junto con los cordobeses, perdieron la categoría los porteños de Vélez Sarsfield.

El objetivo de Santa Cruz está claro. Aunque no es nada sencillo de lograr.

Lo que quieren los capitaneados por Fernández es volver a la A para competir con los mejores equipos de nuestro país. Una vez ahí, la tarea se centrará en mantenerse. Más complicada aún esta. Pero, claro, no imposible.

 

Más datos

Casi veinte jugadores fueron los que estuvieron representándonos el último miércoles en este certamen. A saber: GM Sergio Macagno, Mario León, Ricardo Marginet, Adrián Freiría, Leandro Fernández, Jimmy Flores, Francisco Villamayor, Sebastián Bazzano, Marcos Tello, Juan Cruz Marginet, Matías Campeón, Mijhael Harasic y Fermín Ocampo (Río Gallegos); Federico Maldonado (Las Heras); Miguel Kuc (Caleta Olivia); Angie García (El Salvador); Pablo Rainieri (España); Adrián Randazzo (España) y Juan Antonio Villar (Perú).

Entre los nuestros, el mejor fue Sergio Macagno. El titulado Gran Maestro aportó 28 del total de los puntos conseguidos por Santa Cruz. Este, jugó once partidas. Ganó nueve y perdió las dos restantes.

Su actuación no sólo lo llevó a destacar en el equipo propio sino que también lo metió en el top ten de todo el torneo. No fue el único santacruceño en formar parte de la elite de jugadores del certamen. Quien también se metió en este selecto grupo fue Juan Antonio Villar. Noveno y décimo respectivamente.    

La continuidad para Santa Cruz, en este torneo, se dará la próxima semana.


COMENTARIOS