Río Gallegos

Taxistas: Reclamaron en aeropuerto, serán asistidos con bolsones y presentaron denuncia penal

Protestaron para poder realizar viajes para los recién llegados, previsto en el protocolo, y finalmente, serán incluidos. La ayuda que esperan del Gobierno provincial y una denuncia por asociación ilícita y defraudación contra los taxis truchos.

Los taxistas reclamaron en el aeropuerto. (Foto: Leandro Franco).
Los taxistas reclamaron en el aeropuerto. (Foto: Leandro Franco).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con la habilitación de los vuelos, la llegada de pasajeros que deben cumplir con el protocolo y son enviados en remisses (el móvil es una burbuja en el protocolo) para realizar la cuarentena, surgió el reclamo de los taxistas, que no fueron incluidos en un año que fue el peor para el sector.

Ayer por la tarde varias paradas de Río Gallegos se concentraron en el aeropuerto “Piloto Civil Norberto Fernández” porque esperaban la llegada de un vuelo, que fue postergado.

“Nosotros habíamos organizado una movilización para un lugar en el aeropuerto, como tuvimos toda la vida. La ley nos da la posibilidad de trabajar y traer pasajeros acá”, indicó a TiempoSur-Digital, Juan Ojeda, delegado de la Federación Nacional de Taxis.

“Nos tienen que garantizar el libre acceso”, remarcó.

Luego Ojeda contó a TiempoSur que en comunicación con el ministro de Trabajo, Teodoro Camino, éste le dijo que el subsecretario de Transporte, Rolando D’Avena, quien está por ahora a cargo del protocolo en el aeropuerto, sostuvo que no habrá “inconvenientes” para incluir a los taxis dentro del protocolo.

Ayer por la noche, con el vuelo que llegaría a la ciudad, los taxistas iban a presentarse en el aeropuerto.

El sector espera contar con asistencia ante la difícil situación de pandemia durante este año. Semanas atrás se reunieron con la Ministra de Desarrollo y hasta ahora “está encaminada” la asistencia con bolsones de alimentos, que alcanzará a los 280 móviles de la ciudad.

También esperan poder contar con una ayuda económica, la que desean sea efectiva antes de las fiestas de fin de año.

“No hablamos de cuánto sería la cifra de la ayuda económica, pero también pedimos una rebaja de impuestos, que en realidad le corresponde al Municipio, del cual no hemos recibido ayuda”, expuso Ojeda.

 

Denuncia penal

Pero otro reclamo fue llevado a la Justicia por parte de los taxistas. Se trata de los taxis truchos o “Uber” que realizan viajes a menor costo en la ciudad y que operan por WhatsApp, como lo publicó este medio años atrás en donde también se dieron a conocer los precios y los autos involucrados.

Este sistema de transporte ilegal tuvo su auge en los últimos años gracias a los bajos costos para trasladar personas desde cualquier punto de la ciudad, pero sobre todo, desde los barrios más alejados del ejido urbano.

Desde 2017 existe una ordenanza que multa a los conductores, aunque la falta de controles, provocó que los representantes de las paradas debieran realizar una denuncia penal.

Junto con la denuncia, se envió una nota al Intendente y se efectuó otra presentación ante el Juez de Faltas.

En los argumentos de la presentación realizada en la Fiscalía de Turno, se advierte que “son tres delitos –al menos- los que han cometido los denunciantes y aquellos que puedan surgir como autores, coautores y partícipes”. Éstos son Asociación Ilícita (Artículo 210 C.P); Defraudación a la Administración Pública (Artículo 174, Inc. 5. C.P) y Afectación a la normal prestación de una explotación comercial (Artículo 175, Inc. 6 C.P).

Además se expone la Ley 3640 aprobada en enero de 2019, que prohibió la instalación de UBER en Santa Cruz.

La denuncia apunta a un grupo de taxis truchos que “son parte esencial en la estructura piramidal que conforma la maniobra estafatoria y la asociación ilícita en perjuicio del comercio del transporte público y de los organismos de recaudación”.

Como prueba, presentaron en formato digital 17 audios de conversaciones mantenidas “entre una persona que tiene a cargo una agencia de choferes no autorizados y un nuevo chofer de su agencia”; 50 capturas de pantalla en las cuales se pueden observar fotos de autos que están prestando servicio en una agencia de choferes no autorizados; lista de precios de viajes a diferentes puntos de la ciudad; solicitud para unirse a un grupo denominado “Uber económico”; número de teléfono para solicitar un “Uber”, entre otros.

A esto, se añade una lista de testigos que pueden ser citados.

COMENTÁ