Río Gallegos

Taxistas golpeados por la pandemia esperan “que el Municipio colabore”

Fueron las declaraciones del presidente de la Asociación de Taxis de Río Gallegos, Luis Benítez.

Merma en la actividad durante la cuarentena.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En diálogo con TiempoSur denunció que el transporte ilegal está a la orden del día y precisan ayuda para la crisis económica que están atravesando.

Según cálculos de la asociación, desde el 13 de abril que el Municipio presentó la circular para todas las paradas de taxi de la capital de Santa Cruz, la actividad ha disminuido un 80% aproximadamente. La consigna de quedarse en casa que al mismo tiempo entiende a los trabajadores del volante como esenciales “nos ha golpeado una barbaridad”, explicó Benítez.

Desde la asociación resaltaron que hay taxistas que debieron suspender su actividad comercial y por lo tanto sus ingresos, debido a que se encuentran dentro de los grupos de riesgo y que la disminución de gente en las calles ha afectado tanto a propietarios como choferes.

“El Gobierno ha tomado medidas más que nada de control y emisión de permisos que hay que revisar. Nunca nos preguntaron si necesitamos algo, hemos tenido que afrontar esta situación solos”, explicó el representante de los taxistas.

Los trabajadores hoy ejercen su labor con menos viajes con barbijos, desinfectantes y separadores de cabina que buscan resguardar la seguridad sanitaria propia y de sus clientes.

“En cuanto a subir sólo a una persona, también lo hemos tenido que hablar porque hay personas, como las mayores que necesitan ir acompañadas y que salen por urgencias”, detalló Benítez identificando la actividad como esencial.

La inactividad tiene un efecto dominó y esperan que la pronta reactivación de los demás rubros surta efecto en su periodicidad de viajes. En un principio las puertas cerradas de los chapistas les jugó en contra y consideran que si los negocios de trabajos mecánicos siguieran sin trabajar, las consecuencias serían peores.

 

“Los taxis truchos están a la orden del día”

La Asociación de taxis de Río Gallegos denuncia que el transporte ilegal continúa trabajando. “Creo que no hay un control estricto sobre los vehículos que circulan, se puede ver en redes sociales. Los taxis truchos están a la orden del día”, denunció el taxista.

Luis explicó que no quiere pensar que existe una complicidad entre el Municipio y la competencia desleal que perjudica aún más a los trabajadores del volante. El golpe económico es doble si hay gente que no paga los impuestos necesarios para entrar en la categoría de taxi en el traslado de pasajeros. De hecho desde la asociación han identificado vehículos que publican permisos de circulación.

 

La colaboración del Municipio

“El área de Transporte nos ha puesto palos en la rueda”, lamentó Benítez. La restricción en cuanto a la cantidad de vehículos por parada es un ejemplo de esto para el Presidente de la asociación de taxis local. “Arrancamos con 4 autos en el cordón y después nos subimos a 8, pero hay paradas que tienen hasta 50”, comentó.

Desde su perspectiva, la distancia puede mantenerse sin acumular gente en las casillas y con los autos en las paradas y sus respectivos choferes tomando las medidas sanitarias. “Si no hay gente en la calle, no hay movimiento y sin movimiento no hay coches en la calle”, agregó. Luis considera que desde el sector laboral, le han puesto el hombro a la situación, exponiéndose a todo tipo de riesgos.

“Siempre hemos acatado las medidas necesarias para seguir con la actividad y el compañero taxista está viviendo una situación bravísima” resaltó, haciendo hincapié en los gastos que muchas veces no se consideran, como el sueldo de los operadores y las cuotas de la casilla.

 

La reactivación

La asociación de taxis de Río Gallegos sostiene que no ha recibido nada de nadie, ni diálogo, ni barbijos, ni alcohol en gel. Identifican la situación como complicadísima y que va a precisar una colaboración de todos los actores sociales.

“A principio de año le habíamos pedido al Intendente a través de una nota una reducción de precio de las patentes, ahora debería considerarse otra reducción de impuestos y esperamos que el Municipio colabore porque no estamos subsidiados por nadie”, concluyó Luis Benítez.