Costanera de Río Gallegos

Tanques de YPF: Historia de un traslado que quedó inconcluso por años

Se trata de una cuestión pedida por Provincia y reiterada por Nación. Más de cinco años de una iniciativa que sigue en veremos hasta el momento.

Foto archivo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los tanques de YPF ubicados en la costanera local ya forman parte del paisaje de Río Gallegos. Los paseos -que se daban antes del aislamiento social- incluían siempre este escenario en la ruta. Pero desde el Estado esperan que los tanques ya no estén en la parte urbana de la capital, sino que esperan hace más de cinco años que sean llevados a Punta Loyola. Es tal la presencia en el inconsciente colectivo de los tanques que hasta son usadas como referencia geográfica o hasta de nombre de barrios, pese a esto último ser errado.

El traslado fue anunciado en 2015 en el mes de julio, en la previa de lo que serían las elecciones primarias y luego las generales. La idea era que los mismos dejaran de estar sobre la calle Almirante Brown. En ese entonces la presidenta Cristina Fernández lo anunció "para que Santa Cruz no pueda quedarse sin combustible" a partir de la cesión de un predio que cedió la Agencia Administradora de Bienes del Estado (AABE). En ese entonces se estimaba que la obra necesitaba una inversión de 30 millones de dólares, generando cien empleos directos.

Si bien este año nuevamente se trató el tema y se puso en agenda por parte del Gobierno provincial y la empresa estatal, vale remarcar que la pandemia del Coronavirus y todo lo que ello implicó, frenó entre otras cosas, el traslado. Semanas atrás el tema volvió a la agenda en el marco de una serie de obras que habían anunciado desde el Gobierno nacional y el Municipio, aunque el traslado de los tanques quedó una vez más sin ser nombrado.

Una década atrás

Desde el año 2010 se viene tratando el tema del traslado de los tanques, e incluso antes. En ese año en la legislatura se trató un proyecto que recomendaba incluir el traslado en un acuerdo -que a futuro terminó llegando- con YPF. El mismo había sido presentado por Néstor Méndez, quien era legislador por el FVS. Apuntaba a dos objetivos: La cuestión de seguridad y la de almacenamiento de combustible para no sufrir sobresaltos ante eventuales problemas de abastecimiento.

“El combustible que venía a Calafate (la ciudad del legislador) venía por barco y después lo traían en camión hasta la villa turística” indicó, al tiempo que agregó que de esta manera con un reservorio de combustible, se verían beneficiados no sólo Río Gallegos sino todo el flanco sur de la provincia.

“Ante cualquier circunstancia, tanto del combustible líquido como las naftas o gasoil o el de las plantas de gas licuado, no pueden depender de ningún factor como un conflicto gremial o hasta un problema climático, nos quedamos sin reservas”, argumentó Méndez en ese entonces.

Retomando

Ya en febrero de este año, la Gobernadora junto a su gabinete mantuvieron una reunión con el presidente de YPF, Guillermo Nielsen. Si bien en agenda estuvieron temas generales inherentes a la empresa y sus servicios en la provincia, el traslado de los tanques no quedó afuera.

Respecto de los temas abordados Álvarez destacó que, desde la Provincia, se hicieron planteos en relación con Río Gallegos. “Expusimos la necesidad de retomar el proyecto de traslado de la planta de tanques que se encuentra en el centro de la ciudad, es importante para reparar ambientalmente y urbanizar la zona”, apuntó.


COMENTARIOS