Ciudad

Spotti: “La accesibilidad debería ser una política de estado, no las personas con discapacidad”

Declaró Hernán Spotti, presidente saliente del Consejo Municipal de la Discapacidad, ante la alarmante vulneración de derechos que sufren los ciudadanos en general y las personas con discapacidad en particular al intentar habitar Río Gallegos. Considera que debe ser un tema de interés en todas las agendas y denunció que no cuentan con la presencia de un intendente hace 8 años en las sesiones de COMUDI.

Mantenimiento de las veredas es una problemática que envuelve a frentistas y al municipio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El defensor de los derechos de las personas con discapacidad que convive con hipoacusia explicó a TiempoSur que la misión del Consejo es educar y acompañar las funciones para que la ciudad sea más amigable en todos los ámbitos. Expresó que los avances son pocos pero necesarios y que “esto en lugar de achicarnos nos potencia, tenemos mucho por hacer”. Luego de dos años de presidencia, espera la asunción de las nuevas autoridades, Daniel Aguayo e Ian Schorr, a partir de la primera sesión en marzo en el Honorable Concejo Deliberante.

En estas sesiones, el tema de accesibilidad ha sido una constante, desde la que se convocó a autoridades municipales, personal de salud, inmobiliarias, empresarios farmacéuticos y demás miembros de la comunidad. “La accesibilidad debería ser una política de estado, no las personas con discapacidad” denunció Spotti, explicando también que una sociedad involucrada que cumpla con sus responsabilidades puede hacer posible la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad y la vida más fácil a la población en general.

Si bien mirando en retrospectiva, en materia legislativa se ha crecido, muchas veces las leyes nacionales, provinciales y ordenanzas no se han ejecutado y la falta de organismos de control dificulta dicha tarea. “Tenemos buenas leyes, hemos avanzado mucho en ese tema y hay que empezar a cumplir, no buscar nuevas” comentó. La ausencia de las autoridades es otra arista que Spotti considera importante para que la accesibilidad, ya sea en materia de baños inclusivos, rampas en buen estado y veredas transitables empiecen a importar.

Hace 8 años que un intendente no se hace presente en este espacio “Han ido algunos representantes y concejales, otros concejales nunca aparecieron pero necesitamos un acompañamiento mucho más fuerte” explicó Hernán Spotti. La presencia de las autoridades será una temática a reforzar este año. Otro de los proyectos que esperan concretar a nivel local, impulsados por el próximo censo nacional, es realizar en Río Gallegos una estadística propia con un cuestionario específico para conocer las necesidades de la población con discapacidad, tengan o no certificado. “Esta acción debe ser como todos los ajustes, acompañando a los organismos del estado, no enfrentándose” expresó Hernán.

“No me alegra tener más beneficios por ser una persona con discapacidad, me alegraría que nos incluyan, se promocionen nuestros derechos, nos capacitemos y así tener una mejor calidad de vida” explicó el ex presidente del Consejo Municipal de Discapacidad, que espera que con números, conciencia y presencia se puedan tener en cuenta la accesibilidad en espacios de salud, esparcimiento y hasta medios de comunicación.

 

Espacios de salud

En los últimos dos años han realizado reuniones sin convocatoria a dueños de las empresas farmacéuticas, ya que las personas con problemas motrices o las mujeres embarazadas tienen dificultades a la hora de acceder a las farmacias y que los atienden con normalidad debido con los escaparates y muebles. También notan inaccesibles centros médicos y de salud. Desde el Consejo denuncian que incluso hay clínicas privadas en las que se dificulta el ingreso de silla de ruedas en materia de dimensión de puertas y la falta de baños para personas con discapacidad, exhibiendo que la problemática va más allá de una rampa.

Es común que consultorios médicos estén habilitados y alquilados por inmobiliarias locales a pesar de haber sido casas particulares, lo que ha llevado a ciudadanos de Río Gallegos a atenderse en cocinas al no poder subir al primer piso, por dar un ejemplo. Si bien Spotti reconoce contratos firmados con promesas de refacciones, siguen siendo obstáculos que hace años se discuten desde COMUDI.

Esparcimiento

Este suele ser el más evidente ya que los cafés, restoranes y espacios de recreación suelen carecer de rampas, menúes con letras visibles para aquellos con discapacidad visual, atención con personas que hablen de frente fuerte y claro para personas con discapacidad auditiva. La música suele ser otro ingrediente presente siempre, cuestión sonora que a altos volúmenes puede alterar a personas con TEA, que también se guían por pictogramas y ningún espacio de Río Gallegos ofrece una alternativa de ofrecimiento de servicios “amigables” con el Trastorno del Espectro Autista, exceptuando la hora silenciosa del supermercado francés.

Medios de comunicación

“En artículo 66 de la Ley de Medios no se cumple” denunció Hernán, en referencia a la legislación que estipula que todos los contenidos nacionales deben tener además de un acompañamiento en lengua de señas, subtítulos. También alertó que estas iniciativas suelen ser impulsadas y señaladas por particulares, ante la ausencia estatal para el respeto de las normas que brindan una perspectiva de derechos para las personas con discapacidad, sin organismos de control públicos.

Veredas

“La responsabilidad de la vereda es del frentista” resaltó Spotti, ante una discusión que suele traer confusiones en cuanto al papel que tiene la Municipalidad y en una capital santacruceña donde abundan veredas sin pavimentar, con chatarra, con desniveles entre una y otra, baldosas flojas, autos estacionados y ampliaciones irregulares que imposibilitan el tránsito a todos los peatones.

 

Fiscalización

Este punto está dirigido a las construcciones nuevas. “¿Tan difícil es acercarse al municipio para seguir el código de identificación urbana y asesorarse?” invitó a la reflexión el miembro del Consejo Municipal de Discapacidad. Esta pregunta se da en un contexto en el que observa edificaciones en proceso con irregularidades y más de una vez no ha logrado su cometido de realizar observaciones y denuncias ante la falta de carteles que indiquen quién está a cargo de las construcciones.

 


COMENTARIOS