Debate en puerta

Sin separación en origen y recolección diferenciada, la planta de residuos no será la solución

El trabajo integral es un eje planteado por el Municipio y la empresa concesionaria de Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, pero la consolidación de políticas de educación ambiental que incluyan a las familias en cuanto a la separación en el hogar se plantea para “más adelante”, esto a pesar de ser fundamental para la obtención de buenos resultados finales. Por otro lado, los ediles de la oposición se mostraron sorprendidos por la presentación y piden información detallada del contrato.

Prueba de la planta durante la gestión Guibetich
COMPARTÍ ESTA NOTA

La presentación del contrato de concesión para la gestión y operación de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, la cual estará a cargo de la empresa “Nueva Santa Cruz”, ha generado opiniones desde distintos sectores de la comunidad preocupados y ocupados en el tema ambiental, y sobre todo aquellos que han hecho principal hincapié en la necesidad de políticas públicas que comiencen por hacer visible la responsabilidad de la comunidad en cuanto a la generación de residuos, uno de los ejes fundamentales en las últimas discusiones en torno a la basura y las políticas del Estado.

Sin ir más lejos, desde AMA (Asamblea por el Medio Ambiente) han expuesto a TiempoSur que el proyecto de una Planta de Tratamiento de RSU y Plan Integral sobre Residuos Sólidos Urbanos debería incluir, entre otras cosas, la “educación ambiental para disminuir la cantidad de residuos, la separación en origen, recolección diferenciada, reciclaje, tratamiento eficiente de los residuos orgánicos, trabajo social con los recolectores informales en el vaciadero y gestionar la concreción del traslado del vaciadero y la remediación del actual predio de disposición final”, planteo además vertido en un acta acuerdo que fue presentado a todos los candidatos a intendentes de la última elección, siendo Grasso uno de los pocos que no realizó manifestaciones ante lo presentado.

Por otro lado, el “Estudio de calidad de los residuos sólidos urbanos de la provincia de Santa Cruz” realizado por IEASA (Integración Energética Argentina SA) en 2019 recomienda a todos los municipios de la provincia “desarrollar un Plan de Gestión Provincial de los residuos sólidos urbanos que incluya la definición de los sistemas de gestión de los residuos desde la generación hasta la disposición final de los mismos” este plan debería “determinar la factibilidad técnico, económica financiera y socioambiental para una gestión de RSU sustentable, e incluir los proyectos de plantas de tratamiento y disposición final de los RSU”, y en este sentido aplicar “una campaña permanente de comunicación e información a los habitantes de la provincia de Santa Cruz, de modo tal de poder comenzar a cambiar patrones de comportamiento con relación al uso de los RSU y su implicancia en el medio ambiente”, y es aquí donde entendidos en la materia explicaron a nuestro medio que “sin la separación en origen y recolección diferenciada, el impacto en la reducción de residuos domiciliarios será mínimo”, incluso, algunos informes realizados por el Ministerio de Salud y Ambiente de la provincia explican que este sistema de recolección no colabora a la gestión actual.  

Daniela Colinao, defensora ambiental e integrante de “Quiero Un Río Gallegos Limpio”, contó a Tiempo FM que ha tenido la oportunidad de reunirse con integrantes de la empresa, con quienes ha dialogado con relación a los objetivos a seguir. “Tiene una propuesta muy linda en la separación de residuos. Hay una posibilidad de poder hacer políticas públicas duraderas de recolección diferenciada”, dijo para comentar que la empresa le ha planteado la posibilidad de “hacer planes de concientización ambiental. Hay que ser responsables con pequeñas cositas que ayudan a largo plazo”.

Los concejales ni enterados

Ya conocida la decisión del Ejecutivo municipal en cuanto a lo que será la concesión de la planta de tratamiento de residuos, los concejales de la oposición manifestaron su preocupación ante la falta de información “dura” en lo que fue la contratación de “Nueva Santa Cruz”. Según pudo dialogar nuestro medio con los ediles la inquietud pasa por conocer costos que podrían significarle al Municipio, los tiempos de la contratación y por qué no se realizará el trabajo con mano de obra municipal.

En este contexto en el día de ayer los concejales Daniela D´Amico, Leonardo Roquel y Pedro Muñoz, se reunieron con el secretario de Hacienda, Diego Robles, quien, si bien no dio demasiados detalles del vínculo contractual, se comprometió a hacer llegar copias del contrato a los ediles, además de invitarlos a recorrer la planta el próximo día sábado junto al Intendente y los dueños de la concesionaria. 

Según dejaron trascender a TiempoSur, el Secretario municipal explicó que la concesión no significaría costos para las arcas comunales ya que la empresa se financiaría con el trabajo de transporte y venta del reciclado, incluso el contrato prevería un porcentual de la recaudación para el Municipio, aunque los ediles prefirieron tomar contacto con el contrato para dar mayores precisiones. A raíz de los hechos acontecidos en las últimas semanas, donde el Municipio ha tomado decisiones inconsultas (Centro de Monitoreo, Transporte Urbano y ahora planta de residuos) es que los concejales lamentaron no tener una mayor participación como órgano de control municipal, esperando revertir la situación y comenzar a tener mayor conociendo de las actuaciones del Ejecutivo.


COMENTARIOS