Sector de la pesca

Sigue latente el conflicto del SOMU

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó conciliación obligatoria en el conflicto planteado por el gremio de los marineros. Ayer fue la primera reunión y pasaron a cuarto intermedio para hoy.

Las partes entraron en un proceso de negociación. (Ilustrativa).
COMPARTÍ ESTA NOTA

A principios de esta semana, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó una conciliación obligatoria en el conflicto entre el gremio de los marineros SOMU y las cámaras Capeca, Capip y Cepa, por la discusión salarial ante el pedido del sector empresario de replantear sobre los valores en dólares de las mareas.

Según pudo saber TiempoSur, luego de varias horas de negociación, las partes decidieron volver a reunirse hoy al mediodía, para intentar destrabar un conflicto que pone en riesgo la pesca del langostino durante la presente temporada que empezó hace alrededor de un mes.

Cabe destacar que la medida fue dictada por la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, quien señaló: “Resulta necesario e impostergable disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto”.

Según trascendió en los portales de noticias de la vecina provincia del Chubut, la conciliación tiene un plazo de quince días, período en el cual el gremio debería suspender toda medida de acción directa que entorpezca la actividad. A su vez, las cámaras empresarias fueron intimadas a otorgar tareas en forma normal y habitual a su personal.

Siguen discutiendo- Como informáramos el pasado fin de semana, la medida llevada adelante por el SOMU paralizó la flota de tangoneros, ya que unos cien de ellos no salieron a pescar, con la repercusión directa en algo más de 3 mil marineros

Ante este panorama, el Ministerio de Trabajo llamó a las representantes del gremio y de las cámaras empresarias, a mantener un encuentro virtual extornando a las partes en conflicto a “mantener la mejor predisposición, buena fe y apertura para negociar”.

Como si fuera poco, el reclamo que incluye a los marineros de Puerto Deseado, tiene más al norte como protagonistas no sólo al SOMU sino también a los camioneros, que desde hace unas horas se plegaron a la medida y bloquearon algunas plantas en Chubut y hasta en Mar del Plata. 

Las empresas nucleadas en Capeca, Capip y Cepa, sostienen que el esquema de costos, donde el salario conforma un ítem de peso, no se ajusta a la actualidad de los mercados, mucho menos a partir del quiebre en el consumo y el turismo que aportó el COVID-19. (Fuente: TiempoSur, Pescare.com.ar).

También continúa el reclamo de la STIA

Otro reclamo en el sector pesquero es el que lleva adelante el gremio de la alimentación STIA. Este conflicto se desató unos días atrás en la localidad de Puerto Deseado y se están realizando reuniones para tratar de destrabarlo.

Según pudo saber este medio de fuentes del Gobierno provincial, se avanzó en cuestiones administrativas como, por ejemplo, intimar a que se retomen los 70 despidos, pero aún están en conflicto por el tema salarial.


COMENTARIOS