Río Gallegos

“Si salís a buscar tu comida te detienen, o te morís del Covid o te morís de hambre”

Así lo afirmó con crudeza la referente de la Red de Mujeres Solidarias, que asiste con viandas y bolsas de alimentos a más de 500 familias en el barrio San Benito, aledaños y muchos otros más cercanos al radio céntrico de Río Gallegos. Sin ayuda, con problemas para hacer llegar las viandas y con más familias carenciadas.  

Foto Facebook
COMPARTÍ ESTA NOTA

Graciela Suarez, integrante de la Red de Mujeres Solidarias en el barrio San Benito, dialogó con Tiempo FM donde relató las problemáticas que tienen las mujeres para hacer llegar las viandas y alimentos a las familias carenciadas.   

“No estamos cocinando, nos están consiguiendo las viandas con 130 porciones que destinamos a distintos barrios”, explicó Graciela, quien asiste a más de 500 familias desde que empezó la pandemia y tienen 200 familias en lista de espera.

 

No son solo familias de los barrios cercanos, como 22 de septiembre, Bicentenario y Los Lolos, sino que también hay personas del barrio Belgrano y Evita que acuden a solicitar alimentos. “Por día asistimos a entre 30 y 40 familias, y muchos abuelos solos”, explicó la referente del comedor, que proyecta ser una Fundación.  

“Le damos la vianda y una bolsa de víveres para apaciguar hasta que podamos llegar de nuevo con la vianda”, explicó Graciela. Siempre toman las precauciones necesarias con barbijo y alcohol en gel, y respetando la distancia. Además, 46 mujeres que pertenecen a la Red están haciendo barbijos para todas las fuerzas de seguridad, el hospital, geriátricos y centros de salud mental.  

Graciela expuso que “no damos a vasto para llevar las viandas y alimentos a domicilio, con solo tres vehículos”, al mismo tiempo que advirtió “en un momento no nos dejaron circular por eso tuvimos que darle los alimentos en la calle a la gente”, donde concurrieron más de un centenar de personas.  

CRITICAS A DESARROLLO

Por otro lado, la referente de la Red de Mujeres Solidarias criticó el accionar de Desarrollo Social de provincia. “Si vos me decís no tengo para comer hoy no podes llevarle dentro de 15 o 20 días un módulo para comer”, manifestó en relación a los tiempos de entrega a familias que necesitan ayuda urgente.

 

Si es urgente es urgente”, recalcó Graciela, quien dijo que “si a nosotros nos piden, le llevamos en el día las cosas y le hacemos un refuerzo de alimentos”.  

Mientras que dio cuenta que casi no hay comunicación con el Ministerio. “A nosotros no nos llaman, no te dan bolilla”, manifestó Graciela, quien sostuvo que “el Estado tiene que estar presente porque tiene fondo propio, nosotros trabajamos sin fondo propio y hacemos tres veces más que lo que hacen ellos”. “No se trata de quien trabaja mas o menos, sino de trabajar en conjunto (con Desarrollo Social)”, agregó.

Por último, remarcó la situación que viven con las complicaciones para entregar viandas a las familias en sus hogares: “Si salís a buscar tu comida te detienen, o te morís del Covid o te morís de hambre”.

Graciela expresó: “Me estoy enfermando porque la presión que tengo para dar de comer a más familias, es lamentable que no nos juntemos a trabajar en conjunto” y sentenció que “no tenemos la obligación porque no somos estado, somos mujeres que lo hacemos con amor y le ponemos el pecho”.  


COMENTARIOS