Lolypop

Si adoptás es para toda la vida

Diariamente se puede observar en redes sociales cómo dueños de perros y gatos intentan desligarse de ellos. Daniela Triviño, rescatista, bien sabe del tema, pues ve esto con cada vez más frecuencia.

Hela en uno de sus viajes.
Hela en uno de sus viajes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Doy gatas en adopción porque viajo y no me las puedo llevar, doy porque no tengo espacio o me cambio de alquiler”, señaló Daniela indignada sobre algunas de las clásicas excusas que ponen algunos dueños. “Piensen antes de adoptar”, solicitó la voluntaria, recordando también el ejemplo de un adoptante ejemplar: Kevin.

Él demostró que, a pesar de las circunstancias, una mascota puede ser tu mejor aliado. Hace un tiempo adoptó a Hela, un can rescatado por Daniela y Mario Monteros, ambos rescatistas. En un principio, la pequeña le rompió todo lo que tenía a su paso. Muchas veces los adoptantes al ver problemas de comportamiento solo devuelven a la mascota, sin embargo, Kevin no se rindió y la educó.

Al poco tiempo este enfermó y fue despedido. A pesar de la necesidad, jamás dejó a Hela y al poco tiempo emprendieron un viaje juntos de mochileros. La meta era llegar a Guyana Francesa, sin embargo, la pandemia los encontró en Mendoza, luego de lo cual vivieron toda una odisea: “Ya ni pudimos salir del país y caímos en cana los dos, faltó que a ella le pinten las patas”, recordó entre risas el joven.

Posteriormente, ambos lograron volver a Río Gallegos y ahora Kevin cuenta con un trabajo estable y vive junto a su pequeña de cuatro patas, a la que nunca dejó porque sabe que adoptar significa tener una vida a cargo por el resto de sus años.

COMENTÁ