Básquet

Serán seis

En la última reunión, de la nueva modalidad virtual, que mantuvieron los delegados del Comité Organizador de la Liga de Básquet Riogalleguense, se resolvió por unanimidad que sean seis los equipos que jueguen en el Torneo de Primera Masculino este año. Hasta acá, fueron cinco los quintetos que se inscribieron por propia voluntad. Ahora, la liga irá detrás del sexto. Lo que no está claro todavía es cómo lo harán. Ese tema quedó pendiente y se resolverá la semana próxima vía WhatsApp.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Probaron una vez y les resultó. La cosa se dio, incluso, mejor de lo esperado. Con una mayor participación y también una optimización del tiempo en cuanto a los temas a tratar. De ahí, entonces, que los delegados del Comité Organizador de la Liga de Básquet Riogalleguense hayan decidido volver a repetir la experiencia. Y así lo hicieron. Fue un día después de lo habitual, según lo que estaba programado. A las 19:30 del pasado miércoles, los que están en la cocina del nuevo básquet capitalino se sentaron. Algunos lo hicieron en su sillón favorito, otros desde la comodidad de la cama o sentados junto a la mesa, mate de por medio. Esta vez, sin la posibilidad de compartirlo con nadie. El común, en todos los casos, fue la presencia del teléfono. Chat de WhatsApp de por medio, los delegados volvieron a encontrarse. A la distancia pero juntos. Intentando pasar el tiempo y poner, al menos por un rato, la cabeza en otra cosa que no sea el Coronavirus y la cuarentena. El básquet, pasión de todos, volvió a ser la excusa perfecta. Como lo fue también para acercarse a algún club y jugar o bien ponerse la camiseta de delegado y hacer que la pelota siga picando en nuestra ciudad. Como desde hace siete años a esta parte. La reunión, a diferencia de las presenciales, empezó ni bien dio la hora. El interlocutor volvió a ser Alejandro Roldán de San Miguel. Éste dio la bienvenida y arrancó con el temario. Fue quien llevó la orden del día y lo hizo realmente bien.

La mayoría de los puntos que se trataron, tuvieron una definición. Entre los aprobados, estuvo el tema de la cantidad de equipos con la que va a jugar la Primera Masculino este año. Cuando sea que la actividad comience, claro.

Este tema viene preocupando a los delegados de Li.Ba.R. hace un tiempo. Es que en la categoría elite, son pocos los que quieren jugar. Menos, los que se mantienen. Los únicos que están desde el primer año son Hispano Americano y San Miguel. También Olympus, aunque la participación de éste no fue continua en este tiempo. El Griego se bajó de la competencia durante unos años y volvió a la misma recién en el 2019.

UTN también fue otro de los que jugó con estar y después no hacer. En su última incursión en esta división, lo había hecho muy bien. Pese a esto, a la temporada siguiente, el elenco universitario decidió bajar de categoría y jugar en Promocional.  

El también fundacional que dejó la categoría fue Independiente. Lo hizo a mitad de temporada del 2018 y nunca más regresó. Al menos no a la categoría Primera. Otro de los grandes que, por la razón que fuera, decidió bajarse de la máxima competencia de Li.Ba.R. fue Boxing Club. El Albiverde había sido uno de los últimos equipos en arrancar a jugar y se mantuvo en la elite hasta la temporada pasada, en dónde llegó hasta Semifinales.

Este año, una de las entidades pioneras del deporte en esta ciudad, optó por no formar parte del juego.

Atendiendo esta problemática, y buscando continuamente soluciones, fue que el año pasado desde Li.Ba.R. se promovió el ascenso de un equipo desde la categoría Promocional. Éste finalmente fue Hispano Americano, campeón de la última temporada.

Con el ascenso de los canteranos hispanistas, Li.Ba.R. parecía tener parte del problema resuelto. Ya tenía los seis equipos para esta temporada y dejaba en claro sus intenciones de que sean siete, sumando un ascenso de la categoría Promocional para el torneo de este año, en el 2021. Pero cuando terminó el período de inscripción, en Li.Ba.R. se encontraron con la novedad de la baja de Boxing Club y todo fue volver a empezar. O a intentar solucionar un viejo problema.

Tozudos como pocos, los delegados lo hicieron. O al menos dieron el primer paso. Ayer, promediando la reunión por WhatsApp, se aprobó casi por unanimidad que el Torneo de Primera Masculino de este año se juegue con seis equipos. Con cinco elencos ya confirmados, ahora el Comité Organizador del básquet capitalino tendrá que salir a buscar al sexto participante.

De cómo hacer esa búsqueda, se habló algo. La idea de Li.Ba.R. es no forzar a nadie a jugar en dónde no quiera. No bajo estas circunstancias al menos. Por lo cual, cursaría invitaciones a los equipos de Promocional de acuerdo con la posición obtenida la temporada pasada. Siguiendo esta lógica, el primero en recibir la invitación sería San Miguel Maxwell, segundo en el 2019, después San Miguel Negro, tercero, y Los Tigres, cuarto. De no encontrar las respuestas positivas que buscan, intentarían con los otros equipos que participaron en la segunda división el último año.

El que casi se autoproclamó como candidato para jugar en Primera fue Ferrocarril La Dorotea, que luego de haber arrancado en el 2018 jugando en Divisiones Formativas, este año decidió dejar a los chicos para jugar con los grandes, en Promocional. Pero en medio de la charla, uno de los referentes del equipo dejó deslizar la posibilidad de un interés del equipo de la Cuenca en sumarse a la categoría elite de la liga.

Lo concreto, entonces, es que en Primera Masculino este año van a ser seis equipos. A Hispano Americano Celeste, Hispano Americano Blanco, Olympus, Boca de Río Gallegos y San Miguel habrá que sumarle uno. La manera en que se elegirá al sexto participante saldrá de la reunión, también virtual, del próximo martes. Invitación o propia voluntad son las dos posibilidades, por ahora, que manejan en Li.Ba.R. Habrá que ver lo que se decide para así después poder conocer el nombre en cuestión.