Paritaria municipal

Será un primer encuentro donde “no habrá definición de ningún tipo”

Así lo manifestó el secretario de Hacienda, Diego Robles, al mismo tiempo que remarcó que “hay que efectuar una recomposición salarial sin perder de vista nuestra realidad financiera”. Aseguró que expondrán “todos los números del Municipio”, ya que “se trata de construir para adelante”. “Hay que ser serios, razonables y transparentes”, dijo.

Diego Robles, secretario de Hacienda del Municipio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Si bien la paritaria municipal tendría lugar durante los primeros días del mes en curso, el brote de COVID-19 registrado y la situación sanitaria derivaron en la suspensión de la primera fecha y la postergación hasta el próximo 19 de agosto. Restan algunos días para el encuentro, pero ya se comienzan a delinear las intenciones de las partes en lo que será una nueva mesa de negociación.

Para el SOEM la situación no ha cambiado, si bien desde el sindicado entienden la situación epidemiológica actual, lo cierto es que han expuesto en más de una ocasión que es esta situación la que impacta en el bolsillo de los trabajadores y los lleva a sostener nuestro pedido de “actualización salarial de manera urgente”, y si bien el panorama es complejo “los trabajadores cumplen con su labor en la diaria”, motivo por el cual en este tiempo el gremio ha lanzado el pedido de adelantarla, pero tendrán que esperar. “Esperemos que se pueda llevar adelante porque ya es una falta de respeto para los trabajadores”, declaró en las últimas horas Oscar Cueñacar, integrante de SOEM.

Por su parte, mas allá de la urgencia expresada por la representación gremial, Diego Robles, secretario de Hacienda del Municipio, aseguró que “va a ser el primer encuentro de un proceso que se va a extender en el tiempo y tiene que ser constante, no solo en base a las cuestiones salariales sino en todo lo que tenga que ver con lo atinente a las inquietudes que tengan los empleados municipales”.

En cuanto a la expectativas, el funcionario explicó que “según lo que intuimos y según vemos cómo se van desarrollando otras negociaciones, se pretenderá algo similar a lo otorgado por la Provincia o como están cerrando otros municipios”, aunque aclaró: “Después hay una realidad, que es tratar de compatibilizar la demanda con las posibilidades reales del Municipio, y no pasa por una cuestión de voluntad sino que  en el cajero hay que depositarle billetes y eso se deriva de los ingresos que pueda tener el Municipio, y aún tenemos que lograr una ingeniería para poder lograrlos”. En este punto, hizo referencia a que “la caída de la recaudación en todo nivel: En coparticipación nacional y provincial, en las regalías, la falta de definición del endeudamiento, ni siquiera tenerlo cerrado en cuanto al valor, hace que una programación financiera sea prácticamente imposible, ya que hay muchas variables sin definir”.

“No vamos a ser tan irresponsables como para prometer o firmar algo que no podamos cumplir. Hay que ser serios, razonables y transparentes”, resaltó al asegurar que “vamos a llevar y poner arriba de la mesa todos los números del Municipio. Se trata de construir para adelante, entendiendo que hay que efectuar una recomposición salarial sin perder de vista nuestra realidad financiera”.

Por último, Robles fue contundente al expresar que “va a ser un primer encuentro donde seguramente no habrá definición de ningún tipo. Será para tratar de encontrar un camino y poder trazar un horizonte en el cual los trabajadores puedan obtener una recomposición en la medida que el Municipio pueda ir generando también más ingresos para afrontarlo”.


COMENTARIOS