Suma por COVID

Será chequeado el listado de reconocimiento

El Director Médico Asociado, elevó una nota al Ministro de Salud en la que solicitó que “se baje” la asignación extraordinaria para los directivos del Hospital contemplada en el Decreto 982. Igualmente, se solicitó que se establezca como criterio un monto fijo e igualitario para todo el personal. Los trabajadores ayer realizaron quite de colaboración y reclamaron que muchos de ellos no estaban incluidos en la lista de quienes accedían al beneficio.

Asamblea de trabajadores en el hall del Hospital. (Foto: C.R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

El reclamo advertido por TiempoSur hace una semana, ayer se plasmó en la asamblea que realizaron trabajadores del Hospital Regional.

Muchos de ellos advirtieron que no fueron incluidos en la lista anexada al Decreto 982, que consistía en el pago de una suma extraordinaria no remunerativa a los empleados de la sanidad, distinguido por riesgo, exposición y función, asignando a cada uno un nivel -del 1 al 4- y un importe, que ayer publicó TiempoSur.

La lista de 519 nombres, incluía en el Nivel 1, el Director Médico, Dr. Mauricio Fernández; y el Director Médico Asociado, Dr. Javier Lerena, y también la Epidemióloga Ana María Cabrera.

La asamblea, con presencia de dirigentes ATE, UPCN y APROSA, comenzó a las 10:00.

(El director Javier Lerena, en la nueva reunión que hubo en el auditórium).

Los trabajadores pidieron que el decreto “se baje” y de hecho tanto ATE como UPCN habían adelantado que habría medidas de fuerza.

Los dirigentes trasladaron este “mandato” a la subsecretaria de Coordinación de Hospitales, Dra. Laura Beveraggi, quien, según pudo conocer TiempoSur, sostuvo que el decreto no se iba a “bajar”. Entonces los dirigentes sindicales le pidieron a la funcionaria que explique los motivos por los cuales se había discriminado a muchos trabajadores.

Horas después –cerca de las 14:00- hubo otro encuentro, esta vez en el auditórium, en donde estuvo presente el propio Lerena, Beveraggi y Andrea Cantín, gerente de Recursos Humanos.

Fue allí en donde Lerena leyó la nota que elevó al Ministerio de Salud, en la que pidió la “baja” del decreto antes mencionado y que publicó TiempoSur-Digital, en donde expresó, con la firma de Fernández y Cantín “nuestra disconformidad con los criterios esgrimidos para el pago de la asignación”.

“Fue impresionante la cantidad de gente que se reunió en el Hospital y la asamblea quería que se derogue el decreto. La gente estaba muy enojada”, contó el Dr. Freddy Sánchez Céspedes, secretario gremial de APROSA.

El dirigente sostuvo que APROSA enviará hoy la notificación a la cartera laboral para comenzar medidas de fuerza hasta que el decreto no se derogue.

De existir paro, ayer hubo quite de colaboración, las consecuencias serían muy alarmantes en un nosocomio que ya carece de personal en esta lucha contra el COVID-19.

“Le solicitamos que haya una apertura de paritarias y que se baje del decreto”, añadió Sánchez sobre la charla telefónica que mantuvo el ministro Nadalich con la secretaria general de APROSA, Andrea Pérez.

Según ATE, se confeccionaría un nuevo listado, el cual originalmente, contaba con personal que ni siquiera trabajó en el Hospital.

“Lerena dijo que él no había participado en la confección de la lista, que no salió de él”, sostuvo Hugo Jerez, referente de la CTA y trabajador del Hospital.

“Beveraggi –agregó- señaló que habría un relevamiento con los jefes de servicios (a los que no se habían consultado previamente) para hacer el listado de la gente que corresponde”.

 

La nota

“Los que suscriben, Dr. Mauricio Fernández. Dr. Javier Lerena y CP Andrea Cantín, en nuestro respectivo carácter de Director Médico Asociado y Gerente Administrativo Contable y de Recursos Humanos del Hospital Regional de Río Gallegos, me dirijo a Usted, a los fines de solicitar se realice la baja de Asignación que dispone el Decreto Nro. 0982/20, en razón de las consideraciones de hecho que paso a exponer.

La Pandemia origina y potencia reacciones y enfrentamiento que, como autoridades del nosocomio debemos tratar de minimizar en aras de alcanzar el objetivo prioritario de mitigación y control de la enfermedad; es por ello, que peticionamos la baja de esta asignación extraordinaria de carácter no remunerativo.

El citado decreto establece niveles de Riesgo Exposición y Función (Nivel I, II. III y IV), que se trasuntan en montos a cobrar. Si bien, resulta real que es dable realizar tal distinción, en estos momentos la misma genera en el ámbito hospitalario una sensación de discriminación, la cual se intensifica en los casos excluidos del cobro del mismo. Es que si bien, en este hospital se prioriza la formación de las personas, frente al nesgo de contraer la enfermedad, no podemos hacer prevalecer ese criterio, pues todos somos personas, que trabajan, arriesgan su salud y su vida. De modo, que solamente sería lógico establecer como criterio un monto fijo e igualitario para todo el personal hospitalario que efectivamente cumplen funciones. Por todo, lo expuesto, que es en suma, solicitar la equidad de las relaciones intrahospitalarias, expresamos nuestra disconformidad con los criterios esgrimidos para el pago de la asignación.

Obviamente, agradecemos el reconocimiento que se otorga a la tarea realizada por este HRRG, pero entendemos que su cobro y percepción, generaría disconformidad y divisiones que, justamente por el sensible momento que atravesamos debemos contrarrestar de plano”.


COMENTARIOS