Día del periodista

Ser periodista en la nueva era de la comunicación

La era de las redes sociales y el avance de la tecnología han generado una revolución en la comunicación en todos los sentidos.

Materiales del periodista
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por I.D - Periodista TiempoSur - TS-Digital

Es aquí donde me pregunto, ¿Cómo es ser periodista en el Siglo XXI? En un mundo donde la inmediatez está al alcance de la mano.

¿Cómo debe actuar un periodista ante este nuevo panorama?

¿Cuál es el límite que no debe cruzar un profesional que es encargado de formar opinión en la sociedad?

¿Hoy en día, qué es más importante, la información o la primicia, el morbo o la sensibilidad, el respeto o las vistas?

¿Qué es lo que la sociedad quiere consumir?

Son preguntas que me hago todos los días al sentarme frente a un escritorio y a su vez trato de entender esta nueva era de la comunicación.

Yo, ejerzo como periodista en la sección de policiales, donde constantemente estoy en grandes disyuntivas a la hora de escribir mis notas.

Acá, es donde invierto los roles y le pregunto al público que consumen noticias, ¿Cómo contarían los hechos policiales?

¿Qué detalles incluirían en sus escritos?

¿Hasta dónde llegarían para que la gente los lea?

Creo que son preguntas que toda la sociedad debería hacerse antes de sentarse a relatar algo, ya que un mínimo error, un detalle, una afirmación puede cambiar el sentido de la historia y puede generar un daño irreversible.

Ante esto, vuelvo a consultar al público, ¿es necesario escrachar o sentenciar a una persona antes de tener toda la información?

¿Por tener más likes o vistas, se arriesgarían a brindar una información que podría llegar a ser falsa o que podría afectar a una persona? A tal límite de tomar una decisión drástica para terminar con su dolor.

Desde mi opinión como profesional, el periodista debe siempre investigar, buscar, confirmar y reconfirmar varias veces la información antes de brindarla y sobre todos en hechos policiales, ya que toca temas sensibles para la sociedad.

Es por eso, que estos acontecimientos a mi entender tienen varias etapas para contar.

La primera es el hecho donde se consiguen los primeros datos como el barrio, calles, involucrados y el contexto del mismo.

La segunda etapa es el relato post-hecho donde se identifica a los sujetos y las causas por lo que se los acusa, igualmente es recomendable no revelar la identidad de las personas, hasta que se confirme la veracidad de lo ocurrido.

La tercera etapa consiste en contar los detalles del hecho una vez confirmado que son culpables de los acontecimientos.

Con todo esto quiero explicar que el trabajo del periodista no es sacar una noticia para lograr tener más visitas o tratar de ser más rápido que la competencia, sino que consiste en realizar una amplia investigación para que, a la hora de publicar ese evento o circunstancia, sea con la mayor información verdadera.

La finalidad de todo esto es dar a entender que el rol del periodista en esta nueva era de la comunicación sigue siendo el mismo, ya que, al ser formadores de opinión, somos los que le trasmitimos a la sociedad la realidad del mundo y que hay que hacerlo con el mayor profesionalismo, para evitar caer en un amarillismo sin sentido.

 


COMENTARIOS