Agredieron a los policías

Seis detenidos en una fiesta

Sucedió en la madrugada del domingo, cuando una vecina llamó a la policía de Puerto Deseado, ya que al lado de su casa había una fiesta clandestina. A su llegada los policías intentaron dialogar con los presentes, pero estos se tornaron agresivos arrojando elementos. La vecina se descompensó.

Lugar donde ocurrieron los hechos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerca de las 02:30 del domingo, el personal de la Comisaría de Puerto Deseado recibió un llamado en el que pedían su presencia en una vivienda por música con volumen alto.

El personal se dirigió al lugar, donde corroboran lo informado, por lo que llamaron a la puerta para brindar las recomendaciones del caso. En esos momentos las personas del interior, al ver que era la policía, comenzaron a insultar al personal de forma prepotente, saliendo al patio posterior de donde comenzaron a arrojar elementos contundentes, como ser adoquines y piedras contra la policía.

El personal al verse sobrepasado en cantidad numérica, solicitan apoyo policial a los fines de establecer el orden, ya que las personas no cesaban con su accionar, sumándose a ello que un sujeto intentó agredir a uno de los uniformados.

Una vez que llegaron los demás policías se procedió a la aprehensión, mientras que las demás personas ingresaron rápidamente a la vivienda, continuando con los insultos en contra de los policías.

Posteriormente llegó la dueña de la casa, quien regresaba de su lugar de trabajo, por lo que los policías dialogaron con ella y le explicaron lo sucedido.

La mujer ingresó y sacó a todas las personas que estaban en su vivienda, los que al salir continuaban con la postura agresiva hacia los efectivos, profiriéndoles amenazas de futuras agresiones, y ya no solo a los uniformados, sino que también a los vecinos.

Las personas seguían sin acatar directivas impartidas por los uniformados y debieron ser contenidos, resultando ser tres hombres y dos mujeres quienes ingresaron aprehendidos y en la dependencia fueron identificados.

Cabe señalar que, a raíz de toda esta situación, una de las vecinas se descompensó debiendo ser asistida por personal del nosocomio local.

Al respecto recibieron declaración testimonial de los testigos del hecho, además de dar aviso de lo sucedido al Juzgado de Instrucción de turno.