Fútbol

Se queda en Defensa y Justicia

Maxi “Pipi” Díaz, luego de dos semanas de evaluación, fue aprobado para ser parte del Club Defensa y Justicia.

Maxi tiene un sueño por cumplir.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El jugador formado en el Hispano Americano, Maxi “Pipi” Díaz, luego de dos semanas de evaluación, fue aprobado para ser parte del Club Defensa y Justicia, actual Campeón de la Copa Sudamericana, en el que fue observado por el entrenador de la categoría séptima, Juan Carlos “Colo” Zuleta, formado en la Institución varelense y con una vasta trayectoria en el fútbol argentino y europeo; además supervisado por el coordinador de las divisiones inferiores del “Halcón”, Adrián Domenech, una gloria del fútbol, ex Argentinos Juniors y la Selección Argentina.

Con su bolso lleno de ilusiones, con la confianza plena en sus condiciones, con el respaldo de la institución Celeste, profesores, amigos y tantas personas que fueron encadenando y abriendo este camino de los sueños para la joven promesa hispanista, en pocos días, el 5 de abril, cumplirá 16 años. Recordamos que con solo 14 añitos debutó en primera en la última fecha de la Liga de Fútbol Sur, vistiendo la camiseta de Hispano y enfrentando, nada más y nada menos, que al clásico rival: Boxing.
Desde muy pequeño ya mostraba condiciones futbolísticas, lo observó su querido profe Luis Bontes y lo acercó al Hispano, allí pintó su corazón de Celeste, se hizo parte del día a día, conoció a sus amigos, fue subiendo de categorías, jugando, creciendo en lo humano y en lo deportivo. “Hacía cosas de grande”, afirmó su profe.

Tuvo una experiencia en Belgrano de Córdoba, pero por diversas situaciones empujadas por la pandemia, quedó atrás y en el horizonte cercano apareció esta oportunidad de ir a probarse al club de Florencio Varela; él no lo dudó y detrás muchas manos impulsaron para que “Pipi” pueda llegar a probarse. Así fue.

Llegó a Buenos Aires, no había tantos nervios, sí ansiedad, y encima una gran tormenta, suspendió el primer día de entrenamiento; pero como el clima, también fue la vida, llegó la calma, salió el sol en el cielo y en el césped del campo de entrenamiento. Pipi, día a día fue mostrando sus condiciones, pasaron dos semanas hasta llegar a esta confirmación final. Maxi Pipi Díaz será jugador de Defensa y Justicia. “Estoy muy contento, me sentía bien físicamente y también pensando siempre en positivo con que me iba a ir bien. Es una gran oportunidad que se me brindó y ahora a dar todo y más para poder pelear un lugar”.