Río Gallegos

¿Se podría haber evitado la muerte de Jacinto?

Es una pregunta que se debe estar haciendo la mayoría de la comunidad de Río Gallegos. TiempoSur se puso en contacto con Fernando Cardini para lograr despejar aquellas dudas que la sociedad está teniendo en el marco de esta dolorosa muerte.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El caso ocurrido el pasado lunes que tuvo como protagonista a Jacinto Eduardo Valdebenito generó incertidumbre y polémica en toda la comunidad de Río Gallegos.

También generó muchas preguntas que aún no se pueden responder que entre ellas son:

¿El fallecimiento de Jacinto se hubiera podido prevenir, si los perros no atacaban cuando se encontraba tirado en suelo?

¿Se hubiese evitado si hubiera un mayor control por parte de las autoridades municipales en la superpoblación de perros que hay en gran parte de la ciudad de Río Gallegos?

¿Habría que sancionar o multar a aquellos dueños que dejan sueltos a sus perros que pasean libremente por la cuidad?

¿Realmente Jacinto falleció antes de ser mordido por los perros o ellos fueron la causa de su deceso?

Ante esto TiempoSur hizo llegar el caso al reconocido Perito Forense Fernando Cardini, quien participó de las investigaciones de casos emblemáticos como el de Fernando Báez y Santiago Maldonado.

Tras ponerlo en contexto sobre el caso, se le preguntó sobre si es posible morir de un ataque de epilepsia en el corto plazo en el que el hombre desapareció y fue encontrado sin vida.

Fernando Cardini respondió: “Si el ataque de epilepsia es violento puede morir en ese corto lapso porque si no tiene asistencia en ese momento, la persona puede tener un ataque respiratorio severo, se ahogan con su propio vómito, la lengua se puede dar vuelta o también por un golpe contundente en la cabeza producto de la caída”.

No obstante, el Perito Forense aclaró: “El ataque de epilepsia en sí no te va a matar rápidamente, pero si no está alguien para asistir puede ser”.

Por otra parte, Fernando enfatizó: “Igualmente no se descarta si tuvo realmente un ataque de epilepsia, pero eso lo va a demostrar la autopsia si fue por asfixia o si la lengua estaba dada vuelta”.

Formas de ataque de epilepsia

Continuando con la entrevista el Perito Forense hizo hincapié en los diferentes escenarios en que una persona puede tener un ataque de epilepsia y manifestó que “otra forma que a una persona le agarre un ataque de epilepsia es por un fuerte ruido provocado o sustos, por lo que tampoco se puede descartar que el hombre haya sido asaltado”.

Los ataques de epilepsia son un cortocircuito en el cerebro que se puede producir por muchos motivos”.

 

Causa de muerte por los perros

Seguidamente se le preguntó sobre si es posible que una persona pueda morir debido a las mordeduras de un perro en tan corto plazo, Fernando aseveró: “El médico forense tendría que pedir la parte de lesionología donde se detalla qué lesiones se observan, como por ejemplo, mordidas, sangrado o alguna lesión que pudiese ser mortal o afectar la vida del individuo”.

Asimismo, al contarle que el hombre había sido comido por una jauría de seis o siete perros, el Perito aseguró: “Es muy raro que perros ataquen a una persona muerta al menos que momentos previos se haya defendido de los mismos y ahí sí se podría llegar a dar”.

Continuamente a esto Fernando se refirió al perro del dueño fallecido y precisó: “En cuanto a su perro habría que pedir una pericia para saber el tipo de perro que tenía, ver si peleó con la jauría y el señor al querer defender a su perro sufrió el ataque de los mismos y en todo ese nerviosismo se generó el ataque de epilepsia”.

Ante esto el Perito Forense aclaró: “Una persona grande generalmente no muere por una mordida de un perro salvo que el mismo ataque a la carótida o yugular que generaría un sangrado mortal”.

 

Hipótesis

Continuando con la entrevista Fernando expresó: “En este tipo de casos hay que realizar hipótesis sobre todos los datos recabados en la escena y más”.

Asimismo, el Perito Forense comentó sus hipótesis y aseguró que “una hipótesis puede ser muerte natural donde el señor tuvo un accidente cerebral que le generó el ataque de epilepsia y murió”.

“Otra es que se haya puesto a defender al perro de la jauría y los perros lo atacaron y el ante el susto tuvo un ataque de epilepsia y otra es que quisieron asaltarlo y también le generó la epilepsia”.

Y continuó: “Otra teoría es que haya muerto por la caída contra algún objeto contundente”.

“La verdad que tuvo que pasar algo antes de su muerte, porque nadie hace un cuadro de epilepsia porque sí, generalmente están controlados o medicados y se tiene que desatar una crisis para desencadenar el cuadro”.

Seguidamente a esto Fernando enfatizó: “En estos casos que son de muerte dudosa hay que preguntar todo, como, por ejemplo, el historial clínico de hombre para saber si tomaba medicación y si tomaba ver si la injirió antes de su muerte o se olvidó de tomarla”.

Asimismo, agregó: “Es importante peritar al perro para ver si tiene heridas o no, si es agresivo o no, para ver si realmente pudo haber habido una pelea momentos previos”.

“Todos estos datos sirven para ir armado el caso de una muerte dudosa, porque no había nadie cuando él murió y nadie puede dar fe de la causa de muerte del hombre”.

 

Muestras envidas a Buenos Aires y Comodoro Rivadavia

Por último, se le preguntó sobre cuánto podrían tardar los resultados de las muestras enviadas a Buenos Aires y Comodoro Rivadavia, el Perito Forense declaró: “Si es un estudio toxicológico completo para drogas y medicamentos son de dos a tres semanas de trabajo”.

Y prosiguió: “En cambio sí mandaron muestras de vísceras o muestras en frascos como son pulmón, corazón, contenido estomacal, sangre u orina, tiene un lapso más prologando”.

Una vez finalizada la entrevista seguramente pudimos responder algunas de las dudas que tuvimos como medio y que definitivamente tiene la sociedad hoy en día, tras el trágico episodio de Jacinto Eduardo Valdebenito.

No obstante, la gente debe estar pensando en que las autoridades del Municipio deberían tomar acciones sobre esta cuestión que viene desde hace varios años y que no hay un control debido sobre los perros y los dueños.

Ante esta problemática se deberían desarrollar más corralones o espacios para albergar a aquellos canes que se encuentran abandonados y que vagan libremente por las calles.

Por último, se tendría que aumentar más el sistema de castración para empezar a controlar la superpoblación de perros y evitar que vuelvan a suceder episodios de ataques de perros.

 

Recordatorio de Jacinto

Por otra parte, amigos, familiares y conocidos lo recordaron por medio de las redes sociales.

En este caso Juan González escribió: “Jacinto Eduardo Valdebenito, amigo del Club Güemes, hincha de los Viales, esposo de nuestra vecina Mariana Muñoz, quien siempre acompañaba el fútbol en los barrios en su bicicleta.

Cuando se casó se hizo hincha de Güemes, pero cuando llegó el Club Vial, su corazón se tiñó con el tractor amarillo. Que el gran Dios del Universo le dé el descanso eterno”.

 

 

 


COMENTARIOS