Energía

Se está pensando diseñar una ruta turística para los autos eléctricos

Así lo indicó Lorena Leonett, subgerenta de Energías Renovables del Instituto de Energía de Santa Cruz, luego de la presentación del auto eléctrico realizada esta semana, que busca promover la utilización de este tipo de vehículos de cero emisiones de gases de efecto invernadero. Entrevistada por TiempoSur , respondió los beneficios de una tecnología que tarde o temprano reemplazará a los vehículos de combustión.  

El automóvil se encuentra fuera del Instituto de Energía en calle C. Rivadavia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El miércoles pasado, el IESC (Instituto de Energía de Santa Cruz) presentó el primer auto eléctrico que permitirá –según informó el Gobierno- implementar la electromovilidad como política de Estado, bajo la premisa de conseguir la eficiencia energética.

La gobernadora Alicia Kirchner estuvo en la presentación del primer prototipo que se pone en marcha en la provincia, acompañada del jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez y del presidente del IESC, Matías Kalmus.

El vehículo es un Renault Kangoo ZE (Emisión Cero) donado por la empresa CGC, que viene acompañado por un tótem de carga que se encuentra fuera del IESC. Por el momento, el punto de carga es público y busca fomentar el uso de otros de similares características.

Pero, ¿qué posibilidades concretas existen para tener este tipo de vehículos en Santa Cruz? Esa y otras preguntas, respondió la subgerenta de Energías Renovables del Instituto de Energía, Lorena Leonett, entrevistada por TiempoSur.

¿Qué características tiene este vehículo Kangoo presentado el miércoles en el IESC?

-Es un auto 100x100 eléctrico, a diferencia de otros vehículos que son híbridos. Tiene una autonomía de 270 kilómetros y al ser 100x100 eléctrico es emisiones cero, por eso tiene las siglas en inglés ZE. Además, otras de las ventajas que tiene la Kangoo y otros autos eléctricos es que no necesita casi mantenimiento, no tenés que hacerles service porque tienen un motor más sencillo. Este vehículo, además, no tienen impacto auditivo. No emite ningún ruido y eso también es muy bueno, lo que también obliga a que estos autos cuando están en marcha en menos de 30 kilómetros, tienen una alarma sonora para que los peatones sepan que el auto está en marcha.

 

¿El punto de carga instalado en el IESC, sirve sólo para este vehículo?

-El tótem éste es público, cualquiera que tenga un vehículo eléctrico con su propio cable conector, que vienen aparte, pueden conectar y cargarlo. El Kangoo tiene una batería de litio y necesita 33 kilowatts. Y para cargarla completa, si se tiene un tótem público de carga como el que posee el IESC, carga un poco más rápido y tarda alrededor de 4 horas. En cambio, en una instalación en el hogar, que es diferente, podría llegar a tardar hasta 6 horas.

 

¿Están previstos otros puntos de carga en la ciudad?

-La verdad que en la ciudad no. Nosotros pusimos este punto de carga público para fomentar el uso de estos autos eléctricos sobre calle Comodoro Rivadavia. El problema es que hoy los autos eléctricos son aún muy caros, salvo dos que se están anunciando en el país: Un Volt que se fabrica en Córdoba y otro que se llama Tito que es de una empresa de fábrica de baterías que se unió a una electromecánica. Esos van a costar entre los 10 mil y 20 mil dólares, van a ser más accesible. Pero todos estos vehículos que tienen partes del exterior, como la Kangoo que es de Francia o la Nissan de alta gama, son autos que son muy caros en comparación al mismo modelo de los de combustión.

 

¿Cómo certificaron la instalación del punto de carga?

-Nosotros para poner el punto de carga público tuvimos que hacerlo con la Asociación Argentina de Autos Eléctricos y Alternativos que tiene sede en Buenos Aires; hay ciertas normas para la instalación. Ellos vinieron en febrero a certificar la instalación y controlaron que esté todo en regla, junto con la autorización de SPSE (Servicios Públicos Sociedad del Estado), que es la que dijo que esta red puede estar conectada. 

 

¿Qué beneficios concretos al medioambiente posee este tipo de automóviles?

-La verdad que este auto lo que favorece es en cuanto a eficiencia energética y cero emisiones de gases de efecto invernadero. La idea es que esta nueva tecnología como la de estos automóviles, se cargue con energía renovable. La infraestructura para que el tótem sea abastecido por energía renovable demandaba mucho más tiempo y una obra mayor, que la tenemos pensada; con muchos paneles solares en el techo del Instituto y una conexión para que ese tótem sea cargado con renovable, ahí el auto sería 100x100 eficiente y no emitiría energía no renovable ni en cargarse ni en moverse.

 

¿En un futuro no muy lejano, serviría un vehículo eléctrico para recorrer la provincia?

-Lo que se está pensando diseñar es una ruta turística. Este verano, por ejemplo, vinieron a probar unas camionetas alemanas. Fueron poniendo cargadores que sólo servían para esas camionetas en Bajo Caracoles, El Calafate, etc. La idea es a futuro, es lo que se viene, te lo dicen los mecánicos que cada vez le piden más capacitaciones sobre este tema.  

 

¿Qué tan lejos estamos de la electromovilidad?

-Es algo muy incipiente. La idea es que empiece a mostrarse y a educarse en Santa Cruz y en el país. Estos dos emprendimientos, uno al que fue el Ministro de la Producción de la Nación (Matías Kulfas), donde mostró la fábrica y cómo se venía avanzando en esos autos y algunas provincias que vienen muy avanzadas con el transporte público. También sigue siendo en la provincia un pequeño avance. A mi criterio, la manera de gestionar siempre es mejor empezar por lo macro, con intentar trabajar para que en algún momento el transporte público pueda empezar a ser eléctrico, sería lo mejor, porque son los que más recorridos hacen; o las empresas que tienen a cargo distribución en las ciudades, como las de correos postales, etc. que adquiriendo vehículos eléctricos se reduciría un montón la contaminación ambiental y los gases de efecto invernadero y los costos.  

 

¿Qué duración tiene su batería y puede ser reemplazada?

-Para que tengan una idea, la batería del auto dura aproximadamente 8 años. Recién en ese momento habría que cambiarla. Hay empresas como Renault que aceptan la batería y el recambio y se hacen cargo de reciclarla o reutilizarla, o el procedimiento que ellos tengan con esa batería que le están entregando. Este auto, como la mayoría de los híbridos o 100x100 eléctricos, al frenar va haciendo una carga, no alta, pero van recargando el vehículo. El cargador se adquiere aparte. En el caso del tótem del IESC, se le hizo un sistema antivandálico porque está en la vía pública.

 

¿La gente ya se compra un coche eléctrico?

La gente lo puede comprar. Podría pedir en la Renault. Honda también está sacando su vehículo eléctrico urbano, son muy chiquitos. Tanto el Volt que se está fabricando en Córdoba como el modelo Tito, que es el económico como el de Honda, son modelos bien compactos, urbanos y los Nissan de alta gama son a pedido. En Río Gallegos, quien nos instaló el tótem, es de la ciudad. Lo único que hace la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos, es venir a certificarte que esté bien instalada porque todavía no hay una legislación nacional, mucho menos provincial y municipal, se basa sobre algunas normas homologadas internacionalmente para evitar cualquier riesgo que pueda tener ese cargador. La provincia de Neuquén ya empezó con corredores turísticos y puso cargadores de energía solar para bicicletas o triciclos o monopatines. La idea nuestra es seguir avanzando hacia puntos de carga donde puedan cargarse los autos, por el momento como iniciativa sin costos, más adelante, se pueden usar mediante una tarjeta y unos códigos, se puede ir haciendo la carga.

 


COMENTARIOS