Básquet

Santas y convocadas

Hace poco que un nuevo cuerpo técnico asumió al frente de las Selecciones Argentinas Femeninas de Básquet. Gregorio Martínez y su grupo de trabajo hicieron el primer llamado nacional para entrenar con la albiceleste. En lo que a la categoría U-18 se refiere, el ex DT de Obras se fijó en tres jugadoras del club San Miguel, a quienes finalmente convocó. Éstas, Gianella Fabregat, Catalina Gómez Bull y Sol Morales. 

Fabregat entrenando con el club antes del nuevo confinamiento.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Si algo quedó en claro, es que Gregorio Martínez no está dispuesto a perder tiempo. Después de asumir, hace unos días, al mando de la Selección Argentina Femenina de Básquet, el ex Obras se puso algunos objetivos. Lo hizo con la idea de empezar a trabajar ya con vistas a estos. Después de trazar las metas para las distintas categorías y que pasaran los buenos momentos de la asunción, llegó el tiempo de sacarse el frac y ponerse el overol. Así lo hizo él. También quienes lo van a acompañar en este proceso de tres años, como Sebastián Silva, Sandra Pavón y Federico Bernal (Preparador Físico).

En tiempo casi récord, elaboraron una primera lista de jugadoras para preseleccionar. Veintiséis fueron las elegidas. Entre ellas, tres abanderadas del básquet de San Miguel, a saber: Gianella Fabregat, Sol Morales y Catalina Gómez Bull. Para las primeras, es su debut absoluto con la Albiceleste. En el caso de Gómez Bull, no. Lo de Fabregat es sorprendente. No porque le falte aptitud como para integrar la lista sino porque es una de las más jóvenes entre las elegidas. Vale la pena recordar que la también con paso en el seleccionado santacruceño es categoría U-16.

(Gómez Bull, medio, ya tuvo un paso anterior con la Albiceleste).

Las otras jugadoras que están entrenando a la par de las riogalleguenses, son estas: Julia Paoletta, Giuliana Baccarelli, Agustina Marín y Génesis Toledano (Obras); Catalina De Giorgi, Magalí Vilches y Oriana Bangert (Centro Galicia); Georgina Buzzetti y Martina Torres (Lanús); Fiamma Yaciura (Berazategui); Milagros Maza (Libertad de Sunchales); Iara Navarro (Talleres de Paraná); Tiziana Huici (Rocamora); Luisina Gentile (YPF Mendoza); Dana Bordín (Pacífico de Mendoza); Lola Festa (Náutico de Rosario); Natasha Kolff (Club Plottier); Valentina González (Alba); Lucila Sampietro y Natalia Tondi (Vélez) y Catalina Correa, Delfina Saravia y Victoria Michel (Unión Florida).

Siguiendo con esta idea de hacer y ahora, las elegidas ya empezaron a entrenar con Martínez y su grupo de trabajo. Aggiornados, claro, a estos nuevos tiempos. Es decir, que están practicando a distancia y a través de la plataforma Zoom. Desde principios de esta semana que lo están haciendo. Las Santas, felices.

(Morales se estrenó en esto de ser convocada).

El antecedente

La historia entre San Miguel y la Selección Argentina no es nueva. Desde hace un largo tiempo, un par de procesos antes que el actual, los entrenadores de la albiceleste miraron al Sur con cariño. Algunos hasta se animaron a venir y ver de cerca a las jugadoras de esta parte del país. Entre éstas, las del Santo, claro.

Esa buena relación entre ambos llevó a ser seleccionables a varias de las chicas del elenco capitalino. Desde ya que también las aptitudes de éstas.

De las primeras en ser llamadas a entrenar con la albiceleste fueron Débora Coli y Florencia Gómez. Ambas incluidas en su momento en lo que se dio a conocer como el Plan Altura. Después, y como parte de otros proyectos de trabajo, los seleccionadores pusieron su ojo, e interés, en jugadoras como Pilar García, Camila Felgueroso, Ifigenia Bonato, Abril Poete y la propia Gómez Bull. 

 

El otro antecedente

Más allá de San Miguel, la Selección Argentina Femenina de Básquet se vinculó con la provincia por otra jugadora. Se trató de Melanie Fugellie. La nacida deportivamente en el club Hispano Americano migró a Obras allá por el 2015. Esa misma temporada consiguió un lugar con el elenco Albiceleste. Arrancó como preseleccionada y en base a su sapiencia, esfuerzo y trabajo, se fue ganando un lugar hasta quedar definitivamente en el grupo de las doce. Número éste con el que Argentina disputó, unos meses más tarde, el FIBA Américas U-16 en México.

 

El nuevo DT

Martínez llegó después de lo que fue la salida, no del todo clara, del anterior entrenador. Vale la pena recordar que unos días antes de la elección y asunción del ex Obras, Leonardo Costa rescindió su contrato con la CABB. Según la propia institución el fin de la relación fue de mutuo acuerdo. El DT saliente se había hecho cargo de Las Gigantes en el 2019. Con el elenco mayor disputó doce encuentros, de los que ganó tres y perdió los restantes nueve.

La salida de Costa se dio después de que las propias jugadoras albicelestes le reclamaran a la CABB un proyecto a largo plazo y con iguales condiciones en el trabajo que el proceso de los varones.

Pese a que viene de dirigir al Tachero en la Liga Nacional, es reconocida la trayectoria de Martínez con el femenino. Antes de su incursión en el aurinegro, el ahora entrenador de la Selección Argentina pasó por Unión Florida. Equipo con el que ganó una gran cantidad de torneos locales como así también el Federal en el 2014, la Superliga en el 2015 y la Liga Nacional Femenina en el 2017. 

Al asumir, días atrás, Martínez dijo: “Es un orgullo poder estar en este lugar. Estoy muy contento de que me hayan ofrecido este proyecto, que es muy ambicioso”. Además, el flamante DT se refirió a la necesidad de masificar el juego de las chicas. “La ampliación de la base es algo fundamental para poder desarrollar el deporte en general. Las Escuelas Deportivas son la muestra cabal de que la CABB está priorizando el básquet femenino y que apunta a ubicarlo en el lugar que se merece”, señaló.

El presidente de la CABB, Fabián Borro, hace poco también que asumió. Fue este clave en la llegada de Martínez, con quien se conocía de Obras, al combinado nacional. El también capo de la Federación Metropolitana habló acerca de la contratación del nuevo DT. “La llegada de Gregorio Martínez como entrenador jefe de la Selección Femenina es jerarquizar un proceso de alto impacto en el desarrollo y la visibilidad de la actividad. Nos va a acompañar durante todo el proceso de mandato y le deseamos el mayor de los éxitos”, concluyó el referente de la CABB.


COMENTARIOS