Salud

Santa Cruz| Se contagió y lo ayudó la ivermectina: “Hay mucha gente que cree que es un cuento”

El diputado Hernán Elorrieta, contó que transitó de forma leve el virus. La “injusticia” que padecen los que controlan, el relajamiento “general” y la gente “que vio morir personas todos los días”.

Santa Cruz| Se contagió y lo ayudó la ivermectina: “Hay mucha gente que cree que es un cuento”
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hubo y hay miles de casos en Santa Cruz desde el inicio de la pandemia, que alcanzó a todos los sectores sociales, incluidos los funcionarios públicos.

Uno de ellos es el diputado Hernán Elorrieta, quien dio positivo a inicios del 2021 y que si bien contagió a su familia, pudo transitar de manera leve la enfermedad.

El legislador abogó para la aprobación del Ibuprofeno inhalado en la Cámara de Diputados, para uso compasivo, pero también advirtió que todos estos tratamientos deberían estar cubiertos por la CSS.

La semana pasada, TiempoSur publicó el caso de la edil Daniela D´Amico, quien advirtió la falta de cobertura médica en la compra de medicamentos para tratar el Coronavirus. Gastó 12 mil pesos en medicamentos y el mayor volumen de dinero, se destinó a la ivermectina, recetada por médicos antes y después de contraer el virus.

“El virus está en todos lados. Uno ya no sabe dónde se contagió”, indicó el legislador que reside en Las Heras, una de las localidades con mayor cantidad de casos en Santa Cruz.

“Me contagié a inicios de este año y contagié a mi familia. Por suerte solo estuve con fiebre dos días y mucha tos, pero se me está pasando”, contó a TiempoSur.

“Gracias a Dios, la pasamos dentro de todo bien, tanto mi hija con síntomas, como mi mujer”, destacó.

Elorrieta se aisló apenas tuvo síntomas.

Acompañó el camión sanitario que realiza testeos en Zona Norte.

“Con lo que trabajamos en el camión sanitario (recorrió Pico Truncado) vimos el desastre que dejó la pandemia con mucha gente que se relajó”, advirtió.

Lo peor –señaló- es el “acostumbramiento” a no seguir con los cuidados sanitarios.

“No nos podemos acostumbrar a eso y si lo hacemos, nos relajamos y pasa lo que pasa”, sostuvo y apuntó a un sector: “Es difícil controlar a los chicos de 15 años y decirles que no salgan y no se reúnan o hagan fiestas clandestinas, porque son pibes y como no les pasará nada, no lo hacen, pero no entienden que complicarán a sus familiares”, advirtió.

Pero no son sólo los jóvenes. Elorrieta mencionó que es “general”, aunque es este grupo etario el que, al ser asintomáticos en su mayoría, contagian.

“Mis hijos propios no lo entienden y les tenés que prohibir juntarse, que usen el barbijo, lavarse las manos, pero si nos relajamos los grandes, imaginate los chicos y más los días de calor en donde se juntan en la plaza… Se hace muy difícil”, precisó.

De cerca

El Diputado sostuvo que los funcionarios, profesionales de la salud y personal que realiza los controles son los que llegan a conocer verdaderamente la situación y los que –al mismo tiempo- llegaron a un “cansancio y límite”.

“Lo hemos vivido en Las Heras porque no tenemos gente para controles y el miedo es real al estar en contacto con gente todo el tiempo, y el que no ve eso, se relaja”, describió.

Incluso señaló que “hay mucha gente que cree que es un cuento”, aunque “hay gente que vio morir personas todos los días y ellos saben quiénes son, porque tienen una relación cercana (por asistirlos) y eso es terrible”.

“Esto está pasando en todas las localidades y hay mucha injusticia además en la gente que hace los controles (a los positivos) y deben ver cómo algunos se escapan de los aislamientos y no cumplen. Esto está pasando, sucede y eso explica mucho algunas cosas, porque deben hacer la cuarentena, pero salen”, advirtió.

TS: ¿Se quedaron sin personal para controlar por los contagios?

Elorrieta: Es más posible que te contagies en una reunión, que en un negocio o haciendo los controles. O si vas a un asado o jugás al fútbol. He tenido un compañero que hacía los controles y no se contagió. Pero luego se contagió en la casa de su padre. En los controles de la ruta hemos tenido gente que en seis meses no se contagiaron y estuvieron en contacto directo con personas con COVID, pero luego se contagió por ir a jugar al fútbol… Ahí está el relajamiento. Por eso, no está mal que abran los negocios, que es lo que decíamos con el impacto que habría en los comercios, ya que algunos están fundidos, porque si hacés bien los controles en los negocios, no te contagias, porque los contagios vienen por otro lado y no la actividad comercial.

-El brote que se transita es peor que el del año pasado.

En Zona Norte lo que nos pasó es que en Las Heras tuvimos cinco meses en los que no hubo casos y todos creían como que esto ya había pasado. Pero el virus estaba en Río Gallegos y otras localidades, y acá no llegaba, pero luego llegó en el peor momento y eso produjo un brote peor y más rápido. El otro día vi a pibes tomando mate en una plaza, por ejemplo, y eso contagia y para colmo son asintomáticos, entonces dejan un sinnúmero de contagios.

-Los medicamentos para el COVID no los cubre la CSS.

Hay medicamentos que deberían cubrirlos, además el problema grande es que salen nuevos medicamentos, sobre todo compasivos. No soy médico, pero la ivermectina me hizo salir rápido, tanto a mí y a mi familia. Cuando tuve el primer síntoma lo tomé y los pocos días no tuve más nada. No soy médico, pero me sirvió. Y algo muy raro que me pasó es que desde que empecé a tomarlo, no tuvo más síntomas nadie.

El Dr. Varela fue quien me lo recetó y me dijo qué hacer, porque es muy importante atacarlo de una, lo más rápido posible y no esperar a que la enfermedad avance. Es terrible cuando te dejás estar con varios días de fiebre. Tengo un compañero delegado de una empresa, es joven y está internado bastante grave. Este virus no a todos nos agarra igual, pero para el que está medio débil, le complica la vida. Hay que tener claro que la única manera de cuidarnos y salir de esto, es cumpliendo con las medidas. Sabemos que los números se fueron arriba y será complicado de manejar.


COMENTARIOS