Hidrocarburos

Santa Cruz expectante ante la posible vuelta del estímulo a producción de gas

Ayer, un medio especializado dio a conocer que el Gobierno nacional lanzará un Plan Gas 4 para reactivar la producción. El mismo consiste en garantizar -con recursos del Tesoro- un ingreso determinado a las petroleras para reactivar la producción del hidrocarburo. En la Cuenca Austral posibilitaría mayor inversión, producción y estabilidad laboral para los empleados. 

La Cuenca Austral se vería beneficiada por las medidas de estímulo. (Foto: Ilustrativa).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Al igual que con la aplicación del precio sostén o barril criollo para el petróleo crudo, el Gobierno nacional implementaría un nuevo programa para el estímulo de la producción de gas, dado que el precio del millón de BTU hoy no puede acompañar el ritmo de la inflación, lo que genera que las operadoras tengan pocos incentivos para producir lo que necesita el país.

Esto es ni más ni menos que reactivar la producción con fondos del Tesoro, lo que implica un enorme esfuerzo fiscal, pero que de otro modo se traduciría completamente en las tarifas residenciales. La aplicación de este tipo de políticas es clave para el sector, sobre todo en la Cuenca Austral (Sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego), ya que posibilitaría estabilidad laboral a partir del incremento de la producción.

Importante para la Cuenca Austral- Una importante fuente de la actividad consultada ayer por TiempoSur indicó que este tipo de acuerdos se vienen firmando hace varios años. El último es del gobierno anterior, más precisamente del 2016, que ayudó al estímulo de la producción local, aunque las operadoras están reclamando una deuda que sería de alrededor de 2 mil millones de pesos de los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri.

Esto ayudaría y las empresas tendrían un poco más de estabilidad. Se manejaría un valor, 3,50 el millón de BTU es un buen precio y también habría que ver si se respetaría lo del no convencional”, sostuvo y añadió: “Lógicamente traería aparejado una estabilidad bastante importante en los puestos de trabajo y la reactivación de los equipos de perforación y terminación en la región”, dijo.

El gas “es muy importante porque es de un consumo masivo y las industrias estarían normalizándose a mediados de junio o principios de julio (por la pandemia), sería muy conveniente para la zona de la Cuenca Austral”, manifestó.

Otra fuente del sector consultada, explicó que aún no hay definiciones concretas pero que, si es un plan de estímulo parecido al que implementó Macri y anteriormente el gobierno de Cristina Kirchner, “claramente estimula la producción de gas en la Cuenca Austral” y lo que logra es que el operador vende el producto a determinado valor y el Gobierno estimula poniendo la diferencia que se acuerde entre las partes “lo que permite que las operadoras inviertan fuerte”.

“En su momento CGC (Compañía General de Combustible) invirtió muy fuerte por el plan de estímulo anterior, aunque ahora le deben un montón porque el gobierno anterior antes de irse no le pagó”, comentó el especialista en hidrocarburos en la región y dijo que en el inicio de la producción el costo del millón de BTU es 3 dólares, pero a medida que las operadoras invierten y van sacando más gas, ese costo disminuye.

Una tercera fuente consultada, en este caso de Tierra del Fuego, sostuvo que si el estímulo es proporcional y el precio es uniforme “estaría bien”, aunque afirmó que lo malo es que se habla de 3,5 x millón de BTU, pero que no se habla de la estructura de costos de las empresas”. Asimismo, subrayó que claramente “es una imposición de las empresas para sostener su actividad y no se habla de la que se llevaron durante el macrismo”.

  

Con recursos del Tesoro- Cabe destacar que la novedad fue anticipada por el medio especializado EconoJournal que publicó que el gobierno de Alberto Fernández puso en marcha un plan de acción para intentar revertir la caída de la inversión en pozos de gas que empezó a configurarse durante el último año. Se indicó que la intención oficial es avanzar con el diseño de un Plan Gas 4, que comenzará a ser discutido con la industria en las próximas semanas. También adelantaron que el precio a ser subsidiado todavía no está definido, pero podría ubicarse en torno US$ 3,50 por millón de BTU.

En cuanto a en qué consiste el plan, afirmaron que frente a la imposibilidad política de actualizar las tarifas de gas al ritmo de la inflación y de la depreciación del tipo de cambio, en los despachos oficiales y en YPF, la petrolera controlada por el Gobierno, admiten que no queda otra alternativa que garantizar con recursos del Tesoro un ingreso determinado a las petroleras para reactivar la producción del hidrocarburo.

Y que conscientes de esa realidad, colaboradores del ministro Matías Kulfas empezaron a discutir en marzo el lanzamiento de un nuevo programa de estímulo para reactivar la inversión en gas. También que retomaron ese debate interno la semana pasada una vez que se aprobó el decreto que estableció un precio sostén del petróleo en 45 dólares. (Fuente: TiempoSur, EconoJounal).

 

El objetivo: Que las petroleras asuman un compromiso de inversión a cambio de un precio de referencia

Econojournal informó que, a partir de la semana que viene, se habilitará la discusión con los principales productores, como Pan American Energy (PAE), Total, Wintershall DEA, Pluspetrol, Pampa, Tecpetrol y CGC. Y sostuvieron que en el Gobierno saben que, de no mediar una acción concreta que dinamice nuevamente la perforación, la Argentina va camino a retomar en 2021 un ritmo creciente de las importaciones de Gas Natural Licuado.

Además, especificaron que el esquema que habrían presentado los funcionarios a YPF es un mix entre el Plan Gas que se lanzó en 2013, que remuneraba a un precio diferencial la producción de gas incremental por encima de una curva de declinación definida con cada petrolera, y los programas Gas Plus lanzados a partir de 2008, que buscaban el desarrollo específico de nuevos proyectos de gas.

El nuevo esquema —que será incluido en el marco de un acuerdo integral con productores— buscará que las petroleras asuman un compromiso de inversión a cambio de un precio de referencia que será respaldado en última instancia y en forma directa por el Estado a través de subsidios.

El Plan Gas 4 —tal como lo denominan de manera informal funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo— apuntará a garantizar la oferta de gas para cubrir la demanda base. A priori, no estará diseñada para abastecer el pico invernal de consumo.

De forma esquemática, se buscará que distribuidoras y generadoras eléctricas —a través de CAMMESA— adquieran a las petroleras un determinado volumen de gas, que luego se desagregará a diferentes destinos.

El precio no está definido. Aunque la publicación especializada indicó que está claro que será muy inferior a los US$ 7,50 que reconoció el gobierno de Mauricio Macri en 2018 para desarrollo campos no convencionales de gas. Una cifra tentativa se ubica en torno a los US$ 3,50 por millón de BTU. Y que puede ser un poco más bajo o más alto. Pero que en cualquier caso, parece una cifra razonable que no debería impactar en grandes saltos de las tarifas residenciales de gas, uno de los objetivos a los que apunta el Enargas. (Fuente: Econojournal).