Básquet

San Miguel armó su protocolo

Mientras continúa con una variada agenda de actividades virtuales, el club San Miguel empezó a trabajar con vistas a la vuelta a las canchas. Y para hacerlo de manera sana y segura, armó su protocolo de regreso a las prácticas. Para eso, los dirigentes del Santo se pusieron en contacto con el Colegio de Trabajadores de la Higiene y Seguridad de Santa Cruz, quienes elaboraron un plan de prevención en instalaciones y actividades deportivas por COVID-19. En esta primera etapa se está enfocando el regreso para trabajos individuales en lo físico y técnico. 

Los chicos del Santo están con ganas de volver a la cancha.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La cuarentena por el Coronavirus seguirá por, al menos, un par de semanas más. Aunque el tema, hace algún tiempo ya, dejó de ser generalizado para pasar a una etapa de aislamiento tipo inteligente. Es decir, que el grado del mismo seguirá dependiendo de la ciudad, la provincia y la situación interna con respecto al virus. En Santa Cruz, el confinamiento había avanzado un par de fases. Tras la última extensión de la cuarentena el Gobierno provincial, y el local en particular, comenzó a permitir un mayor número de actividades comerciales. Dentro de las nuevas medidas también se dio lugar a las salidas recreativas y hasta a la realización de los primeros deportes. El running, el golf y el tiro fueron algunos de los que consiguieron tempranamente dejar el encierro.

Se espera que en las próximas semanas, sean más los permisos que se logren obtener. Es por eso, que cada vez son más las disciplinas que están trabajando ya en pos de la vuelta. Muchas asociaciones y clubes dieron el primer paso. Y también el segundo. Hacerse de un protocolo sanitario y presentar los mismos a las autoridades correspondientes. Los que lo hicieron, están esperando ahora por una respuesta. Positiva, claro. El tenis, el vóley y hasta el pádel, por mencionar a algunos.

Dentro de los deportes de contacto, todavía ninguno parece haber dado ese paso. Al menos no hasta que San Miguel anunció tener en mano su protocolo sanitario. Con éste, entonces, el Santo irá a pedir por la reactivación de su actividad. Lo hará en breve.

Quien dio el primer paso fue un jugador del club. Daniel Torres fue quien puso en contacto a los dirigentes de la institución con referentes del Colegio de Trabajadores de la Higiene y Seguridad de Santa Cruz. Fueron los miembros de esta última entidad, justamente los que hicieron el grueso del trabajo. Previa reunión de las partes, los expertos se pusieron manos a la obra. En pocos días confeccionaron un plan para la prevención en instalaciones y actividades deportivas por COVID-19. Dicho protocolo fue realizado pensando en una primera etapa de entrenamientos individuales, con el acondicionamiento físico y técnico de los jugadores como principal objetivo.  

En esencia, las normas de higiene y seguridad son las mismas que para muchos de las disciplinas que ya dejaron atrás la cuarentena. La distancia social y la desinfección constante, de las personas y del lugar, son la parte sobresaliente del protocolo. Éste, además, sigue también las recomendaciones de la OMS y de las autoridades nacionales, por ejemplo, con respecto a las personas habilitadas para participar de los entrenamientos como así también de las normas de traslado hasta los lugares de práctica.

Los dirigentes de San Miguel tuvieron, hace un par de semanas, una reunión con el intendente Pablo Grasso. Encuentro en el que también estuvieron presentes los directores del área de deportes de la Municipalidad de Río Gallegos. Éstos, Christian Smart y Sergio Vilches. Si bien la charla fue en buenos términos y positiva, la misma tuvo un temario parecido pero diferente. Eran tiempos esos de una cuarentena más estricta, por lo que pensar en la vuelta era entonces una situación más utópica.

Ahora, con otro escenario, los dirigentes de San Miguel intentarán tener otro contacto con las autoridades locales. También buscarán reunirse con el secretario de Estado de Deportes de Santa Cruz, Martín López. En ambos casos, el objetivo será el mismo, presentarles el respectivo protocolo y pedirles la autorización correspondiente para volver a sus actividades presenciales.

Vale la pena recordar que, desde que arrancó la cuarentena, el club nunca cortó con los entrenamientos. Siguió y lo hizo de manera virtual. Algo que todavía mantiene, con un programa semanal que incluye prácticas para todas las categorías, desde Pulguitas hasta Maxi de ambas ramas.

A nivel clubes, de básquet específicamente, San Miguel será el primero en avanzar en este tema de la vuelta a la cancha. Hispano Americano ya tuvo algunas reuniones con respecto a esto aunque el Celeste centró más el pedido en sus sedes, social, natatorio y cancha de fútbol, que en las disciplinas propiamente dichas. Más allá de esto, lo más importante para todos es que la salida del aislamiento parece estar más cerca.