Caleta Olivia

Roban el albergue

Celeste Ludueña e Iris Casas, del área de Desarrollo Social de la Municipalidad de Caleta Olivia, aclararon el hecho del miércoles. Dos personas se estaban quedando en el Estadio Municipal, pero nadie tenía idea de ello. Fueron descubiertos por el titular de Deportes y dijeron que no podían irse porque eran positivos en COVID. Dentro del albergue constataron el faltante de varios elementos de valor.

Celeste Ludueña e Iris Casas del área de Desarrollo Social.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un hecho desagradable tuvo lugar en las instalaciones del Estadio Municipal de Caleta Olivia y ElCaletense.com se acercó a hablar con la gente de Desarrollo Social, para poner en contexto la situación ya que las representantes del área del Municipio querían aclarar algunas cosas que no corresponden. Dos hombres estaban dentro del estadio sin ningún permiso y fueron descubiertos ayer (por el miércoles). También, encontraron que faltaban muchas cosas.

Antes que nada, es necesario explicar que las instalaciones del estadio municipal habían sido acondicionadas en marzo del 2020, para dar albergue a las personas en situación de calle, que comenzaron a padecer grandes consecuencias con el inicio de la pandemia del Coronavirus. Muchas personas fueron asistidas con las necesidades básicas que requiere todo ser humano, pero algunos no agradecieron del modo esperado.

No se sabe quién -o quiénes- fueron capaces de robar camas, colchones, sábanas y frazadas del albergue -hasta se llevaron dos chulengos- dificultando que se dé ayuda a otras personas que llegan a la localidad en busca de un futuro mejor y terminan en la calle; o a cualquier otra que (por distintas razones) terminan sin nada. La denuncia por el robo ya fue realizada en la Comisaría Segunda de esta ciudad.

Celeste Ludueña, subsecretaria de Desarrollo Social, e Iris Casas, subsecretaria de Coordinación de Políticas Sociales y Desarrollo Humano, recibieron a ElCaletense.com para aclarar los pormenores de todo esto. En primer lugar, habló Ludueña, quien explicó que con la situación del COVID comenzaron a recibir “cada vez más personas en situación de calle” y debieron tomar cartas en el asunto. Por ese motivo, conseguimos las instalaciones del estadio para empezar albergar a estas personas, en un conjunto de un montón de acciones que se fueron facilitando para poder mejorar la situación de estas personas y, en algunos casos, poder regresarlos a su lugar de origen”.

Y prosiguió: “En ese lugar había una cantidad muy elevada de personas y cuando pudimos empezar a enviar gente al lugar de donde provenían, nos quedaron alrededor de dos o tres personas. A fines de noviembre logramos de que todas estas personas dejen el lugar, pero más que todo porque las instalaciones no estaban siendo cuidadas como correspondía”.

Además de facilitarles ese lugar para que pasen los días y las noches, “nosotros siempre estuvimos presentes con lo que tiene que ver con la parte de alimentos y vestimenta, les gestionamos el IFE, entre un montón de otras acciones que hicimos desde Desarrollo para apoyar la situación de cada una de estas personas”.

Sin embargo, aunque ellos tenían conocimiento de que ya no quedaba nadie en el albergue del Estadio Municipal, ayer recibieron un llamado del subsecretario de Deportes, Gastón Rodríguez, que les avisaba que en el lugar había dos personas albergadas y que aludían que la Secretaría de Desarrollo Social les había entregado las llaves para que ingresaran.

“Lógicamente lo que ellos estaban diciendo no era cierto, fui hasta el lugar y cuando llego me encuentro con una situación media confusa en la que ellos estaban saliendo, se llevaban algo en unas sábanas envueltas, y le habían dicho a Rodríguez que no se podían ir porque estaban infectados con el virus. Por ser tan sospechosa la situación le dimos aviso a la Policía y cuando llegaron los efectivos nos encontramos con que la puerta de ingreso al establecimiento estaba cerrada de afuera”, explicó Ludueña. Y agregó: “En ese momento vuelven a aparecer estos individuos y son demorados por la Policía. Se hizo presente mi compañera Iris Casas para ver cómo se encontraban las instalaciones, realmente es una situación muy triste porque uno trata de gestionar todo tipo de asistencia”. Así constataron un elevado número de faltantes a recursos que tenía la instalación que ya no están.

Por otro lado, Iris Casas, subsecretaria de Coordinación de Políticas Sociales y Desarrollo Humano, pasó a detallar lo que se robaron. "Constatamos que faltaba la cocina, prácticamente todos los colchones (quedaron 9 de 34 que habían), a las cuchetas le faltaban las maderas y se robaron dos chulengos que eran parte del estadio”. “Lamentablemente, como dice Celeste, nosotros desde nuestro lugar tratamos de ayudarlos de todas las formas, no solamente con un módulo alimentario, sino con el IFE, con vestimenta, con todo lo que ellos necesitaron y es muy triste que nos paguen de esta manera", agregó, en sintonía con la indignación de Ludueña.


COMENTARIOS