A los tiros

Río Gallegos| Secuestraron más de 20 armas

Se trata de un hombre de 51 años, quien en la madrugada de ayer escapó de un control de tránsito y se refugió en su casa. Al ver a los inspectores de Tránsito, secuestrando su rodado, los repelió mediante disparos, los que dañaron dos móviles policiales. El sujeto se entregó al negociador de las Fuerzas Especiales. Una vez cumplidas las seis horas de aprehensión continúa detenido comunicado.

El sujeto se entregó al negociador de las Fuerzas Especiales.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Todo comenzó en horas de la madrugada de ayer, cuando un hombre en un rodado Jeep Grand Cherokee fue sorprendido por un control de tránsito municipal.

El hombre en lugar de frenar, emprendió la huida y tras recorrer varias arterias, llegó a su casa en calle Rodiño de Clark al 500, donde estacionó el rodado e ingresó a la casa.

El personal de Tránsito al encontrar el rodado estacionado en la vereda de la casa comenzó a fajarlo para secuestrarlo, pero escucharon un disparo que provenía de la casa.

Cerca de las 06:30, el personal policial solicita apoyo urgente en calle Rodiño de Clark al 500, donde un sujeto se habría atrincherado en una vivienda, con un arma de fuego y efectuó unos disparos hacia los efectivos.

En el lugar se presentan varios móviles policiales en apoyo, a los fines de sectorizar la zona, mientras los disparos siguieron desde la vivienda, más precisamente desde un primer piso, donde efectivos policiales respondieron a los mismos.

Ya había pasado media hora desde que el hombre se encontraba atrincherado en su casa, y al no desistir de su accionar, se solicitó la presencia del personal de la División Fuerzas Especiales, quienes intervinieron mediante la resolución verbal y la negociación táctica, interiorizándose del hecho y comenzaron a dialogar con el sujeto.

Luego de varios intentos, el mismo, pasadas las 09:30, se entregó al negociador de las Fuerzas Especiales, por lo que el personal de la Comisaría Primera procedió a la aprehensión del sujeto y a su traslado a la dependencia.

Una vez allí fue identificado y se conoció que sería Roberto Puebla de 51 años, quien ingresó aprehendido a disposición de la Justicia.

 

Pericias

En el lugar se solicitó la presencia del personal de la División Criminalística, para que realicen las pericias del caso.

Los peritos iniciaron las actuaciones en un patrullero de la Comisaría Primera y otro en la camioneta del Cuerpo de Infantería que se hicieron presentes en el lugar.

Según pudo conocer TiempoSur, los peritos secuestraron en la camioneta Sprinter un plomo desnudo que se encontraba en el radiador, mientras que del rodado Chevrolet Corsa perteneciente a la Comisaría Primera la bala quedó alojada en el zócalo del mismo.  

Siendo las 10:30, los efectivos de la División Criminalística iniciaron las pericias en la parte externa de calle Rodiño de Clark 595, donde se incautaron 9 vainas servidas en el sector externo vereda y calzada, una de ellas del calibre 380 y ocho 9 mm. Asimismo se halló un fragmento de plomo desnudo y 11 impactos sobre la calzada.

En el interior, sector del patio de la vivienda, se visualizaron 12 impactos de los cuales nueve fueron en la planta baja y tres en la planta alta, más precisamente en el balcón donde se hallaba el tirador, conforme los testimonios.

De igual manera se hallaron cuatro vainas 380 y 7 vainas 11.25, en un cantero con árboles de la parte interior, sector frente de la vivienda, más precisamente debajo del balcón donde se hallaba el tirador.

También se secuestraron tres fragmentos de plomo desnudo, cinco proyectiles completos levemente deformados, cuatro fragmentos de encamisados y un total de 11 orificios en la parte externa frente de la vivienda, de los cuales 10 se hallaron sobre un alero del techo de chapa que se encontraba por debajo del balcón mencionado.

Esta pericia tardó varias horas, ya que se debe pasar por escrito la información obtenida y posteriormente colocar los indicios en bolsas para mantener la cadena de custodia.

 

Tenía un arsenal

Cabe señalar que el hombre sería un coleccionista de armas, por lo que los policías al revisaron la casa encontraron muchas armas, como ser pistolas, revólveres, ballestas y escopetas, de las cuales debía buscar la correspondiente documentación y ver que los números de serie coincidieran.

Se incautaron más de 20 armas de fuego, de las cuales unas 13 armas entre largas y cortas, se destacan una pistola calibre 11.25, una pistola calibre .380, un revólver calibre .32 largo, una pistola calibre .40, todas estas armas presentaban manchas rojizas, con signos de haber sido manipuladas.

Las restantes armas resultan largas, entre las que se halla una de colección. Y también las municiones de todas las armas se encontraban en cercanías de las mismas, preparadas para su uso, cada una de ellas guardadas en diferentes habitáculos de la vivienda.

Se incautaron más de 400 municiones varias de distintos calibres.

Cabe resaltar que el sospechoso presenta una lesión en una de sus manos, al parecer producto de la manipulación de las armas. Pasada las 21:00 de ayer, finalizó la pericia y allanamiento a cargo de la Comisaría Primera.

Por otra parte, se conoció que el hombre una vez cumplidos los plazos legales, por disposición de la Justicia, continúa detenido en carácter de comunicado, quien será indagado en la tarde de hoy.

 

El perfil del “atrincherado”

Se trata de un trabajador del Poder Judicial, quien se encuentra divorciado y es sobrino de la ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia y amante de coleccionar armas.

Roberto Puebla de 51 años de edad es quien se fugó y realizó varios disparos de arma de fuego ayer por la mañana contra los policías e infantes que intentaban detenerlo en su domicilio. En sus antecedentes previos, ya le habrían sido conocidos algunos hechos que lo involucran con las armas.

Sería el sobrino de la ex presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Clara Salazar y la vivienda donde se encontraba era la antigua casa de su tía.

TAGS

COMENTARIOS