Coronavirus

Río Gallegos: Peluqueros reclaman reabrir y no entienden por qué fueron exceptuados

No fueron incluidos en el nuevo Decreto que extiende el aislamiento hasta el 20 de septiembre, aunque advirtieron que se permitió la apertura de  comercios no esenciales y no fueron incluidos, pese a contar con protocolo exigente y aprobado por el Ministerio de Salud.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Con la Resolución 0800, las peluquerías de la provincia fueron habilitadas para poder reabrir el 8 de mayo por el Ministerio de Salud, previa aprobación de un protocolo dentro de la fase ASPO.

Por eso el sector entiende que actualmente deberían poder funcionar ya que cuenta con las medidas sanitarias aprobadas por la cartera de salud.

Hace una semana se permitió la apertura de los comercios no esenciales y no fueron incluidos, y marcaron esta contradicción a la ministra de la Producción, Silvina Córdoba, en una reunión que realizaron el pasado viernes.

El pedido: ser incluido en el Decreto que ayer emanó el Gobierno y extiende la disposición de aislamiento social, preventivo y obligatorio para Río Gallegos hasta el 20 de septiembre.

“Le explicamos la situación que pasamos y fuimos muy bien recibidos aunque nosotros no entendemos esta situación de reapertura de comercios y que hayamos quedado excluidos porque el protocolo que elaboramos fue consensuado con gente del gabinete y fue aprobado por el Ministerio de Salud”, sostuvo a TiempoSur Javier Mayorga, propietario de un salón de belleza ubicado en San Martín al 900.

Su local, instalado hace tres años, cuenta con cuatro empleados y cuando pudieron  reabrir en mayo, debieron reducir a dos empleados pero con turnos rotativos en la atención al público, es decir, para que todos pudieran trabajar y “contener la fuente laboral”.

Un dato importante que remarcó el peluquero, fue que el protocolo fue confeccionado “para la disposición ASPO”. “Esto no es un detalle menor y por eso nos causa incertidumbre porque otros comercios pudieron abrir y nosotros con protocolos tan específicos y aprobado por Salud, nos dejaron excluidos”, insistió y dijo que “la situación está complicada para todos por igual y nosotros cumplimos a rajatabla el protocolo”.

Otro punto es que ningún caso positivo provino de las peluquería (ni incluso de los comercios). “Esto fue admitido por el propio Ministro de Salud”, recordó.

En cuanto a la respuesta de la Ministro, mencionó que “quedó en interceder” y “estamos esperanzados”.

Meses atrás el sector también se reunió con el intendente, Pablo Grasso. “Es de público conociendo que el Concejo Deliberante e Intendente elaboraron un proyecto para la reapertura”.

Hoy se reunirá el Comité  Operativo de Emergencia. Mayorga no descarta pedir al COE la reapertura “ante la negativa que exista en este nuevo anuncio de fase”.

Tenemos un protocolo sin fisuras”, abundó.

 

Protocolo

El extenso y estricto protocolo aprobado en mayo  incluye medidas informativas,  medidas de protección al personal, protocolos de trabajo, finalización del servicio y hasta el modo en el cual los trabajadores deben trasladarse al salón.

En cuanto a las medidas de protección al personal, señala por ejemplo la realización de un control de temperatura a la entrada al trabajo con termómetro de infrarrojos a distancia o termómetro convencional de mercurio; asegurar las distancias de seguridad entre personas de 2 m; valorar la situación de empleados especialmente sensibles y con riesgo (edad, patologías actuales etc) y evitar su incorporación (o retrasarla) en lo posible; entrega de cubreboca y guantes (látex, nitrilo o vinilo) para su uso individual.

Respecto al protocolo de los elementos de protección, se recomendó usar guantes de forma sistemática, especialmente entre cliente y cliente o cuando se tocan objetos, siempre teniendo en cuenta que el lavado de manos es la principal medida de protección en el contexto del salón. Recomendable usar uno por servicio y cambiar siempre que se humedezca, manche o deteriore. Prestar especial atención donde ya está previsto su uso como tintes o mechas o en el lavado de cabezas; lavar con frecuencia las manos con agua y jabón o soluciones higienizantes, antes, durante y después del servicio; evita usar joyas en la zona de las manos como pulseras, relojes, anillos y llevar el cabello recogido.

En tanto, el material de protección desechable individual se ubicará en contenedores, preferentemente con tapa y pedal en la zona de vestuario dentro de una bolsa cada servicio, y hasta utilizar un calzado distinto en el salón que al de calle.


COMENTARIOS