Música

Río Gallegos| Paradoja: Los menos escuchados

Desde el inicio de la pandemia nos hemos referido al golpe que en nuestra provincia ha tenido el informal rubro de la música. Con varias líneas de asistencia a nivel nacional (acceden muy pocos), y poco por parte de provincia y municipio. Buscan apoyo en los concejales para poder salir de la situación de olvido. Dueños de salas de ensayo, sonidistas, productores y músicos quieren ser tenidos en cuenta. 

Banda de Río Gallegos sobre el escenario.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La realidad del rubro musical en la ciudad es dispar. Si bien la gran mayoría de los artistas no viven íntegramente de la actividad (no hay un mercado) si tenemos algunos artistas que, profesionalmente a base de algunos shows y en gran parte gracias a clases particulares, logran sobrevivir, aunque sin demasiada previsión. La actividad no solo se centra en aquellos que ocupan los escenarios, sino que también incluye a sonidistas, iluminadores, salas de ensayos, productores y salas grabadoras, todos impactados fuertemente por la pandemia que desde el mes de marzo no les permite desarrollar su actividad con normalidad, por lo que hoy piden volver. Ya a mediados de año un grupo de músicos había logrado la apertura gracias a gestiones con el municipio y provincia, hoy nuevamente salen en busca de respuestas.

En este sentido, en las últimas semanas, han mantenido reuniones constantes con la concejal Daniela Damico, quien en la próxima sesión del Concejo Deliberante presentará un proyecto de resolución requiriendo “a la Dirección de Gestión Cultural, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, confeccione un protocolo que permita el regreso de la actividad musical y genere actividades en pos de brindar ayuda a los artistas locales de nuestra comunidad”.

Entre los fundamentos, y tal como hemos expuesto en nuestro medio en más de una ocasión, expone que “la pandemia del COVID-19 perjudicó gravemente muchos sectores de la sociedad, siendo la música una de las más damnificadas por la imposibilidad de realizar shows en vivo y los riesgos que provoca juntar a grupos de personas para desarrollar dicha tarea”, y además expone que “muchas bandas musicales se han visto forzadas a suspender todas las actividades en vivo, grabaciones, manifestando su preocupación ya que luego de nueve meses de cuarentena no se ha efectuado un protocolo que les permita la vuelta a su actividad”.

Sebastián Lezcano, músico de Valentins y uno de los gestores del pedido, contó a TiempoSur que “la situación económica es apremiante, tenemos compañeros que no la están pasando muy bien”, por lo que planteo la necesidad de “la creación de un registro de artistas y bandas locales así buscan una herramienta de promoción y difusión para contrataciones, que puedan ayudar con el subsidio para la compra de instrumentos, lo que ayudaría también a los locales de instrumentos de la ciudad, sería ideal poder volver a los escenarios, para nosotros, y que los chicos de salas de ensayos y salas grabadoras también puedan trabajar, pero también necesitamos asistencia que permita palear esta dura realidad”.

“Si bien sabemos que nos encontramos atravesando la etapa de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, desde la Comuna se ha ejecutado la apertura de distintos rubros que reúnen un número importante de asistentes a lugares cerrados”, mencionaron al explicar que no verían oposición a poder avanzar en este rubro también. 

Justamente, lo que plantea el proyecto de resolución que será presentado para ser tratado en la sesión del próximo día jueves, es que “la Dirección de Gestión Cultural confeccione un protocolo que permita el regreso de la actividad musical y que se generen herramientas en pos de brindarles ayuda a los artistas de nuestra comunidad”.

Sebastián cerró: “Queremos contar que estamos tratando ser escuchados y que cuando volvamos, lo podamos hacer con más garantías y beneficios”.

TAGS

COMENTARIOS