Medio ambiente

Río Gallegos| Limpien

La costanera de Río Gallegos es la zona predilecta para todos: Andar en bici, pasear en auto, andar caminando o paseando el perro, es el sitio escogido por su belleza natural. Pero la desaprensión de los privados por mantener la zona saneada hace que la vuelta se torne opacada.

Que el privado limpie su predio es involucrarse por tener una ciudad mejor. (Fotos Leandro Franco)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuadrillas de agentes municipales se pueden ver a diario a lo largo y ancho de la Avenida Almirante Brown y sus alrededores para sanear. Bolsas de desechos se levantan jornada tras jornada por la mala costumbre de muchos riogalleguenses de arrojar sus desperdicios en la vía pública.

Además, otro factor que no colabora del todo en mantener limpia la Costanera local es el viento, el que con sus ráfagas provoca ese ir y venir de la mugre que producimos y no tiramos en donde corresponde.

Atentos a esta problemática hace un puñado de años también se comenzó a observar un grupo de personas, que sin sueldo de por medio salió a limpiar. Son esos vecinos que de forma desinteresada se autoconvocan, se ponen un par de guantes y bolsean toda la ría. Su única motivación es tener y ver un Río Gallegos mejor y sin basura acumulada.

Esta acción empezó a contagiar a vecinos que de forma autónoma y por un propio impulso también se pusieron a recoger residuos vertidos en la calle.

Sin embargo, lo que poco se observa es qué hace el privado para ayudar y poner un poquito de sí para colaborar en la mejora del medio ambiente de nuestra ciudad.

En una recorrida que realizó TiempoSur por la zona no fue grato toparse con un escenario que no debería verse: Basura acumulada.

Al tacho

En el perímetro que rodea Surgas lo que se puede apreciar no es solo un cerco levantado con malla de alambre, sino desechos.

Entre los yuyos crecidos hay un sinfín de cartones, latas, papeles, bolsas plásticas, paneles, lonas, entre otros desperdicios, que afectan a nuestro ambiente costero.

El cuestionamiento que cabe dentro de este penoso panorama no es quién fue el generador de ese minibasural, sino el compromiso ciudadano de sanearlo.   

Comprometidos         

Vecinos de la calle Primero de Mayo fueron parte de un operativo de limpieza conjunto con el Municipio en la inmediaciones de la Laguna María La Gorda, en equipo con vecinos y vecinas vamos a transformar nuestra ciudad.


COMENTARIOS