Prioridades

Río Gallegos, entre las prioridades y lejos de Miami

Una semana después de las declaraciones del Intendente, y al mismo lapso de tiempo de las elecciones municipales, los candidatos ya dejaron claras sus prioridades en caso de ganar. Y el diagnóstico con necesidades de los vecinos está más que claro.

Las cloacas es uno de los pedidos más importantes de muchos vecinos en materia de servicios.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Falta cada vez menos. Las elecciones del 27 de octubre están a la vuelta de la esquina y los vecinos tratan de definir a quién acompañarán en medio de una marea de candidatos que tratan de que queden bien claras sus propuestas para alcanzar el Municipio o el Concejo Deliberante.
Esto sucede exactamente una semana después de que el intendente Giubetich les indicara a los candidatos de turno que están equivocados si piensan hacer “de Miami Río Gallegos”, asegurando que no hay dinero para eso.
Por lo pronto, a lo largo de todas estas semanas la Mesa Chica de TiempoSur te fue contando la agenda política que definió las prioridades de quienes ganen, que tendrán la presión al menos mediática y de los vecinos para cumplir todo lo que están prometiendo en campaña.

Lejos de Miami
No hace falta aclararlo. Hoy los vecinos ven con buenos ojos que al menos se resuelvan con relativa urgencia los problemas diarios y prioritarios para luego pasar a los que son urgentes, pero de mayor complejidad y después recién tratar de alcanzar otros muchos más ambiciosos, que son posibles según quienes los proponen.
Por lo pronto, la Carta Orgánica es uno de los grandes objetivos políticos de quienes aspiran a la intendencia y la realidad es que sigue siendo una de las grandes deudas del Municipio de Río Gallegos.
Desde el año 2007 con la aprobación de la Ordenanza N°6416, sigue subiendo una de las deudas pendientes. Se trata de la conformación de la “constitución” municipal, algo que se ha visto relegado gestión por gestión durante más de doce años.
Como en cada campaña electoral, varios fueron los candidatos que se subieron a la temática y la reinstalaron en la agenda política dentro de las proyecciones que tienen, en caso de llegar a ser jefes comunales. El instrumento jurídico permitiría mayor autonomía a la capital santacruceña.
Sin ir más lejos, dentro de una semana  en Río Gallegos habrá otra importante disputa con Ley de Lemas.

Fijando prioridades
Tal como lo remarcó más de una vez Mesa Chica, quien resulte ganador el próximo 27 de octubre en Río Gallegos se enfrentará primero a la incertidumbre económica con la que se encontrará en un municipio que este año tuvo más ingresos, pero que no logrará salir sano y salvo de los problemas económicos que bajan desde el ámbito nacional.
Con Giubetich fuera de escena, quien conduzca los destinos de Río Gallegos a partir del 10 de diciembre tendrá sobre su escritorio una lista de problemas no solucionados que deberían ser prioridad.
En una responsabilidad compartida con la Provincia, está claro que los servicios básicos para los vecinos más postergados de la ciudad es claramente uno de los grandes problemas a solucionar.
Es cierto, en este caso, no es sólo una cuestión de decisión política, sino también de importantes recursos económicos, pero alguna vez alguien tendrá que activar para empezar a solucionar los problemas de vecinos que deben gastar todos los meses miles de pesos en desagote de pozos porque no tienen cloacas o tener que estar pidiendo auxilio porque el auto se les queda “empantanado” en el medio del barrio en cada invierno o jornada de lluvia.
En este punto, parece indispensable el diálogo urgente entre provincia y municipios para que cada habitante de Santa Cruz acceda a servicios básicos como cloacas, luz, gas y agua, algo que por ahora no ocurre a pesar de estar casi pisando el año 2020, cuando hace un par de décadas atrás algunos pensaban que tendríamos “autos voladores”.

La diaria
Entre esas prioridades, Mesa Chica vuelve a remarcar lo que piden los vecinos: Las calles.
Y en esto no habrá mucha discusión respecto de un plan de bacheo serio y sustentable que pueda afrontar el municipio de turno para solucionar lo que definitivamente quedará como materia pendiente de los que pasaron y los que se van.
Las calles de Río Gallegos están destruidas en un 90 por ciento y aquí también es prioridad generar los recursos necesarios como para terminar con los parches que arruinan autos y complican el tránsito todos los días.
La sociedad ya está harta y cansada de excusas, esperando que este tema no sea sólo una promesa de campaña para quienes gocen del acompañamiento de los votantes, que esperarán que el Municipio tenga unos próximos cuatro años en los que lleguen las soluciones para problemas que, por ahora, son de nunca acabar.

La basura y la limpieza
En este caso, un paso adelante y dos para atrás con respecto a la recolección y residuos y la limpieza de la ciudad.
En los últimos meses se había notado una mejora, pero diferentes reclamos y falta de camiones metió una marcha atrás con otro de los importantes reclamos de los vecinos, que quieren ver soluciones para uno de los temas más básicos que tiene cualquier municipio.
En este caso, el actual intendente prometió sumar más unidades de recolección antes de marcharse, pero así y todo faltará más maquinaria y más personal para una ciudad que creció mucho más de lo que pudo atender el Municipio en este aspecto.

Los perros
Vaya si no es un problema que se reparte entre el Municipio y la tenencia que en muchos casos es “irresponsable” por parte de algunos vecinos que poco colaboran para solucionar definitivamente este tema.
Respecto de esto, hay que darle la derecha a la gestión actual, que lleva adelante un plan de castraciones que mostró una mejora, pero que no alcanzará a darle solución definitiva al tema.
Y fue el mismo doctor Basualto quien indicó que este plan debe tener sustentabilidad en el tiempo para acercarse a una posible solución para la sobrepoblación de perros en la ciudad.
A fin de cuentas, el arranque en esta gestión fue bueno y el que venga tendrá que asegurar que tendrá continuidad.

El día a día
La idea de “no ser un intendente que sólo se dedique a pagar sueldos” es otra de las premisas que deberá demostrar el intendente que venga, acompañado de un buen equipo de trabajo que trabaje fuerte en sectores que tuvieron una mejora en esta gestión como deportes y cultura, donde también es necesaria la continuidad, casi tan importante como el espacio para los emprendedores en tiempos de crisis, donde cada vez son más los que se la tienen que rebuscar con sus propios proyectos.