La policía continúa investigando

Río Gallegos| Las pericias serán claves

Durante el transcurso del día de ayer, se llevó a cabo la autopsia al nene de 12 años que perdió la vida tras recibir un impacto de bala. Asimismo, este medio pudo saber que las pericias que llevarán a cabo los oficiales de policía serán importantes para poder esclarecer cómo ocurrieron los hechos en la vivienda del barrio San Benito.  

La vivienda donde ocurrió el hecho.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, durante el transcurso de la mañana se dieron a conocer nuevas novedades con respecto al caso del nene de doce años que perdió la vida tras recibir un impacto de bala en la zona de la cabeza en el barrio San Benito.

Según información que pudo recabar TiempoSur, en el día de ayer se llevó a cabo la autopsia al menor de edad.

Asimismo, se pudo saber que el padre, quien recibió un disparo es la pierna, tuvo una escoriación producto del proyectil, pero se encuentra fuera de peligro.

No obstante, este medio pudo confirmar que se llevarán a cabo varias pericias para lograr determinar cómo fueron los hechos.

Una de ellas será determinar los discos que permitan saber la pólvora en la mano de cada uno de los que estaba en el lugar, como la madre, el padre y el nene.

Dicha evidencia va a laboratorio y a través de un microscopio, se podrá determinar la pólvora en la mano y quiénes utilizaron el arma de fuego.

Seguidamente a esto las pericias se desarrollarán también en las prendas de vestir, en la quemazón que produce la fragación del disparo.

Esto ayudará a los efectivos de policía a poder establecer la distancia del disparo de cada uno de ellos conforme a los testimonios.

Por otra parte, las pericias de las manchas de sangre y salpicaduras tanto en la ropa como en las paredes, también van a determinar la distancia y la posición de cada uno en el momento del suceso.

Es un proceso que llevará un tiempo porque todas las evidencias tienen que unirse y se tiene que representar la escena del hecho para establecer la trayectoria de los disparos conforme a los rebotes que pudieron haber tenido los proyectiles.

Es importante aclarar que las pericias deben coincidir con los testimonios de los testigos porque pueden dar una versión, que luego, no coincide con la pericia policial.

Es por ello que los oficiales de policía a cargo de la investigación tendrán que llevar a cabo un trabajo muy fino y minucioso para determinar cómo fueron realmente los hechos acontecidos.

 

El hecho

Cabe recordar que pasadas las 21:00 del viernes, se solicitó la presencia del personal policial de la División Comisaría Séptima en las inmediaciones de las calles 5 y 7 del barrio San Benito, por un hecho de arma de fuego, con personas gravemente heridas.

Una vez en el lugar, los uniformados observaron en el interior de la vivienda a un niño de 12 años, con una herida de bala en la cabeza y a su padre con un impacto en la pierna, producido por un arma de fuego calibre 9 mm.

Inmediatamente se dio aviso a un móvil sanitario quienes se encargaron de trasladar al menor de forma urgente hasta el Hospital Regional de Río Gallegos.

Sin embargo, en las primeras horas del sábado el niño no resistió y falleció en cirugía.

Mientras tanto en el lugar del percance se realizaron las diligencias de rigor en conjunto con el personal de la División Criminalística donde se incautaron elementos de interés para la causa.