Denuncia

Río Gallegos: “Él tenía la intención de violar a mi hija”

Así le manifestó a TiempoSur Samanta, madre de la nena de 14 años que fue acosada por un sujeto de 27 y quien fue escrachado en las redes sociales luego de enviar mensajes sexuales a la hija. La mujer explicó que lo hicieron para que la sociedad lo reconozca y tengan cuidado con sus hijos. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Samanta dialogó con TiempoSur para contar lo que se encuentran viviendo, desde el momento en que supieron que su hija es acosada por un hombre de 27 años. La madre contó que todo comenzó el pasado domingo, donde ellos viven, en un departamento ubicado en el último piso de un edificio, debido a que el padre de la nena de 14 años, quien es repartidor, llegó a la casa y le pidió a la hija que le cuidara la bicicleta. Esto sucedió como a las 18:00 de ese día. La preadolescente bajó y el padre subió. En esos momentos se le habría acercado a la chica un sujeto, con quien habría mantenido una pequeña conversación. Según les dijo la hija, el sujeto le habría sacado por unos minutos el celular y habría logrado memorizar el número de la menor, mientras ella le decía que se lo entregara, hasta que lo hizo y desde ese momento comenzó a enviarle mensajes.

Posteriormente el padre bajó para realizar la entrega y observó al sujeto.

Cerca de las 20:00 el padre regresa y solicita a la hija que baje para cuidarle la bicicleta. La chica bajó, pero esta vez se había dejado el celular en la casa. En esos momentos, el hombre al subir le cuenta que cuando bajó había un hombre.

A Samanta le sorprendió todos los mensajes y llamadas que llegaban al celular, por lo que lo tomó y comenzó a leer todo, fue el momento en que se dieron cuenta de la conversación y que el sujeto la llamaba por WhatsApp, “miro la foto y le pregunto a mi marido si era ese el tipo, y me dice que no lo recuerda”, comenta y le dice: “Mirá lo que le escribe, le dice que sos muy linda, me gusta tu barbijo y cosas así y mi hija le respondía con evasivas, que no le escribiera”.

Por otra parte, la mujer explicó que su hija no le contó lo sucedido porque no le dio importancia, “a mi marido y a mí no nos gustó nada, porque se nota que es un tipo grande” y agregó: “Mi marido lo llamó y le dijo que no tenía por qué meterse con mi nena, que él era mayor y el hombre respondió que ella le dijo que tenía 15”, a la vez que Samanta explicó que su hija está pronta a cumplir los 15 años y siguió contando: “Sigue siendo menor de edad, cuál es la diferencia”.

“Yo bajé corriendo las escaleras y lo confronté, le dije que no se metiera más con mi hija, que él era mayor de edad, que no tenía que escribirle a mi hija y el tipo me dijo ´bueno, no es para tanto´, le dije que la corte y no le escriba más”, manifestó y añadió: “Desde ese día mi hija no tiene más el celular, lo tenemos nosotros y al otro día me di cuenta que había llamadas y envió SMS”. En esos momentos, Samanta le mostró el mensaje al marido, en el cual le decía que le habían mandado WhatsApp. Allí fue cuando deciden hacerse pasar por la chica y comienzan a entablar las conversaciones que expusieron en las redes sociales.

“En un primer momento la conversación era tranqui, le decíamos que la corte porque estaba castigada”, contó y explicó que su hija nunca estuvo castigada, porque ella no hizo nada. “Todo fue tranqui, hasta que de repente él dice ´te puedo hacer una pregunta´ y ahí pregunta si es virgen, si quiere perder la virginidad con él, que se lo va a hacer de una manera que no lo va a olvidar”, especificó.

Con estos nuevos mensajes, Samanta se dirigió a la Comisaría Primera donde realizó una ampliación de la denuncia.

          

Pidieron sacarlo del edificio

Posteriormente Samanta llamó al 101, para pedirle que sacaran al hombre, “vinieron, pero el tipo no los atendió y nos dijeron que vendrían al día siguiente temprano para sacarlo”, aseguró y siguió diciendo: “A la mañana siguiente me fui a la Comisaría y hable con la oficial que me atendió y me dijo que se le secuestró el celular y se van a fijar las conversaciones con mi nena y otras posibles víctimas”. “Después me enteré que al departamento lo usa para estar con mujeres”, por lo que fue consultada por si el hombre no reside allí y manifestó: “No, la que realmente alquila el departamento es la hermana, supuestamente él le robó la llave a la hermana y él vino acá a estar viviendo”.

Samanta le dijo a TiempoSur se había enterado que al sujeto no lo conocía, no lo había visto y eso le pareció raro. 

Luego que volvió de la Comisaría, le habló la hermana, para decirme que él le había agarrado la llave, “me dijo que ella no tenía nada que ver, ´estoy re enojada con él, yo te aseguro que no viene más por acá´, y yo le dije que no me puede asegurar nada, por él puede volver porque tiene la llave, pudo hacerle una copia”, manifestó y contó: “Recién mi marido me mandó que el tipo le escribió por Facebook porque no hizo nada”.    

Él tenía la intención de violar a mi hija, ella tiene 14 años, mi hija nunca sale de casa, estaba en la vereda porque estaba cuidando la bicicleta”, especificó y añadió: “Ella no puede estar ni un ratito afuera que ya viene un tipo y se quiere sobrepasar con ella”.

“La gente lo tiene que saber, la intención de hacerlo público es que la gente lo reconozca y tenga cuidado, porque nosotros no somos los únicos que tenemos una hija adolescente, hay muchas chicas”, dijo y siguió: “Éste es un llamado de atención para otros padres, adolescentes para que tengan cuidado y sepan que estas personas que están enfermas de la cabeza existen”.

“Nosotros queremos concientizar y que a otra gente no le pase lo mismo, nosotros lo agarramos a tiempo”, especificó y agregó: “Es para que todos estén atentos, porque los chicos tienen celulares y no sabemos con quién se mensajean”.     

Por último, manifestó: “El tipo es un cínico porque, el lunes bajé las escaleras con mi hija y en ese trayecto lo cruzamos, tenía una bronca por dentro, porque nos saludó, como si nunca hubiera pasado nada” y agregó: “Espero que este tipo aprenda que eso no se hace y más teniendo en cuenta que tiene familia, eso no se hace”, concluyó.

 


COMENTARIOS